Loading...

Arrestan a 15 operadores del cartel de Sinaloa con droga valorada en 10 millones de USD en Los Ángeles

Loading...

Un pequeño decomiso de fentanilo “a nivel de calle” que se realizó hace un año en el condado de Ventura, al norte de Los Ángeles, Estados Unidos.

Arrestan a 15 operadores del cartel de Sinaloa con droga valorada en 10 millones de USD en Los Ángeles

Condujo a las autoridades al golpe más grande que le han dado en esa zona al cartel de Sinaloa: desmantelaron una célula de esa organización tras el arresto de 15 personas y el decomiso de narcóticos valorados en más de 10 millones de dólares. Este grupo criminal que supuestamente lideraba Omar Rangel, quien es propietario de negocios en el Valle de San Fernando.

Hacía pedidos directos a narcotraficantes en Sinaloa. Esos cargamentos eran cruzados a través de la frontera y después llegaban a varias casas clandestinas operadas por Rangel en los condados de Los Ángeles y Ventura, detallaron las autoridades en conferencia el martes.

“Esta droga vino desde Sinaloa (…) La mayoría se ordenaba directamente en México”, indicó Gary Pentis, subjefe del Sheriff del condado de Ventura, agencia que lideró esta investigación y en la cual también participaron policías locales y oficiales de la Agencia para el Control de las Drogas (DEA).

La operación denominada ‘La Familia Rangel DOT’ (organización de tráfico de droga) concluyó el martes con el arresto de Rangel y 14 cómplices, incluidas 5 mujeres. Las autoridades les decomisaron 285 libras de metanfetamina, 121 libras de cocaína, 13.2 libras de heroína, 6.6 libras de fentanilo y 600 pastillas de opioides. Además, les incautaron miles de dólares en efectivo y armas de fuego.

“Guardaban la droga en Los Ángeles y la distribuían en todo el condado de Ventura”, detalló Pentis, quien mencionó que el Sheriff decidió seguirle los pasos a esta célula tras el decomiso del peligroso fentanilo a un vendedor de Rangel en 2017. “La distribución de fentanilo es una prioridad obligatoria, por eso pusimos más esfuerzo en esto. Eso es lo que hace a este caso tan importante”, mencionó.

“Estos idiotas mezclaban fentanilo y heroína”
A principios de este año, 22 de los 32 fallecimientos por sobredosis en Ventura involucraban fentanilo, dijo Pentis. En 2016, en esa región se registraron 116 muertes por ese motivo. Una simple pizca de esa sustancia, que se vende más barata que otras drogas, significaba una dosis letal.

“Estos idiotas mezclaban fentanilo y heroína para agregarle pureza”, expresó enfadado el subjefe del Sheriff de Ventura. “Imaginen lo que esta droga significa estando en las calles”.

Las autoridades creen que la organización de Rangel es responsable de la proliferación de fentanilo en Ventura. Hasta el 2016, los alguaciles de esa zona realizaron pocos decomisos de la sustancia, la cual provenía de farmacias y veterinarias que habían sido robadas. Pero un año después vieron un salto, el cual atribuyen a cargamentos que provenían de laboratorios clandestinos en Sinaloa.

“Esperamos que esta sea una desarticulación significativa por las pérdidas económicas”, dijo Pentis.

Antes de arrestar a Rangel, las autoridades notaron que cambió de domicilio. “Sintió un poco de calor (notó que las autoridades le seguían la pista) y se mudó a 67 millas de distancia pensando que eso lo iba a ayudar”, indicó Pentis.

Las autoridades mencionan que la célula de Rangel, cuyo tamaño real se desconoce, se tornaba violenta para proteger su negocio ilícito.

Las redadas para capturar a los operadores de este grupo llegaron a distintos lugares, desde casas en zonas residenciales tranquilas, hasta complejos de apartamentos de bajos ingresos. “Había un Mercedes (Benz) en la cochera (de uno de los detenidos), pero también fui a un apartamento infestado de cucarachas, donde vivía uno de los vendedores”, narró el subjefe del Sheriff.

“Encontramos varios miles de dólares en un coche, pero ese dinero iba de regreso a México. Estos sujetos no vivían con lujos”, enfatizó.

La Fiscalía del condado de Ventura ha interpuesto siete acusaciones contra esta organización y espera someter otros casos en los próximos días. También están pendientes los arrestos de otros sospechosos. Si son encontrados culpables, sus condenas irían de 5 a 19 años en la cárcel, indicó la procuraduría.