Loading...

“El 8-9”Los traía al puro pedo! – Cúbranse y Racionen el fuego era la orden para los federales

Un grupo especial de la SIEDO, conformado por al menos 50 elementos, arribaba a la ciudad de Tijuana, traían la consigna de sacar de las calles a Marco Antonio Simental.

“El 8-9”Los traía al puro pedo! – Cúbranse y Racionen el fuego era la orden para los federales

Mejor conocido como, El Cris o El 8-9. Jefe de pistoleros de los Arellano Félix.  Sin embargo la consigna no sería fácil de cumplir pues se sabía que el objetivo era bastante incomodó.  El Cris, hermano de El Teo, se inició en la década de los noventa de la mano  de los Arellano Félix. Su principal función  era  eliminar a la competencia, levantones y cobro de piso.

Para El 22 de junio de 2004, a menos de 24 horas de su arribo a la ciudad de Tijuana, el grupo especial de la SIEDO lo ubicó a él y a sus escoltas cerca del boulevard Cucapah, en la zona este, y se desató una balacera y una persecución.  El Cris alcanzó a llegar a su casa, en la colonia Loma Dorada, inmediatamente abrió fuego con una ametralladora calibre .50

Más de un centenar de balas hicieron resonar la calle que en esos momentos se encontraba en aparente calma.   – Cúbranse y Racionen el fuego era la orden para los federales –.

Comentaron reporteros que  “El 8-9” traía a los federales  al puro pedo!.

Después de al menos una hora, el cris  intentó huir en una camioneta blindada. La superioridad numérica de los policías federales, auxiliados por policías de otras corporaciones, se impuso

Se rumoró que El Teo pretendió rescatarlo junto con su grupo de sicarios, pero al ver de lejos que era imposible, canceló la operación.

El Cris finalmente fue  detenido, se resistió durante al menos 2 horas en espera de que fueran a rescatarlo; no sucedió. Eso lo hizo acreedor a diferentes corridos pues: nunca se doblegó.

A diferencia de su hermano el teo, a quien en corridos lo describían como el mismo diablo, pues a la mera hora de su captura ni un disparo sucedió,  pues solamente era valiente en corridos murmuran en la sabia calle.

Loading...