Loading...

Un Convoy de Sicarios del CDS emboscó en El Fuerte; Sinaloa a Soldados, en otro punto atacaron un retén Militar

Los 10 vehículos de años recientes, llamativos por ser ostentosos y circular sin llamar la atención, pero haciéndose notar lo suficiente.

Un Convoy de Sicarios del CDS emboscó en El Fuerte; Sinaloa a Soldados, en otro punto atacaron un retén Militar

Se pasearon por diferentes rumbos de la cabecera municipal de El Fuerte.  Los policías municipales no los coparon y les permitieron transitar sin problema.  De acuerdo con testimonios de testigos de los hechos, los ocupantes tanteaban el terreno rápido, una vuelta aquí, otra por allá, y repentinamente formaron un convoy que transitó a velocidad rápida sobre la carretera Los Mochis-El Fuerte.

Al llegar frente a las instalaciones de la Policía Municipal, los ocupantes sacaron sus fusiles y soltaron rafagazos al aire. Era un anzuelo.  Se aseguraron que los estruendos recorrieran el vacío por más de un kilómetro y llegara hasta la pista aérea en donde pernocta la Guardia Nacional, después de que abandonaran, 15 días atrás, las instalaciones de la Central Camionera en desuso y que les fuera habilitada como cuartel por la alcaldesa Nubia Ramos Salazar.

En el lugar aún se pueden apreciar las fortificaciones que los militares en funciones de policías construyeron como trincheras. Estos son de neumáticos con costales llenos de tierra. Hay tres en total. Una al frente, otra a un costado y al final. En medio de ese triángulo hay una cancha de fútbol en la que no se sabe si se jugaba al fútbol siete o de salón, pero las porterías de madera están aún allí.

Tras disparar al aire, la Guardia Nacional reaccionó, pero el convoy ya le había ganado terreno y se había apostado justo en Cabanillas, a la entrada de la cabecera municipal.

El lugar es estratégico, porque es la única salida rápida, aunque es lenta porque en ambos carriles hay cadenas de topes. Para arribar debe subir una cuneta y al descender está un vado con los topes y luego un puente. Forzosamente, por el lugar se debe cruzar lento.

Por eso, el sitio fue taponado por los pistoleros que esperaron a la Guardia Nacional.

Con la ventaja estratégica y tiempo a su favor, el grupo de gatilleros esperó, y cuando los tuvo a tiro, disparó rafagazos por 20 minutos.

Los militares respondieron, pero no pudieron acercarse lo suficiente como para causar bajas.

Los sujetos dejaron en el “tapón” tres vehículos.

Con la posición ofensiva ganada, los pistoleros también controlaron la única vía de escape: el camino de terracería al Altillo, por donde llegaron hasta el Jípago, y arribaron a Baroten. Desde ese punto, los sujetos pudieron escapar hacia la sindicatura Gustavo Díaz Ordaz, en el municipio de Ahome, o hacia Choix, retomando la carretera en Hornillos, El Fuerte.

Hacia el municipio de Ahome, para esa hora, otro grupo armado ya había bloqueado la carretera Internacional en los cerros de Barobampo e inmovilizado a las fuerzas castrenses que operaban el retén de El Desengaño, mientras que hacia el sur, por esa misma vía, otra célula de pistoleros incendiaba llantas en ambos carriles de la carretera México 15 entre la zona industrial Jiquilan y el estero de Juan José Ríos, obstruyendo el paso a los militares que saldrían desde el 89 Batallón de Infantería o del destacamento naval el Topolobampo.

No fueron los únicos bloqueos a carreteras, pues en Bajósori, Choix, única vía para bajar desde el aeródromo o desde la sierra, ocurrió otro cierre momentáneo de carretera.

El puesto militar en Estación Sufragio también fue atacado, pero sin ninguna consecuencia.

Todas las operaciones de los pistoleros ocurrieron entre las 17:00 horas y las 17:20 horas.

Fueron rápidas, sin bajas reportadas por los bandos.

Sin embargo, el objetivo era la paralización de refuerzos militares por hechos que ocurrían también en Culiacán. Y fue conseguido.

Leonel Vea Gámez, secretario del Ayuntamiento de El Fuerte, confirmó los hechos y aseguró que fueron pocos minutos de tiroteo, pero generó tal temor en la población que durante la noche la ciudad lució escueta. La calma social poco a poco se fue recobrando, y para el miércoles (23) las actividades eran las cotidianas, aunque el tema callejero era el tiroteo.

El funcionario dijo desconocer quienes fueron los autores y a qué grupo pertenecen pues es información que no reúnen por no ser de su competencia.

Sin embargo, consideró, fue evidente que el objetivo no fueron las policías locales, sino las federales y su logística.

Calificó el hecho como un asunto aislado de seguridad, el cual no tenía precedente reciente.

Y opinó que aunque fue un caso de impacto, este no traerá consecuencia en las actividades productivas del municipio.

Un Convoy de Sicarios del Cártel de Sinaloa emboscó en El Fuerte; Sinaloa a Soldados, en otro punto atacaron un retén Militar

Loading...