Loading...

La noche que ‘El Hummer’ y los Zetas que ejecutaron a Valentín Elizalde “ El Gallo de Oro”.

Loading...

Bien dicen que la vida no la tenemos comprada y más cuando en medio de una sistema de corrupción y violencia pretendemos erigirnos como las estrellas del universo.

La noche que 'El Hummer' y los Zetas que ejecutaron a Valentín Elizalde “ El Gallo de Oro”.

Sin importar a quien tenemos enfrente. Reynosa, en Tamaulipas, se ha caracterizado por tener uno de los ambientes más rudos de la República Mexicana; es ya rutinario escuchar que matan a uno o ejecutan a otro o que vaciaron ráfagas de cuernos de chivo o de R‐15 sobre personas común y corriente o sobre funcionarios, siempre éstos del área de seguridad.

10 años han pasado ya desde aquella madrugada del sábado 25 de noviembre de 2006. Conforme pasaban las horas, la noticia se había esparcido como la pólvora por todo México y Los Estados Unidos. ¡El cantante Valentín Elizalde había sido asesinado al salir de una presentación en un palenque! El cantante grupero Valentín Elizalde de 25 años, conocido como “El Gallo de Oro”.

Y dos de sus escoltas, fueron asesinados por la madrugada al salir de una presentación en el Palenque de la Expo‐Feria de Reynosa, Tamaulipas, en cuyos hechos otra persona resultó grave, señalaron los primeros reportes policíacos.

El intérprete y sus guardias de seguridad fueron acribillados en el interior de una camioneta cuando concluyó la presentación. De acuerdo con los primeros peritajes, Elizalde fue alcanzado por otro vehículo, de donde dispararon armas de grueso calibre, ante la presencia de algunas personas que salían del lugar.

El Hummer habría ordenado la ejecución del conocido cantante luego de que éste iniciará y finalizará su presentación musical con el tema llamado “a mis enemigos”, tema musical que presuntamente era dedicado de parte del Chapo Guzmán para sus enemigos el Cartel del Golfo y su ex brazo armado Los Zetas. 25/11/2016 Hoy Se cumplen 10 años de que “El Hummer” diera la orden de ejecutar a Valentín Elizalde por un corrido, así fueron los últimos segundos de su vida.

Tano primo de Valentin Elizalde Relato el último momento de vida de Valentín Elizalde ‘‘Tano’’ vivió los momentos aterradores Fausto ‘‘Tano’’ Elizalde relató en una entrevista ‘Cuando vi el cuerpo baleado de Valentín Elizalde aún estaba con vida. ‘‘Lo agarraba con mis brazos y yo le decía: ¡Vámonos! ¡Vámonos vale! Le decía yo, porque casi estoy seguro que él estaba vivo cuando yo lo agarré’’, narró ‘‘Tano’’.

Detalló: ‘‘En ningún momento habló, él con su ojo izquierdo yo presentía que él estaba vivo, yo sentía que estaba vivo, yo cuando lo agarré con mi brazo para quererlo sacar, fue cuando él se me fue para un lado, ahí fue cuando yo ya dije, o sea, empecé a gritar como loco, a llorar como loco’’. Indicó que ha sido difícil sobreponerse: ‘‘Es algo muy impresionante eso que vivimos, esos segundos, que nos trae a la mente a cada instante, es muy difícil, la verdad’’.

‘‘Tano’’ recibió siete disparos, varias balas aún siguen en su cuerpo. ‘‘He ido con varios doctores para que me den su opinión y la verdad todos han coincidido de que las balas están en partes de donde hay muchos nervios y pueden dañar los nervios al tratar de sacarlas’’, dijo. Mencionó dónde están ubicadas: ‘‘A mí me pegaron en la pierna el primer balazo y me abrió el pantalón, y esta mano, la mano izquierda mía, yo me la metí en la cortada, porque yo me estaba desangrando y de repente ya sentí más balazos y ya perdí la fuerza de la mano, entonces cuando la saqué de la pierna, ya la saqué sin fuerza’’.

