Loading...

Ex-Gobernador de Tamaulipas ligado al Narco enfrentará nuevos Cargos

Loading...

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas — Un ex-gobernador de este estado fronterizo que está luchando contra su extradición a Texas ahora enfrenta nuevos delitos.

Ex-Gobernador de Tamaulipas ligado al Narco enfrentará nuevos Cargos

Ya que un juez estatal le presentara los cargos de enriquecimiento ilícito y operaciones con recursos ilícitos  en Tamaulipas. En una audiencia reciente en Ciudad Victoria, el juez estatal de Tamaulipas, Patricio Lugo Jaramillo, dictaminó que había suficientes pruebas para acusar al ex gobernador Eugenio Hernández Flores de un cargo de enriquecimiento ilícito y un cargo de realizar operaciones con recursos ilícitos.

Hernández, quien se desempeñó como gobernador en Tamaulipas de 2005 a 2010, permanece bajo custodia en Ciudad Victoria por cargos relacionados a un fraude de bienes raíces.  Según las autoridades estatales, Hernández ha sido acusado de ganar ilegalmente cerca de $ 41 millones de pesos de 2000 a 2010; Desde el momento en que fue senador, alcalde local y gobernador.

Los investigadores estatales afirman que los fondos no coinciden con las ganancias que habría acumulado legalmente.  Como Breitbart Texas ha informado, el ex político es buscado en Texas por las autoridades federales de los Estados Unidos por varios cargos de lavado de dinero. Se cree que compró propiedades en Texas y lavó fondos ilícitos.

Actualmente, los abogados de Hernández están luchando en México para evitar que su cliente sea extraditado a Texas. El político ha estado dentro de una celda desde octubre de 2017 cuando las autoridades de Tamaulipas lo acusaron de cometer un fraude de bienes raíces para comprar un terreno costero de mas de 1,600 hectáreas que en realidad pertenecía al gobierno. El político presuntamente manipulo el proceso para pagar solo el 1 por ciento del valor de las tierras, informó Breitbart Texas.

Hernández es el segundo gobernador de Tamaulipas vinculado en una corte federal de USA; el exgobernador Tomás Yarrington está bajo custodia federal estadounidense en espera de juicio por conspiración de drogas y cargos de lavado de dinero. Yarrington está acusado de haber cobrado sobornos de cárteles de la droga a cambio de ayudar a las organizaciones criminales a operar con impunidad; también se cree que colaboró ​​no solo con el Cártel del Golfo y Los Zetas, sino también con el Cártel de Beltrán Leyva para obtener acceso al puerto de Veracruz.