Loading...

Minatitlán, el municipio veracruzano azotado por el CJNG y los Zetas.

Estaban desparramados en unas sillas, con el cuello volteado a la derecha. A pocos metros se encontraba un celular como si justo uno de ellos hubiera terminado una llamada.

Minatitlán, el municipio veracruzano azotado por el CJNG y los Zetas.

Con la ropa ensangrentada, aquella escena mórbida, se había convertido en un retrato de la vida en el pequeño poblado de Minatitlán, Veracruz.  El municipio, ubicado al sur del estado, es uno de los sitios petroleros más importantes del país, pues ahí se establece la mayor refinería de Pemex, Lázaro Cárdenas del Río.

Aquí, la cifra de homicidios se ha vuelto incontable por la llegada de nuevos grupos criminales como el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y Los Zetas.  Según la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Veracruz es la segunda entidad en acumular el mayor número de regiones con «alta violencia». Entre ellas se encuentran las localidades de Minatitlán, Coatzacoalcos, Córdoba, Orizaba, el puerto de Veracruz, Xalapa y Cosamaloapan.

En su reciente informe, el Secretario Ejecutivo dio a conocer la cifra de incidencia delictiva nacional en la que el estado jarocho reportó 4.033 tan sólo en el mes de febrero.

Narcos superan en armamento a policías

En los últimos años, los veracruzanos han vivido tres cambios de gobierno, sin que ninguno haya podido, hasta ahora, disminuir los niveles de violencia, inseguridad, desapariciones y homicidios.

El crimen se remonta a los mandatos de los priistas Fidel Herrera, Javier Duarte, el panista Miguel Ángel Yunes y la del actual morenista, Cuitláhuac García, quienes han encabezado diversos operativos contra las principales células criminales, Cartel de Jalisco Nueva Generación, Los Zetas y el Cártel del Golfo.

Según el gobernador, la causa del «largo camino» para contener la violencia se debe al poderío de los seis cárteles con presencia en Veracruz, quienes han opacado al de la policía municipal y estatal».

«El infierno» en Semana Santa

Ayer, una fiesta en Minatitlán, Veracruz, se convirtió en una masacre, luego de que un comando armado irrumpiera la celebración y ejecutara a 13 personas, entre ellas un menor de edad.

Los hechos sucedieron en la calle Leona Vicario de la colonia Obrera cuando al menos seis sujetos arribaron a la palapa «La Potra», presuntamente para llevarse a uno de los asistentes identificado como «El Becky», quien al parecer es dueño de un bar en el municipio.

Debido a que los presentes impidieron el «secuestro», los sicarios accionaron sus fusiles.

Un joven, cuyo hermano fue asesinado, relató que los sujetos tiraron a casi todos al suelo, mientras decían que los voltearan a ver para luego dispararles.

El hecho «enlutó» a las autoridades federales, quienes condenaron los hechos y ofrecieron su apoyo a los familiares de la víctima. Asimismo, desplegaron un operativo de búsqueda de los responsables.

Minatitlán: el municipio veracruzano azotado por el CJNG y los Zetas.

Loading...