Loading...

La muerte del ‘Mini Lic’ ya estaba decidida “andaba a salto de mata”

Loading...

Todo estaba dispuesto para asesinarlo. El destino de Dámaso López Serrano se había decretado en un cuarto de guerra de los hijos de Joaquín Guzmán Loera, herederos de su imperio.

La muerte del ‘Mini Lic’ ya estaba decidida andaba a salto de mata

A salto de mata desde que detuvieron a su padre en Ciudad de México, el 2 de mayo pasado —allá se encontraba con él, porque fue público que, cuatro días después, detuvieron a cinco escoltas y a su chofer en las delegaciones Tláhuac y Xochimilco—, el Mini Lic se escondió en varios estados de la república y decidió acercarse a la frontera con los Estados Unidos. Escogió Mexicali y ahí fue ubicado por los servicios de inteligencia de Los Menores.

La organización de los Dámaso estaba visiblemente diezmada y en plena huida desde la aprehensión del Licenciado, con golpes propiciados por el Ejército, la Marina y los propios gatilleros de los Guzmán, además de deserciones de sus comandos, que dejaban vehículos y armas abandonados en los caminos y calles, sobre todo de Culiacán. Células completas se pasaron a las huestes de Ismael Zambada García, quien, con la fuga de cinco reos del penal de Culiacán, entre ellos Jesús Peña, el 20 y Rafael Félix Núñez, el Changuito, estaba reforzando sus anillos de seguridad.

Toda la familia de Dámaso fue evacuada, unos por tierra y otros por mar. La orden se dio cuando fue levantado y asesinado el ex regidor priista Luis Fernando Gaxiola Noriega, cuñado de Dámaso. Había sido síndico de Eldorado. Su cadáver fue encontrado por la noche del 21 de junio en un camino del sur de Culiacán y a su lado seis cascajos de fusil AK-47.

Una vez ubicado en Mexicali, los hijos del Chapo decidieron acabar con el Mini Lic y para ello trasladaron al menos a cien gatilleros a esa ciudad. Muchos de ellos eran de Culiacán. Sabían que el hijo de Dámaso tenía protección y no querían fallar.

Pero la orden fue desactivada. El jueves 27 corrió la noticia de que Dámaso López Serrano se había entregado a la DEA (Drug Enforcement Administration), en una garita de Calexico. No se sabe aún si este narcojunior hizo algún trato previo con las autoridades de los Estados Unidos, pero es evidente que tratará de negociar una pena más liviana, pues tiene acusaciones de narcotráfico en una corte de San Diego. Y lo lograría testificando contra algunos integrantes del Cártel de Sinaloa, que abundan en las cortes gringas, incluso contra el Chapo Guzmán.

En la tercera semana de agosto, un hermano de Dámaso López Núñez, Álvaro, de 38 años de edad, se entregó en una garita de Nogales, Arizona. También fue una decisión motivada por el cerco que les habían tendido los Chapitos para asesinarlos. Tiene cargos en una corte del distrito sur de California y es muy probable que, lo mismo que su sobrino, sea incorporado al programa de testigos protegidos.

No hay que esperar mucho circo en estos juicios. Las cortes de Norteamérica tienen mucho tiempo llevando estos casos bajo reservas, porque eso les permite negociar con los acusados no solo información sino grandes cantidades de dinero. Y más han cerrado la concha a partir del juicio contra Vicente Zambada Niebla, quien los obligó a negociar una pena de alrededor de diez años, a cambio de no revelar información que involucraba a la DEA con el tráfico de drogas. El Vicentillo se había declarado inocente y alegó en la corte que tenía permiso de la DEA para introducir drogas a los Estados Unidos y eso selló el caso, que duró más de cuatro años, hasta que se declaró culpable, pero ya con mucha ventaja para negociar una pena menor (que nunca se dio a conocer porque, además, no hubo juicio).

Bola y cadena

¿SE IMAGINÓ EL MINI LIC UN ESCENARIO de guerra como el que lo orilló a entregarse a los gringos solo para salvar el pellejo? Él y los hijos del Chapo coincidieron en muchas fiestas y lo han de haber hecho también en juntas de “trabajo”. Hay muchas fotografías de los junior abrazados, compartiendo el Buchanans y los corridos, las fiestas, intercambiando armas cachas de oro y sintiendo que el mundo existe porque ellos quieren que sea así. Muy pocos llegan a viejos y con éxito en este negocio de las drogas. Y buena parte de los herederos que pudieron ser, ahora se harán viejos en la sombra.
La muerte del ‘Mini Lic’ ya estaba decidida "andaba a salto de mata"

Loading...