Loading...

Los capos del narco que Peña no detuvo y que AMLO enfrentará

Loading...

Aunque se arrestó o abatió a 110 de los 122 objetivos prioritarios del narco; el CJNG se ha fortalecido alterando el panorama del narco en México.

Los capos del narco que Peña no detuvo y que AMLO enfrentará

Cuando el presidente de México, Enrique Peña Nieto, asumió el cargo en 2012, elaboró una lista de 122 presuntos delincuentes cuyas detenciones serían “de alta prioridad” en la lucha del país contra el crimen organizado. Ahora, con solo unos meses en su presidencia, la mayoría de los sospechosos de alta prioridad han sido detenidos o asesinados, pero pocos han sido condenados, y la violencia en México continúa.

En su último informe el 2 de septiembre, destacó que el gobierno mexicano logró “neutralizar” a 110 de los sospechosos en la lista de su administración desde que comenzó su mandato en diciembre de 2012. Incluyeron 96 arrestos y 14 muertes durante enfrentamientos con fuerzas de seguridad.

A primera vista, la administración de Enrique Peña Nieto cumplió los objetivos que estableció al asumir el cargo en 2012. Sin embargo, hay al menos dos problemas que muestran que el panorama no es tan brillante como parece.

Entre los 12 objetivos prioritarios del gobierno, no se pudo detener a Ismael “El Mayo” Zambada, del cártel de Sinaloa; a Fausto Isidro Meza, “El Chapo” Isidro, del cártel de los Beltrán Leyva y a Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, quien actualmente lidera el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

“El Mencho”.

De acuerdo con análisis realizados por El País y Milenio, el crecimiento agresivo y desenfrenado del CJNG ha alterado significativamente la dinámica de los cárteles en México, y si se combina eso con el arresto de la administración Peña Nieto de solo tres de sus miembros, se obtiene la receta perfecta para uno de los mayores desafíos que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Además, se plantea que AMLO también puede hacer bien al reconocer que simplemente decapitar a las organizaciones criminales no es suficiente para combatir la violencia criminal en México. Él heredará una tasa de homicidios nacional históricamente alta de Peña Nieto, lo cual en parte se debe a los numerosos vacíos de poder que dejaron sus arrestos de alto perfil, como en los estados de Baja California, Michoacán, Guerrero y Veracruz.

Los más importantes objetivos prioritarios detenidos fueron los siguientes:

“LOS ZETAS”

En la presidencia de Felipe Calderón (2006 – 2012), “Los Zetas” se convirtieron en uno de los principales objetivos del gobierno debido en parte a la intensidad de su violencia contra las fuerzas de seguridad y civiles.

Esa presión no se detuvo bajo Peña Nieto. El cártel fue el más afectado en su lista de objetivos prioritarios, con 28 arrestos y cinco muertes.

De los miembros de “Los Zetas” arrestados, dos de los más importantes son los hermanos Miguel Ángel Treviño y Alejandro Omar Treviño. Miguel Ángel, alias “Z40”, fue a la vez el máximo comandante de “Los Zetas”. Los marinos mexicanos lo detuvieron en 2013, pero cinco años después todavía está a la espera de juicio en la cárcel.

Omar, “Z42”, luego dirigió el cártel hasta que fue arrestado en 2015. Si bien se ha hablado de su posible extradición a los Estados Unidos, él también ha estado en un limbo legal en una prisión mexicana.

La caída de estos y otros jugadores clave, junto con la expansión caótica de “Los Zetas”, ha contribuido a su estado actual como un grupo descentralizado y fragmentado que ha perdido un territorio significativo para sus rivales.

El jefe “Zeta” más reciente que fue arrestado fue José María Guizar, “Z43”, capturado por los marinos mexicanos el 8 de febrero.

CÁRTEL DE SINALOA
Con 21 arrestos y tres miembros muertos, el cártel de Sinaloa fue el segundo más golpeado. Entre los individuos que las autoridades han arrestado o asesinado están los líderes del cártel, los operadores financieros y sicarios de alto rango.

El arresto más celebrado -y controvertido- por parte del gobierno fue el deJoaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, uno de los principales líderes del Cartel de Sinaloa. Fue extraditado a los Estados Unidos y tiene un juicio que comenzará en noviembre. Pero llegar a ese punto no fue sin sus reveses.

“El Chapo” fue el criminal más buscado del Hemisferio Occidental cuando las autoridades lo arrestaron por primera vez en febrero de 2014. Pero casi un año y medio después de su encarcelamiento, escapó de una prisión de máxima seguridad en uno de los eventos más vergonzosos en la presidencia de Peña Nieto. Las autoridades nacionales e internacionales llevaron a cabo una persecución masiva hasta que fue recapturado en Sinaloa seis meses después, en enero de 2016.

Otro jefe de cartel de alto rango que cayó fue Dámaso López Núñez, “El Licenciado”. Estados Unidos lo identificó como un jugador importante en el narcotráfico internacional, y se cree que heredó el rol de líder cuando “El Chapo” fue arrestado. Sin embargo, la temporada de “El Licenciado” como líder fue de corta duración, ya que fue detenido en mayo de 2017 y extraditado a los Estados Unidos en julio de 2018.

A pesar de estos arrestos de alto perfil, el Cartel de Sinaloa continúa siendo la organización criminal mexicana más importante en el escenario mundial, aunque con un perfil más bajo. Varios de los líderes del grupo desde hace tiempo, como Ismael “El Mayo” Zambada, todavía están en el negocio, y aquellos que han sido arrestados a menudo pasan sus posiciones de poder a sus familiares.

OTROS CAPOS CAÍDOS
“Los Zetas” y el cártel de Sinaloa pueden ser los más golpeados, pero ciertamente no son los únicos. Los 96 arrestos y 14 muertes en la lista de Peña Nieto también presentaron otras figuras clave en el hampa del país.

Vicente Carrillo Fuentes, del cártel de Juárez, “El Viceroy”, fue aprehendido en 2014. Su hermano, Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”, cofundó el grupo, y “El Viceroy” se hizo cargo después de su muerte en 1997.

En Michoacán, la estructura de liderazgo de “Los Caballeros Templarios”casi se desmanteló después de las muertes de Nazario Moreno, “El Chayo” y Enrique “Kike” Plancarte en 2014, así como del arresto de Servando Gómez, “La Tuta” en 2015.

Mario Ramírez Treviño, “X20”, asumió como jefe del cártel del Golfo después de que otros líderes fueron arrestados o asesinados bajo el gobierno de Calderón. El Ejército mexicano lo arrestó en 2013 y fue extraditado a los Estados Unidos en 2017.

Fernando Sánchez Arellano, “El Ingeniero”, es primo de los hermanosArellano Félix, quienes fundaron el cártel de Tijuana. Dirigió el grupo durante aproximadamente tres años antes de su arresto en 2013.

En 2014, la administración de Peña Nieto celebró el arresto del último hermano de Beltrán Leyva, Héctor, “El H”, que dirigió la Organización Beltrán Leyva (BLO). Estaba programado para ser extraditado a los Estados Unidos, pero en 2017 un juez mexicano emitió un requerimiento judicial cuando “El H” apeló su extradición.