El también conocido como “El Gallo de Oro”, fue asesinado por un comando cuando salía de una presentación en el Palenque en la Expo‐Feria en Reynosa, Tamaulipas, la madrugada del 25 de noviembre de 2006. La tumba de Valentín está ubicada en el panteón de Guasave. 25/11/2016 Hoy Se cumplen 10 años de que “El Hummer” diera la orden de ejecutar a Valentín Elizalde por un corrido, así fueron los últimos segundos de su vida | …

Descartó que el corrido ‘‘Los Enemigos’’ esté dedicado a alguien: ‘‘En realidad ese corrido no está dedicado a nadie, no está hecho para nadie, es un corrido que simplemente le gustó a él y la grabó’’. Sin embargo, ‘‘Tano’’ ya no cantará narco‐corridos: ‘‘La verdad no, decidimos en realidad no grabar ningún narco corrido, nada de eso en realidad’’.

Una de las crónicas sobre lo sucedido esa madrugada Algo debe haberse comido Valentín Elizande durante su presentación en el Palenque, donde fue el único artista, cantante o intérprete que viera acción, como parte de la Expo que se desarrolla en esta ciudad durante quince días. Y ello, porque apenas a unos minutos de haber terminado su show, subió a su suburban último modelo ‐es más modelo adelantado, por ser 2007‐, junto con su manager, Socorro Mario Mendoza Grajeda y su chofer, Raymundo Ballesteros y emprendieron la salida a toda velocidad.

Deben haberse dado cuenta que eran seguidos por otras dos camionetas, parecidas a la del intérprete sonorense, de apenas 27 años de edad, porque su carrera no era normal, más cuando estaban dentro de los terrenos de una feria muy concurrida a esa hora. Cien metros adelante le dieron alcane, los dos vehículos se le cerraron al de Elizalde, de estas unidades bajaron tres sujetos que comenzaron a rafaguear el vehículo 2007, en forma de abanico, hiriendo de muerte al joven artista, a su manager y al chofer.

Hablan de que había por lo menos 20 impactos de bala por cada lado de la camioneta. Un cuarto pasajero de la suburban alcanzó a salir corriendo, era el primo de Valentín, Fausto Castro Elizalde, viajaba a su lado en el asiento trasero, fue seguido por los sicarios por lo menos cien metros más, le soltaron una fila de tiros de arma automática, pero sólo lograron impactarlo en el brazo derecho, provocándole la fractura del hueso y desprendimiento de la piel en una parte no mayor a los quince centímetros.

¡Salvó su vida! En tanto, los tres tripulantes del auto último modelo quedaron tendidos en los asientos muriendo inmediatamente tras recibir los impactos de bala. Se deconoce hasta el momento cuantos fueron los que recibió Elizalde.

Era hora en que la Feria, la Expo Reynosa 2006, estaba repleta de gente. La salida relampagueante de los vehículos sorprendió a los asistentes, quienes unos minutos depués estarían cercanos al lugar donde permanecía el cantante muerto dentro de su auto. El Ministerio Público ‐ya no es noticia‐ llegó hora y media después de los hechos, tomó conocimiento y ordenó que la suburban fuera arrastrada, con todo y los cuerpos adentro, a las instalaciones de la Policía Ministerial, donde se practicarían las pruebas necesarias.

Hecho éste inusual, porque la escena del asesinato sería modificado y las posibles huellas de vehículos, ratros de cartuchos y demás evidencias podrían desaparecer del lugar. ¿Complicidad? ¿Conocimiento de causa?, o el funcionario ministerial pensaría como dice la canción: qué de raro tiene. 25/11/2016 Hoy Se cumplen 10 años de que “El Hummer” diera la orden de ejecutar a Valentín Elizalde por un corrido, así fueron los últimos segundos de su vida.

En tanto el mundo de la música, de la banda, se pone de luto. Se extrañará a quien se había convertido en un ícono de éste género, aquel con su voz ronca, aguardientosa en ocasiones, pero llena de sentimiento, interpretaba canciones como Se parece a tí, La Más Deseada, La Media Vuelta, Ebrio de Amor, El Hombre que te Ama.

Esa canciones entre las que, como una premonición, aquella llamada Soy Así, asentaban Soy así, así nací y así me moriré, con todos mis defectos ya lo sé… Soy así y se muy bien que nunca cambiaré, y acepto mi destino tal cual es… Soy así, así nací y así me moriré. Y como dicen por ahí, la vida no la tenemos comprada, así nació y así murió.

Solamente decir que su padre, el también intérprete Eduardo Elizalde murió hace unos años también en forma trágica.

