Loading...

Estremecedor hallazgo, en un predio de Tijuana encontraron las herramientas con las que “El Pozolero” disolvía a sus víctimas

Loading...

La búsqueda de personas desparecidas en México arroja hallazgos que estremecen. durante la última semana, un grupo forense y de investigadores encontró enterradas herramientas.

Estremecedor hallazgo, en un predio de Tijuana encontraron las herramientas con las que El Pozolero disolvía a sus víctimas

Bultos de sosa cáustica, guantes, mangueras y pinzas que utilizó Santiago Meza López, conocido como “El Pozolero” para disolver en ácido cerca de 300 cuerpos por órdenes de Teodoro García Simental, “El Teo”, jefe de plaza del cártel de los Arellano Félix. Los objetos fueron hallados en un predio conocido como “La Gallera”, ubicado en la colonia Maclovio Rojas, de Tijuana, Baja California, estado fronterizo con Estados Unidos.

Allí “El Pozolero” recibía los cuerpos que debía disolver y enterraba los últimos restos de las víctimas.  Meza López mezclaba agua con sosa cáustica en tambos, donde disolvía los cuerpos y por ese “trabajo” le pagaban 600 dólares a la semana.  En México el pozole es un tipo de sopa muy conocida, que se prepara con granos de maíz, carne de cerdo o pollo y chile. Por eso a este criminal se le apodó “El Pozolero”.

Meza López fue detenido en enero de 2009  por militares y se le dictó auto de formal prisión por los delitos de delincuencia organizada, secuestro y privación ilegal de la libertad.

A nueve años de su detención, investigadores y forenses reanudaron los trabajos de excavación para encontrar restos óseos.

La búsqueda comenzó en 2011, pero fue hasta el año pasado que, gracias a familiares de desaparecidos, las autoridades hallaron evidencia de restos humanos.

El presidente de la Asociación por los Desaparecidos en Baja California, Fernando Ocegueda, informó que durante los trabajos del grupo especial de la Subprocuraduría de Investigación Especial en Delincuencia Organizada (SEIDO), en “La Gallera” han encontrado 16.500 litros de materia orgánica y  entre 170 y 200 kilos de huesos humanos.

Todos estos restos, que podrían ser de hasta 600 cuerpos humanos, fueron trasladados al área de genética de la Procuraduría General de la República, en la Ciudad de México.

Ocegueda agregó que permanecerán 30 días en este lugar trabajando, ya que posiblemente hay más restos, porque los anteriores solo fueron localizados en un pequeña parte del terreno.

También confirmó que existen otras 70 terrenos en Baja California que fueron utilizados por los cárteles del narcotráfico y que en esos lugares pueden encontrar cuerpos enterrados. “Hay ranchos, hay muchas propiedades, hay muchos lotes baldíos” dijo.

Baja California tiene el sexto lugar en lista nacional de personas desaparecidas y es el único estado que no ha armonizado su legislación con la Ley General de Víctimas que prevé el resarcimiento de daños a familiares de víctimas, entre otros derechos.

También acudieron a los trabajos de búsqueda la Procuraduría General de la República, la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE) de la Procuraduría General de Justicia de Baja California (PGJE), y personal de las comisiones Nacional y Estatal de Derechos Humanos.