Loading...

La Marina de México confirma la compra de misiles teledirigidos, torpedos, sistemas de armas automáticos y radares de última generación por 130 millones de dólares

Ciudad de México.- La Marina-Armada de México confirmó la compra del “armamento de autodefensa más moderno del mundo”.

La Marina de México confirma la compra de misiles teledirigidos, torpedos, sistemas de armas automáticos y radares de última generación por 130 millones de dólares

Para artillar su Patrulla Oceánica de Largo Alcance (POLA) PO 101 Reformador, la cual contará ya, de manera oficial, con misiles teledirigidos, torpedos, sistemas de armas automáticos y radares y de última generación, de fabricación estadunidense y británica.  En este contexto, la firma estadunidense Raytheon reveló que ya le entregó a la Armada de México el sistema lanzamisiles RAM Block II con que iniciará el proceso de artillado de la nave que serpa botada el 23 de noviembre y deberá estar plenamente operativa a comienzos del 2020.

La venta de los misiles RAM Bloque II es importante, porque es la primera vez que la firma Raytheon coloca armamento de este tipo en Latinoamérica. La compra de los sistemas de armas y de equipos de localización y comunicación avanzados fue anunciada por la Agencia de Cooperación en Seguridad y Defensa de los Estados Unidos (DSCA) en abril y julio de este año, cuando dio a conocer la intención de la Marina de hacerse de dos paquetes de armamento y equipo de radares para la fragata Sigma 10514.

El costo de los paquetes era de 98.4 y 41 millones de dólares respectivamente y su anuncio provocó reacciones de rechazo entre los integrantes de la anterior legislatura quienes exigieron al gobierno de Enrique Peña Nieto y al almirante Vidal Soberón Sanz explicar el gasto.

Fue en ese marco en el que se conoció también la intención de la Marina de comprar ocho helicópteros navalizados UH-60M Seahawk, de los cuales uno seria para la POLA Reformador.

La solicitud de cotización hecha por la Marina al gobierno de los Estados Unidos fue aprobada y difundida por la DSCA, que reveló el monto de la posible operación: mil 200 millones de dólares.

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO) estaba en campaña cuando se conocieron las intenciones de la Marina por adquirir los helicópteros, los sistemas de armas y el equipo de comunicación.

En todos los caso, AMLO criticó las posibles compras y anunció que de ganar las elecciones presidenciales cancelaría la adquisición de los tres lotes de material bélico para la Armada de México.

Sin embargo, la compra del armamento y de los sistemas de radares y comunicaciones avanzados indica que los dichos del presidente electo quedaron en efecto. La adquisición del material bélico para la Marina ya había sido pactada por el actual gobierno con sus pares de los Estados Unidos. El monto de los equipos es de poco más de 130 millones de dólares, cifra muy lejana de los mil 200 millones de dólares en la que están tasados los ocho Seahawk navales.

Fuentes de la Armada de México indicaron a Estado Mayor que la compra del lote de aeronaves UH-60M ha quedado en suspenso y será los futuros mandos navales y el propio Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas (AMLO) quienes decidirán si se hace la inversión o se cancela.

Misiles y torpedos

El anuncio fue hecho un día después de que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador dio a conocer quiénes serán sus secretarios de Marina y Defensa, lo cual informó en su cuenta de tuiter luego de reunirse con el actual secretario de la Defensa Nacional (Sedena), el general Salvador Cienfuegos Zepeda, para notificarle quién será su sucesor.

Mediante un comunicado de prensa, la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) dio a conocer la adquisición de tecnología de punta de las marcas Thales (de los Estados Unidos) e Indra (de España), además de la compra de un sistema integral de comunicaciones Hermesys (del Reino Unido).

A estas firmas se sumará la norteamericana Raytheon, que artillará a la POLA con un sistema de lanzamisiles RAM block II y torpedos antisubmarinos MK54.

La compra del lote de armas, proyectiles y sistemas de lanzamiento automático tendrá un costo inicial de 139.4 millones de dólares a los que podrían sumarse mil 200 millones de dólares por la compra de ocho helicópteros UH-60M Seahawk, de los cuales uno estaría embarcado en la PO 101 Reformador.

En detalle, la Marina informó que la Patrulla Oceánica de Largo Alcance “será equipada con sistemas de detección con tecnología de punta, de las marcas THALES e INDRA, además de un sistema integral de control de comunicaciones HERMESYS; de igual manera, contará con un sistema de misiles superficie – aire RAM 2 de la marca Raytheon que contempla una sección de control avanzado y radiofrecuencia para la autodefensa de la unidad”.

