Loading...

Así era el paraíso penitenciario que gozaban Los Zetas (Topo Chico)

Los Zetas son sumamente conocidos por sus brutales métodos para atemorizar a la ciudadanía, así como por los diversos crímenes que cometieron.

Así era el paraíso penitenciario que gozaban Los Zetas (Topo Chico)

Sin embargo, poco se sabe acerca de cuáles han sido los límites de su poder, por lo que aquí te contamos todo acerca de Topo Chico, la cárcel que dominaban por completo y que convirtieron en un sitio de privilegios y lujos.  Durante muchos años Los Zetas se apoderaron de la prisión de Topo Chico, por lo que, en su interior.

Se encontraban celdas acondicionadas especialmente para ellos, las cuales tenían tinas de hidromasajes, camas de primer nivel, televisiones de pantalla plana y todo tipo de comodidades.  Asimismo, los integrantes del cartel crearon una especie de restaurant-bar en el interior de Topo Chico, en el cual se podía encontrar todo tipo de bebidas alcohólicas.

Algunas mesas de billar, pantallas dispuestas para ver películas y una gran diversidad de platillos, los cuales evidentemente no se servían en el comedor general.  Una de las celdas más ostentosas en todo el penal era la de Juan Pedro Zaldívar Farías, mejor conocido como el Z-27, quien era lugarteniente de algunos de los municipios más importantes del norte del país.

De acuerdo con distintos reportes, el Z-27 vivía en un espacio decorado según sus gustos y caprichos, el cual estaba tapado por tablas de madera para que nadie pudiera observar su interior y para llegar a su celda era necesario atravesar el llamado pasillo de Los Zetas, el cual era custodiado por guardias de la prisión y miembros del cartel al servicio de Juan Pedro.

A pesar de que muchas de estas cuestiones eran conocidas por las autoridades de aquel momento, realmente no se tomaron medidas para acabar con dicha situación y no fue sino hasta febrero de 2016 que las cosas cambiaron.

El suceso que cambió definitivamente las cosas en Topo Chico fue un motín, el cual se originó debido a una disputa entre las dos facciones de Los Zetas que peleaban por el control de la cárcel y es considerado como el más grandes de la historia de las prisiones en México, pues tuvo un saldo de más de 49 internos asesinados.

Finalmente, es importante señalar que el próximo 30 de septiembre el penal cerrará definitivamente sus puertas y sus prisioneros serán trasladados al penal de Apodaca, el cual, sin duda, tiene una mucho mejor reputación.

Loading...