Quien era conocido como Lalo, “El gallo Elizalde”, falleció hace unos años en un accidente automovilístico en la curva de la muerte de Villa Juárez. Investigan posible conexión de video en muerte de Elizalde Valentin Elizalde a Mis Enemigos para los Zetas con los tucanes La policía investiga una posible conexión entre el asesinato del cantante Valentín Elizalde y un video publicado en Internet, informó el jefe de la policía estatal en Reynosa, Tamaulipas. El funcionario dijo que los investigadores no han descartado la posibilidad de que Elizalde haya sido ejecutado por narcotraficantes para enviarle un mensaje a aquellos detrás de la grabación, y aseguró que están revisando todas las posibilidades.

La canción A mis enemigos, con la cual inició y culminó Valentín Elizalde su presentación en el palenque de la Feria Ganadera de Reynosa, Tamaulipas, antes de ser asesinado, fue utilizada meses antes en el video donde se muestran imágenes de ejecuciones de supuestos integrantes de “Los Zetas”.

El vídeo, subido a la página de Youtube en Internet, culmina con dos imágenes retadoras de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, uno de los líderes del cártel de Sinaloa, al momento en que “El Gallo de Oro” termina cantando: “Sigan chillando culebras/las quitaré del camino/y a los que en verdad me aprecian/ aquí tienen a un amigo/Ya les canté este corrido/a todos mis enemigos”.

Esa última estrofa inicia justo cuando en el vídeo aparece la fotografía del ex GAFE Heriberto Lazcano Lazcano, “El Lazca” o “Verdugo”, señalado por la SIEDO como actual líder de “Los Zetas”. A la imagen de “El Lazca” le sigue una parte del otro video clandestino difundido en diciembre de 2005 por el periódico texano Dallas Morning News, en donde un grupo de sicarios de “Los Zetas” es interrogado por supuestos agentes de la AFI.

La parte que aparece en el llamado “Video de El Chapo a sus enemigos” es el momento preciso cuando un supuesto agente federal pone una pistola en la cabeza de un “reclutador de zetas” y lo ejecuta. 25/11/2016 Hoy Se cumplen 10 años de que “El Hummer” diera la orden de ejecutar a Valentín Elizalde por un corrido, así fueron los últimos segundos de su vida.

En las imágenes de la grabación, con duración de 3 minutos, se muestran también 20 fotografías de los militares del Grupo Especial de Fuerzas Especiales que desertaron para unirse al Cártel del Golfo, comandado por Osiel Cárdenas Guillén.

La mayoría de las imágenes fueron tomadas de periódicos de Tamaulipas, Monterrey, Tijuana y Sinaloa.

También aparecen fotos de los desertores, la mayoría de ellos portando el uniforme del Ejército y con el corte de pelo tipo militar.

Ejecuciones en Sinaloa “El video de ‘El Chapo’ a sus enemigos” inicia con la famosa foto de la ejecución de Ramón Arellano Félix, registrada el 10 de febrero de 2002 en Mazatlán; le sigue un multihomicidio en Monterrey al momento que se escucha la música y la voz de Elizalde: “Y ésta va pa’ todos los envidiosos. Hay jaaaaaaa.

¿De qué se murieron los quemados?”. Luego le siguen una serie de fotos de personas ejecutadas en la calle, en vehículos y policías rodeando o acordonando sitios donde sucedieron atentados. La canción de “El Gallo de Oro” empieza: “Siguen ladrando los perros/señal que voy avanzando/así lo dice el refrán/para aquéllos que andan hablando/de la gente que trabaja/y que no anda vacilando.

“Al que no le vino el saco/pídalo a su medida/conmigo no andan jugando/pa’ qué se arriesgan la vida/traigo una súper fajada/y los traigo ya en la mira…”. De esa estrofa y hasta terminar la primera parte de la canción, pasando la parte donde Valentín reta: “Por qué no me hablan de frente/acaso temen al mono/ya saben con quién se meten/vengan a rifar la suerte”…,

se proyectan con disolvencias imágenes de asesinatos en diferentes partes del País. Entre las fotos resalta la de la masacre del rancho El Sauz, registrada en Ensenada en 1998, cuya autoría fue atribuida al extinto Lino Portillo, jefe de sicarios del Cártel de Tijuana, detenido en marzo de 2003 en Badiraguato, quien presuntamente se suicidó en el entonces Instituto de Readaptación Social de Sinaloa de Culiacán.

