Blog del Narco Alexa

Cancún vivió otra jornada de sangre, 8 ejecutados, tres de ellos desmembrados y uno decapitado…

En un solo día, este martes 21 de agosto, aparecieron en Cancún 8 cadáveres –tres de ellos desmembrados y uno decapitado–, en distintos puntos de este puerto turístico del estado de Quintana Roo.

Cancún vivió otra jornada de sangre, 8 ejecutados, tres de ellos desmembrados y uno decapitado...

Desde las primeras horas del martes, apenas pasada la medianoche, la policía recibió el primer reporte de un cuerpo desmembrado, envuelto en una sábana, que apareció adentro de una bolsa de plástico sobre la avenida 149 del fraccionamiento Lagos del Sol, en la Región 206.  Sólo tres horas después, el número de emergencia 911 recibió otra llamada que alertó sobre el hallazgo de dos personas muertas.

Una de ellas mujer–, amarradas y con huellas de tortura, en la cajuela de un taxi abandonado en el estacionamiento de la Multiplaza Lakin de la Región 251, en otro fraccionamiento, Paseos del Mar.  Mientras la policía y el equipo de peritos de la fiscalía atendía los cuerpos abandonados en el taxi, llegó otra alerta sobre un enfrentamiento armado en Villas Otoch Paraíso, Región 259, a sólo un kilómetro de donde se encontraban los elementos policiacos.

En el lugar encontraron a una persona muerta, tirada en el asfalto, con heridas de arma de fuego.

Poco antes de las 7 de la mañana, las autoridades recibieron un nuevo reporte de emergencia: sobre la avenida Rancho Viejo, Región 236, aparecieron 5 bolsas negras de plástico con las partes de dos cuerpos desmembrados.

Las bolsas fueron trasladadas al Servicio Médico Forense, donde los peritos identificaron que los cuerpos correspondían a dos hombres de entre 27 y 30 años, y de 1.65 y 1.70 metros de estatura, aproximadamente.

Las dos piernas y los dos brazos de una de las víctimas estaban en una bolsa y en otra su cabeza y torso.

A la segunda víctima la cercenaron en 6 partes: su torso estaba envuelto en una bolsa, en otra la cabeza, los pies y las manos y, por último, en otra bolsa las autoridades encontraron un cuchillo con mango color rojo, uno con mango negro, un machete y una piedra de afilar.

Los forenses también hallaron en uno los cuerpos tatuajes de un dragón, una «Santa Muerte» y frases como «niña mía» y «lo prometido es deuda». El otro tenía cinta de adhesiva de color gris en la boca.

Horas después de este macabro hallazgo, la policía recibió los reportes de un cuerpo decapitado en la colonia Tres Reyes, y de un empleado de limpieza, de 52 años, originario de Chiapas, asesinado a balazos en su hamaca, en la calle Manantial, colonia Pedregal, de la región 531.

Con estos asesinatos, Quintana Roo suma ya 350 homicidios en lo que va del año, con una tasa de 17,55 por cada 100.000 habitantes. En comparación, el año pasado el estado reportó una tasa de 8,04 por cada 100.000 habitantes, lo que significa que hubo un incremento del doble.

Las autoridades atribuyen esta escalada de violencia a la disputa que mantienen el Cartel Jalisco Nueva Generación y Los Zetas, entre otros grupos criminales locales.