Loading...

“El Bukanas”, el líder huachicolero de Puebla a quien pobladores lo ven como el mismo dios

Bienvenido a la tierra del líder huachicolero más peligroso de Puebla. Has viajado casi 4 horas y media desde el centro de CDMX para conocer cómo es la comunidad.

“El Bukanas”, el líder huachicolero de Puebla a quien pobladores lo ven como el mismo dios

Que protege al capo de la gasolina más buscado del país, Dicen que pasar unas horas aquí, en el municipio de Ajalpan, el escondite de Roberto de los Santos de Jesús, alias El Bukanas, es como estudiar un diplomado sobre el huachicoleo.  Hay que llegar hasta los límites con Veracruz, del otro lado de la sierra de Zongolica, donde Los Zetas usan las montañas como guaridas. Conforme te acerques a este pueblo verás que no hay vigilancia.

Mejor dicho: que no hay policía, porque vigilantes sí hay, Los mecánicos en la entrada del pueblo, la señora que vende jugos, los niños que juegan detrás de la Iglesia del Señor de Coculco, todos son halcones que avisan a hombres armados que se mueven en camionetas Yukon cuando un extraño pisa este municipio donde no hay nada que ver.

Recordarás las palabras de quienes te hablaron de este lugar: si alguien te para, di que estás perdido.

Nunca digas que estás ahí para ver la mansión que El Bukanas construyó en la comunidad de Moyotepec.

Esa carísima casa de mal gusto, tipo Partenón, de vidrios reflejantes que impiden ver hacia dentro y saber si uno es observado desde la calle.

Aquí El Bukanas es como un dios. Dicen que es dos veces santo: uno, por su nombre, De los Santos de Jesús, y dos, por dar trabajo a las familias de la región del Triángulo Rojo que sin el pujante negocio de la reventa de gasolina robada se morirían de hambre.

El Bukanas es el responsable que la mayoría de Ajalpan venda litros de gasolina a 10 pesos y que eso les ponga pan y sal en la mesa.

A nadie de aquí le importa su pasado como comandante corrupto de la policía municipal veracruzana. Tampoco que haya sido entrenador de sicarios de Los Zetas. El Bukanas enseñó a cientos de jóvenes a tablear, a disolver con ácido, a convertir la montaña en una narcotumba.

Para el gobierno federal y la @SEMAR_mx, El Bukanas es uno de los enemigos públicos más buscados. Un desfalcador que pone en riesgo la viabilidad del Estado mexicano. Violento, adicto a torturar gente, su captura vale un millón de pesos en recompensa.

Pero cuando el hambre aprieta, la memoria se apaga.

En Ajalpan, el pueblo protege a su santo haciendo como que no existe. Como que nadie sabe de él…

…hasta que llegue el día que la Marina entre a hacer un operativo y entonces los pobladores deberán salir a las calles, bloquearán las carreteras y gritar que las Fuerzas Armadas violan sus derechos humanos.

Si no lo hacen, podrían terminar disueltos en un bidón de gasolina.

Recorrerás Ajalpan y entenderás la base social de este delito. Verás abiertos comercios, comedores con clientes, mercados abastecidos, escuelas que antes recibían niños casi desnutridos y ahora llevan sus loncheras.

El pueblo antes paupérrimo florece con gasolina robada.

Si a alguien le preguntas, te dirá que la venta de gasolina es lo mejor que les pudo haber pasado y que van a proteger con su vida esta nueva prosperidad.

Solo podrás hablar del Bukanas con un anciano que sabe que estás en el pueblo para saber más del capo huachicolero. Casi susurrando, en la privacidad de su sala, te dirá que Ajalpan es tierra de nadie.

Mejor dicho: es tierra de El Bukanas.

Acá todo lo controla ese hombre de ojos rasgados, robusto, de trato inflamable: policías, regidores, maestros, todos se mueven a sus órdenes. El confidente te contará, para que entiendas mejor el poder del El Bukanas, que cuando en diciembre del año pasado robó miles y miles de litros de gasolina, hizo un festejo de tres días en el antro privado de su mansión y puso a las mujeres del pueblo a cocinarle a sus invitados y a los hombres a servir como meseros.

Una vez que hayas pasado unas horas, podrás irte de aquí. Viajarás de regreso las casi 4 horas y media hasta el centro de la Ciudad de México pensando en que, en una zona así, será casi imposible atrapar al capo.

Demasiados cuerpos, demasiados ojos lo protegen.

Entonces entenderás que no importa lo que diga el nombre, Roberto de los Santos de Jesús, alias El Bukanas, no es ningún santo.