La compra del armamento avanzado tiene como fin fortalecer la presencia marítima de la institución y llevar a cabo operaciones de búsqueda y rescate de largo alcance, de mantenimiento del estado de derecho y seguridad nacional, añadió la Marina.

De acuerdo con la explicación de la Semar, con los sistemas de Thales e Indra, el buque tendrá capacidad de detectar y analizar la presencia de buques y aeronaves, a través de señales de radar dentro de las proximidades durante sus operaciones para determinar el tipo de plataforma y su nivel de amenaza.

Con la tecnología de Thales se podrá detectar la presencia de vehículos submarinos o semisumergibles en aguas nacionales para proceder a efectuar operaciones de defensa de la soberanía nacional y para apoyar acciones antinarcóticos, toda vez que las costas de Chiapas, Oaxaca y Guerrero suelen ser paso de minisubmarinos o semisumergibles enviados por cárteles de la droga con una o hasta dos toneladas de cocaína por nave.

En su comunicado la Marina indica que con el sistema de Thales se proveerá la información necesaria para apoyar en la toma de decisiones de la tripulación, alertándolos sobre riesgos y amenazas durante el desarrollo de las diferentes operaciones.

En cuanto al sistema avanzado Hermesys, la Semar indica que se trata de un equipo integral de control de comunicaciones basado en el Protocolo de Internet, lo cual se obtendrán comunicaciones expeditas, seguras y eficientes.

Sobre el armamento que llevará la POLA se señala que la nave “contará con el armamento de autodefensa más moderno del mundo de la compañía Raytheon, que consta de misiles superficie-aire RAM block II, y torpedos antisubmarinos MK54, con versiones de control avanzado y receptor de radiofrecuencia mejorado”.

La justificación de la Armada de México para la adquisición del armamento y el equipo de comunicaciones y radares avanzados gira en torno a la necesidad de “salvaguardar la soberanía y seguridad nacional, por tal motivo es que se impulsa, dentro de sus atribuciones, la innovación de sus unidades de superficie con tecnologías que le permitan fortalecerse para dar cumplimiento de manera eficiente a su misión y atribuciones”, explica la institución.

Primer paquete

En tanto, la firma norteamericana Raytheon reveló haber entregado ya el paquete del lanzamisiles RAM Block II junto con un lote de 23 proyectiles con los que ha iniciado el proceso de artillado del buque PO 101 Reformador, que está en su última fase de construcción en el Astillero Número 20 de la Marina, en Salina Cruz, Oaxaca.

El comunicado de la empresa estadunidense señala que Raytheon “ha entregado un lanzador de Misiles de Armazón Aéreo (RAM) para el barco de Patrulla Costera de Largo Alcance de la Armada Mexicana (Patrulla Oceánica de Largo Alcance, o POLA)”.

El misil supersónico, de reacción rápida RAM Block 2 está diseñado para contrarrestar los misiles enemigos. Esta última versión cuenta con un motor de cohete más grande, una sección de control avanzado y un receptor de radio frecuencia mejorado, precisa Raytheon.

La empresa recuerda que el Departamento de Estado de los Estados Unidos aprobó la venta de misiles RAM y torpedos ligeros MK 54 Mod 0 a México en enero de 2018. El paquete incluye un total de 23 misiles tácticos Bloque II (RAM).

Esta venta es muy relevante ya que se trata de “la primera entrega de un producto RAM a un país latinoamericano”, indica la compañía.

Los misiles RAM Block 2 están hechos para proteger a los barcos contra una larga lista de amenazas en constante evolución, señaló Mitch Stevison, Vicepresidente de Raytheon Air y Missile Defence Systems al referirse a la compra hecha por la Armada de México.

“Con RAM protegiendo a su fragata, México no solo mejora su postura marítima, sino que también amplía su apoyo naval a la seguridad nacional y la defensa de rutas marítimas críticas”, agregó.

Rytheon añadió que “el equipamiento y las pruebas adicionales se llevarán a cabo en 2019, mientras que se esperan la entrega y la puesta en servicio en 2020”.

En tanto, la Semar indicó que la POLA contará con las siguientes características: eslora (largo) de 107.14 metros manga (ancho) de 14.02 metros, desplazamiento (peso) de 2 mil 570 toneladas, velocidad máxima de 27 nudos (50 kms/hr); su propulsión será combinada diésel-mecánica y diésel-eléctrica, y tendrá una autonomía (capacidad de permanecer) de 20 días en la mar.

La construcción de la Patrulla Oceánica de Largo Alcance se encuentra integrada al Programa Permanente de Sustitución de Buques de la Armada de México y en continuación al Programa Sectorial de Marina 2013-2018, en el que se tiene contemplado el impulso del desarrollo marítimo del país e industria naval.

Loading...