También en esa parte sobresale la imagen donde aparece el cadáver de Carlos Tirado Lizárraga, “El Carlillos”, presunto lugarteniente de Ismael “El Mayo” Zambada García, originario de Mazatlán, quien fue ejecutado junto con otras 12 personas el 14 de febrero de 2005. Los Zetas En el video, la segunda parte inicia con las fotos de los militares que se integraron a las filas de Osiel Cárdenas y de fondo se escucha la canción cuando Valentín dice: “A mi nadie me dio nada/ todo lo que tengo es mío/Con el sudor de mi frente/ he logrado lo que he querido/Sólo la vida le debo a mis padres tan queridos”.

Durante este tramo de la grabación aparecen las fotos de Nabor Vargas García, alias “Débora”; Eduardo Estrada González; Raúl Alberto Trejo Benavides, “El Alvín”; Flavio Méndez Santiago, “El Amarillo”; Daniel Pérez Rojas, “Cadetes”; y Alfonso Lechuga Licona, “El Cañas”.

Luego aparece Daniel Enrique Márquez Aguilar, alias “El Chocotorro”; José Ramón Dávila López, “El Cholo”; Jorge López, “El Chuta”; Isidro Lara Flores, “El Colchón”; y Rogelio Guerra Ramírez, “El Guerra”. Le siguen Ernesto Zatarín Beliz, “El Traca”; Raúl Hernández Barrón, “El Flander I”; Jaime González Durán, “El Hummer”; Miguel Ángel Soto Parra; Galdino Mellado Cruz y Jesús Enrique Rejón Aguilar. La última toma Finalmente, la cámara con la que se hizo el video enfoca la foto del líder de los zetas, Heriberto Lazcano, y es aquí donde la canción de Elizalde canta: “Sigan chillando culebras….

” Después pasa a la escena de la ejecución de uno de los zetas y después a una foto de Mateo Díaz López, alias “Comandante Mateo”, detenido hace unos meses en Tabasco luego de varias balaceras.

Valentín Elizalde disfrutaba del éxito en palenques y rodeos. Sin embargo, siempre estuvo consciente de que la fama era algo efímero. No se equivocó.

Ayer en la madrugada la muerte truncó sus sueños de seguir conquistando con su música.  Con ráfagas de metralletas y rematado a corta distancia con un arma corta, fueron asesinados el cantante y dos personas que lo acompañaban en los terrenos de la Feria y Exposición de Reynosa, al finalizar su presentación en el Palenque, resultando lesionado un primo de éste, quien la madrugada de ayer se encontraba internado en un hospital de Reynosa, Tamaulipas.

Terminando su presentación cerca de las 2:00 horas, Valentín se dirigió a los vestidores donde permaneció por espacio de 20 minutos, para salir por la puerta trasera, donde un gran número de seguidoras lo esperaba.  Cinthya Torres y Sandra García señalaron que ellas estuvieron con Elizalde, quien les regaló un autógrafo y se tomó fotografías con varias de sus fans.

Al filo de las 2:55 horas el cantante se subió a su camioneta acompañado de tres personas y enfiló por el bulevar hacía la salida, pero apenas había transitado 70 metros cuando se escucharon ráfagas de metralleta que llevaron a la gente a tirarse al suelo.

GRAN CONMOCIÓN

Primero se escucharon dos “tableteos” seguidos de disparos aislados y, tras los gritos de la gente, se escuchó otro estruendo de metralla.

La camioneta Suburban modelo 2007 de color negro, propiedad del cantante de 27 años, presentaba innumerables impactos en sus vidrios, puertas y faldones, mientras que en el interior de la unidad había casquillos percutidos, lo que hace suponer que el artista fue rematado.

No se encontraron armas de fuego en el interior del auto donde se desplazaba el llamado “Gallo de Oro”, sin embargo, más de 70 casquillos de tres calibres rodeaban la camioneta, en la que se desplazaba cuando fue cerrado por dos vehículos de color oscuro.

Según testigos, de las unidades descendieron tres personas que se postraron en la parte trasera de la camioneta para abrir fuego en abanico contra ella, muriendo de manera instantánea el cantante y sus acompañantes.

El homicidio fue presenciado por cientos de personas que salían de los terrenos de la Feria y exposición hacia el estacionamiento, tras esperar la salida del cantante del Palenque para pedirle autógrafos y tener contacto con éste.