En Ajalpan adoran a un demonio solo porque los salva de la pobreza.

*Dato extra: en octubre de 2015, dos encuestadores fueron linchados en Ajalpan, Puebla. Los pobladores dijeron que los confundieron con secuestradores “porque preguntaban mucho”. En realidad, los halcones de El Bukanas pensaron que eran agentes federales.

Así que ordenaron su linchamiento. Por eso, cuando la policía rescató a los encuestadores y los puso en la cárcel municipal, “mágicamente” alguien les abrió la puerta para que el pueblo los matara. Así la ausencia de autoridades en esa tierra*

Con información de Oscar Balmen

En Julio de 2017 se enfrentaron a elementos de la Marina en donde murió Saúl de los Santos, “El Fósil” hermano del Bukanas

Eusebia Hernández López y su esposo Fortino Andrade Martínez, originarios de Ajalpan, fueron asesinados por la banda de “El Bukanas” para garantizar su silencio, luego de que curaran a los heridos tras el fallido operativo de la Marina Armada de México el pasado 21 de julio en Vicente Guerrero.

Información de la Fiscalía General del Estado apunta que la trabajadora del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y su pareja fueron levantados por los sicarios en la comunidad de Telpatlán donde murió Saúl de los Santos, “El Fósil”, hermano del capo huachicolero Roberto de los Santos, “El Bukanas”.

Fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública detallaron a Periódico Central que en el operativo varios subordinados de “El Bukanas” fueron heridos por los marinos, por lo que buscaron ayuda médica. Incluso, parte de la banda de huachicoleros acudió al hospital general de Esperanza a buscar a sus compañeros creyendo que ahí habían sido ingresados, situación que no sucedió.

Los vecinos de la comunidad de Alcomulga, perteneciente al municipio de Ajalpan, dejaron de ver a la pareja el fin de semana del 21 de julio y sus cuerpos fueron encontrados hasta el miércoles 26 con signos de tortura.

Los cadáveres fueron hallados en un paraje de la población de Pala, sobre la carretera estatal número 734 de Coxcatlán-Zoquitlán. Se encontraban maniatados y presentaban signos de tortura; en específico el cadáver de Eusebia presentaba muestras de violencia extrema.

Ella era enfermera y laboraba en el IMSS de Ajalpan pero dejó de asistir a su trabajo aquel día, hecho que llamó la atención de sus conocidos. Después de descubiertos los cuerpos, alrededor de 200 habitantes de Alcomunga, en su mayoría mujeres, amagaron con linchar a tres presuntos responsables del hecho que fueron detenidos por las autoridades. Sin embargo la Fiscalía General del Estado los investiga por otros actos delictivos.

Durante el operativo, cuatro huachicoleros y un efectivo de la Marina Armada de México murieron tras un enfrentamiento ocurrido cuando se buscaba detener al capo huachicolero Roberto de los Santos de Jesús, “El Bukanas” o “El Bukanans”.

ROBERTO O SAÚL DE LOS SANTOS, “EL BUKANAS”

Roberto de los Santos de Jesús es un ex policía estatal originario de Acultzingo, Veracruz. Tiene 37 años y trabajó en las policías municipales de Maltrata, Acultzingo, Camerino Z. Mendoza y Río Blanco, Veracruz.

Es considerado por la Fiscalía General del Estado de Puebla como el huachicolero más sanguinario ya que está ligado a la organización criminal de Los Zetas. A “El Bukanas” se le responsabiliza por la ejecución de tres agentes de la Fiscalía.

Se ha escapado por lo menos en tres ocasiones: la primera en el operativo del 9 de marzo en La Encrucijada, Palmar de Bravo. En la segunda ocasión el 21 de julio en el operativo en Vicente Guerrero donde fue asesinado un elemento de la Marina Armada de México y cuatro de sus cómplices fueron abatidos. Y el operativo más reciente en el cual no fue encontrado ocurrió en Esperanza, en la colonia Lindavista, donde se hallaban cinco de sus hombres dedicados a brindarle seguridad, mismos que murieron a manos de marinos.

La Fiscalía General del Estado tiene información de que “El Bukanas” tejió una red de complicidades, entre las que se incluye la relación directa con José Isaías Velázquez Reyes, presidente municipal de Atzitzintla, quien se encuentra detenido y fue vinculado a proceso por entregar a los agentes de la FIDSAI a “Los Bukanas”.

“El Bukanas”, el líder huachicolero de Puebla a quien pobladores lo ven como el mismo dios
Loading...