Loading...

Paso a Paso, exponen cómo se desmoronan internamente Los Zetas

Loading...

En 2011 el grupo de criminal conocido como Los Zetas era el cártel más sanguinario y uno de los más poderosos del mundo, al menos así lo determinó el entonces presidente de Estados, Unidos Barack Obama.

Paso a Paso, exponen cómo se desmoronan internamente Los Zetas

Sin embargo, actualmente, la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) señala que Los Zetas es un cártel en declive. La Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo) colocó a Los Zetas en dieciséis estados del país: San Luis Potosí, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Colima, Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Campeche, Tabasco, Yucatán, Quintana Roo y Morelos.

La violencia extrema ocasionó que se convirtieran en un blanco de atención de las autoridades, mientras que su presencia en varios estados del país provocó dificultades de liderazgo para mantener el comando y control dentro de la organización.

Fue así como los líderes fundadores fueron neutralizados por la Policía y estalló una guerra interna por el poder.

El declive de Los Zetas inició en 2012, cuando Heriberto Lazcano El Lazca, considerado en ese entonces líder máximo de Los Zetas, fue abatido durante un enfrentamiento con elementos de la Secretaría de Marina (Semar) en Coahuila.

Heriberto Lazcano El Lazca

La familia Treviño Morales decidió tomar el mando y se ganó la confianza de Osiel Cárdenas Guillen, exlíder del Cártel del Golfo, quien introdujo a Los Zetas.

Sin embargo, los hermanos Treviño Morales no fueron bien aceptados en la organización criminal, ya que no tenían antecedente militar; ellos provenían directamente del mundo criminal.

Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, sucedió a El Lazca, y consolidó una alianza con el Cártel de los Beltrán Leyva, mismos que acababan de romper con el Cártel de Sinaloa, enemigos naturales de Los Zetas.

No obstante, fue detenido en 2013 en Anáhuac, Nuevo León, por lo que en su lugar quedó su hermano Omar Treviño Morales, El Z-42, quien también fue capturado en marzo de 2015, en San Pedro Garza García, Nuevo León.

Omar Treviño El Z-42

Juan Francisco Treviño Chávez, alias Kiko, sobrino de El Z-40 y El Z-42, así como hijo de Juan Francisco Treviño Morales, alias El Kiko Ozuna, hermano mayor de la sanguinaria dinastía familiar, fue el tercero en liderar a Los Zetas.

Con la llegada del Kiko estalló una guerra interna, pues los miembros leales a los fundadores, de antecedente militar, decidieron disputarse el liderato de la organización criminal.

Juan Francisco Treviño El Kiko

En consecuencia, el grupo se dividió en dos: el Cártel del Noreste, formado por los Treviño Morales, y Los Zetas Vieja Escuela.

Una vez más sus líderes fueron aprehendidos, El Kiko fue capturado en 2016 en territorio estadounidense por elementos de la DEA.

En su lugar se mantiene Juan Gerardo Treviño Chávez, alias El Huevo, calificado como el último líder Zeta de la familia Treviño Morales.

Por su parte, Los Zetas Vieja Escuela eran liderados por José María Guizar Valencia, El Z-43, el último de los líderes fundadores de Los Zetas en operaciones, quien fue detenido en febrero de este año en la Colonia Roma, Ciudad de México.

Fue así como Los Zetas acabaron divididos, ya sea porque fueron capturados o asesinados. No obstante, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) señala que Los Zetas continúan en Tamaulipas y en otros estados en los que se dedican principalmente al robo de combustible.