Valentín Elizalde viajaba en el asiento trasero acompañado de Fausto Castro Elizalde, quien logró salir de la unidad corriendo pero fue perseguido más de 100 metros para ser alcanzado por una ráfaga de metralleta, la que haría blanco en su brazo derecho para provocarle fractura de hueso y desprendimiento de piel en un área de 15 centímetros.

INTEGRANTES

Reynaldo Ballesteros Nava era el conductor de la camioneta Suburban y llevaba de copiloto a Socorro Mario Mendoza Grajeda, manager del astro. Ambos murieron en el asiento delantero.

El Agente del Ministerio Público, Gerardo Treviño, llegó al escenario del asesinato acompañado de elementos de servicios periciales, dos horas después de ocurrida la balacera, y ordenó que la camioneta fuese trasladada a las instalaciones de la Policía Ministerial en una grúa de plataforma.

Los hechos ocurrieron a las 3:00 horas del sábado y los cuerpos llegaron a las 5:30 horas al estacionamiento de la Policía Ministerial dentro de la Suburban donde fueran asesinados.

En cuanto al móvil del asesinato, aún no se ha definido del todo. Fuentes no oficiales ligan la situación con un ajuste de cuentas con el narcotráfico. Otros añaden que es una venganza entre familias, incluso existe la versión de que en su anterior concierto Elizalde tuvo contacto con la novia de un narcotraficante, siendo asesinado por celos.

Retrospectiva Valentín Elizalde Valencia nació en 1979 en Etchojoa Jitonhueca, Sonora, donde pasó sus primeros años de vida para luego trasladarse a Guadalajara, Jalisco. Más tarde se mudó a Guasave, Sinaloa, donde con su padre y hermano vivió algunos años. Estudió la carrera de Derecho en la Universidad de Sonora.
El cantante siguió el camino que le dejara su padre en el medio musical, el señor Lalo “El Gallo” Elizalde, quien falleció en sus momentos de fama en un accidente automovilístico en la curva de la muerte de Villa Juárez.

El 24 de junio en el pueblo de Bancame Nuevo, festejando las fiestas de San Juan, tuvo su primera participación de la que recibió su primer pago por su actuación. Tal fue su gusto que siguió preparándose y grabó su primer CD. Siendo su gran éxito una melodía que se llamara “La Mariquita” del disco “Más allá del mar”, misma que grabara su padre años atrás.

Su segundo material, donde el público lo reconoció con mayor éxito fue “Regresan los mafiosos”, en 1999, con la melodía “La playa”, de ahí grabó su primer video, dándose a conocer en varias ciudades como Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Guadalajara, Hermosillo y parte de Estados Unidos.

En el 2000 lanzó su tercer disco “Traición federal”, mientras que el tema “La suavecita” forma un éxito en su cuarta grabación. En mayo del presente año firmó contrato con su nueva compañía disquera: Universal Music.

Artistas lamentan pérdida del intérprete Los hermanos Antero y Francisco Ugalde, mejor conocidos como “Los Elegidos”, lamentaron el asesinato del cantante de banda Valentín Elizalde, suscitado durante la madrugada de ayer en Reynosa, Tamaulipas.
En entrevista, los consanguíneos de la cantante Ana Bárbara hicieron un llamado urgente a las autoridades federales, estatales y locales para parar la ola de violencia imperante, que en esta ocasión cobró factura en el gremio artístico.

Antero indicó que este terrible hecho, aunado al homicidio de Trigo Figueroa, hijo de Joan Sebastian, y pese a que ocurrió en Estados Unidos, debe poner en alerta a todo aquel que tiene qué ver con el medio artístico, en especial a los organizadores de bailes, así como a las instancias de seguridad y justicia.

El dúo se reservó la opinión sobre si cuestiones de narcotráfico fueran la causa del asesinato, ya que sólo señaló que ahora más que nunca el artista debe valorar para qué clase de personas trabaja.

Lo anterior lo mencionaron tras señalar que algunos como Sergio Vega “El Shaka” y Jesús Ledezma “El Coyote” han aceptado que cantan para quien los contrate, sin importar si ese alguien es narco.

Por otra parte, el intérprete de música vernácula Pablo Montero urgió a la familia artística a unirse en contra de la violencia, luego de enterarse del asesinato de Valentín Elizalde.

Montero indicó que este tipo de actos es un aviso más para que los artistas cierren filas y exijan a las autoridades mayor protección en los sitios donde se brinda diversión al público.

