Loading...

Ciudad Juárez, como en sus peores épocas por la guerra el Cártel de Sinaloa y del Cártel de Juárez

CIUDAD JUÁREZ, Chih.- Cifras de la Fiscalía de Chihuahua, un informe de la DEA y un recorrido de este semanario por Ciudad Juárez.

Ciudad Juárez, como en sus peores épocas por la guerra el Cártel de Sinaloa y del Cártel de Juárez

Confirman que ha vuelto a ser una de las localidades más peligrosas del mundo, con niveles inéditos de violencia. Todos los días bandas rivales del narcotráfico se enfrentan a tiros en las calles y los muertos se cuentan por cientos cada mes. Ante ese panorama, las autoridades prefieren tender un manto de silencio.

Las peleas entre integrantes de los cárteles que imperan en esta ciudad –que remiten a la peor etapa de inseguridad de la misma, en el sexenio de Felipe Calderón– ubican a la localidad fronteriza como una de las más peligrosas del país con el consentimiento de las autoridades.

“Son narcotraficantes y pandilleros los que se están matando entre ellos, en una guerra propiciada por el Cártel de Sinaloa, que domina y controla la plaza de Ciudad Juárez, y eso le conviene a las autoridades federales, estatales y locales. Los muertos son delincuentes, a nadie le importan”, explica a Proceso un alto funcionario de una de las agencias de inteligencia del gobierno de Estados Unidos que operan en México.

Las afirmaciones del funcionario del gobierno de Donald Trump, que habla con este semanario a condición del anonimato, coinciden con las que también hacen funcionarios mexicanos de los servicios de inteligencia y con análisis e informes recientes de la DEA.

Las cifras oficiales de la administración de Enrique Peña Nieto arrojan estadísticas sobre inseguridad, homicidios y violencia en Ciudad Juárez similares a las que se alcanzaron el gobierno pasado, bautizado como el Sexenio de la Muerte. En lo que va de 2018, según números de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, se han cometido 113 homicidios al mes en la localidad.

“La plaza está muy caliente”, comenta a Proceso un funcionario de los servicios federales de inteligencia de México, quien pide el anonimato. “Hay muchos muertos, pero los ejecutados son pandilleros y narquillos de poca monta y además las ejecuciones ocurren en las zona paupérrimas de la ciudad, como la del Centro, donde fluye el narcomenudeo que se diputan las pandillas y las bandas aún afiliadas a lo que queda del Cártel de Juárez”, agrega.

Durante el recorrido que hizo este semanario por diferentes zonas de Ciudad Juárez se pudo corroborar que la violencia generada por la demanda de drogas de Estados Unidos está relegada a los puntos más humildes y a la zona centro.

Las calles aledañas a la Avenida Juárez –y que abarcan un cuadro desde la Catedral hasta la avenida y barrio Vicente Guerrero– son campo de batalla entre La Línea, Barrio Azteca y Los Mexicles, asociados al Cártel de Juárez (al que muchos llaman el Nuevo Cártel de Juárez), y Los Artistas Asesinos, ejército criminal vinculado con el Cártel de Sinaloa.

El funcionario de la agencia estadunidense de inteligencia expone así la situación: “Es una limpieza interna entre criminales que le conviene a las autoridades de México, más a las federales y estatales. Por increíble que parezca La Línea está eliminando a miembros de los Barrio Azteca y de Los Mexicles, y a integrantes de Los Artistas Asesinos. Son matanzas que favorecen al gobierno federal y al estatal, por eso no hacen nada para evitarlo. Son criminales matando a criminales. ¿A quién le importan? Al gobierno no, y menos a la gente de Juárez que no está metida en el negocio de las drogas”.

Loading...