“Es algo que duele, que nos impacta de manera fuerte. Eso no lo debemos estar viviendo en México, creo que desde el asesinato de Paco Stanley no se había vuelto a vivir algo así. Debemos unirnos, porque si no los espectáculos se quedarán sin gente.

“El público pensará seriamente para salir de sus hogares y apreciar un espectáculo, y es aquí donde los artistas debemos hacer algo”, manifestó.

Pablo Montero dijo que no tiene miedo de salir al escenario, pero añadió que le preocupa lo que le está pasando a los representantes del ambiente artístico.

Jaime González Durán, uno de los principales líderes del grupo de ‘Los Zetas’, fue capturado por la Policía Federal, en una operación de inteligencia que tuvo lugar en Reynosa, Tamaulipas
Sin realizar un sólo disparo, la Policía Federal culminó una operación de inteligencia con la detención en Reynosa, Tamaulipas, de uno de los principales líderes del grupo de “Los Zetas, Jaime González Durán, alias “El Hummer.González Durán, uno de los hombres más buscados por los gobiernos de México y Estados Unidos, es también el probable ejecutor del cantante Valentín Elizalde.LA OPERACIÓN

Una de las “medallas” que porta “El Hummer” es haber ejecutado en 2002 el rescate del narcotraficante Daniel Pérez Rojas, “El Cachetes” del Penal de Santa Adelaida en Matamoros. Con este antecedente, y conociendo que su perfil criminal lo retrata como un hombre extremadamente violento, la Policía Federal planeó su detención.

El operativo dio inicio cuando se montó vigilancia en las cercanías de una casa de seguridad utilizada por “El Hummer” y en las carreteras por las que acostumbraba a circular. El primer reto a vencer fue que los agentes encubiertos pasaran inadvertidos para el grupo de “Halcones” –sujetos dedicados a la vigilancia pagados por los Zetas–.

Cuando las unidades de inteligencia ubicaron el blanco y determinaron que existía una ventaja operativa, se dio inicio a una operación de detención rápida y discreta. Un grupo de Operaciones Especiales de la Policía Federal sorprendió a “El Hummer”, quien ni siquiera tuvo tiempo para sacar de la cintura su escuadra calibre .38 con cachas doradas.

De inmediato inició su traslado hacia el aeropuerto donde ya lo aguardaba un avión de la Policía Federal listo para despegar.

Como lo suponía la Policía Federal miembros de “Los Zetas” intentaron rescatar a su líder.

En el camino hacia el Aeropuerto tres camionetas con hombres armados trataron de ejecutar el rescate de “El Hummer”. Sin embargo, Policías Federales y miembros del Ejército Mexicano cubrieron la salida del Grupo de Operaciones Especiales que trasladaba al detenido.

Por espacio de 15 minutos la carretera Reynosa-Matamoros, en el tramo cercano al Aeropuerto Internacional de Reynosa, se convirtió en una zona de guerra.

Sin embargo, mientras una “cortina” de policías y militares se batían con los sicarios, a los que al final lograron someter, “El Hummer” volaba en una avión de la Policía Federal hacia la Ciudad de México.

‘EL HUMMER’

“El Hummer”, un ex militar, escaló en algunos años varias posiciones dentro del cártel del Golfo. Tras desertar del Ejército Mexicano, en 1999, se unió al grupo criminal liderado por el hoy preso Osiel Cárdenas Guillén. En ese mismo año junto con “El Lazca” y Arturo Guzmán Decena dieron origen a “Los Zetas”, el grupo de sicarios del cártel. En esos años fue guardaespaldas personal del líder de la organización, Osiel Cárdenas.

Actualmente, y desde la detención de Cárdenas Guillén, “El Hummer” es el responsable de la Plaza de Reynosa para la organización de “Los Zetas” dirigida por “El Lazca” y Miguel Treviño Morales “El 40”.

Hoy los Zetas, que en 1999 surgieron como el brazo armado del cártel del Golfo, se separaron de esa banda y ahora son una organización independiente.

Hasta su detención, controlaba operaciones en los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán, Hidalgo, Veracruz, Tabasco, Quintana Roo, Estado de México y Distrito Federal.

El “Hummer” era buscado por la Procuraduría General de la República (PGR), por autoridades de Estados Unidos por cargos en la Corte del distrito de Columbia, por los delitos de conspiración para la producción y distribución de cocaína.