Loading...

La PGR debe liberar a “La Rana”, al no comprobarse su participación en el caso Ayotzinapa.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) la liberación de Erick Uriel Sandoval Rodríguez, “La Rana”.

La PGR debe liberar a “La Rana”, al no comprobarse su participación en el caso Ayotzinapa.

Al demostrar que no es cómplice de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.  A través de un comunicado, la CNDH difundió que han transcurrido 171 días desde que Sandoval Rodríguez fue indebidamente detenido por la Policía Federal. Permanece en el CEFERESO número 14 de Durango privado injustamente de su libertad.

Recordó que hace 99 días, personal de la CNDH entregó las pruebas de la inocencia de Erick Uriel Sandoval y la PGR “no ha hecho nada por enmendar su error” y, al contrario, “mantiene su injusta acusación contra un inocente, mientras quien, según sus propias pruebas, es el verdadero partícipe de los hechos, goza de libertad en la más absoluta impunidad”.

Mientras que hace 73 días, la CNDH hizo público el caso de la equívoca detención, y han transcurrido 69 días desde que la CNDH presentó escritos “Amicus Curiae” a favor del todavía detenido ante los Tribunales que conocen de su caso.

“La equívoca detención de Erick Uriel Sandoval Rodríguez acentúa la violación al Derecho a la Verdad y el de Acceso a la Justicia que corresponde a las víctimas de los trágicos hechos de Iguala”, reiteró la Comisión.

El 12 de marzo pasado, elementos de la Policía Federal convocaron a una conferencia de prensa para presumir la detención, sin un solo disparo, de “La Rana” o “El Güereque”, a quien anunciaron como presunto partícipe del homicidio y calcinación de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en septiembre de 2014, en el basurero de Cocula, de acuerdo con las declaraciones de seis de los 128 procesados por los hechos.

Tres meses después, el 18 de junio, la CNDH reveló que Erick Uriel no era “La Rana” mencionada por los procesados por la desaparición de los estudiantes, quienes no pronunciaron su nombre en ninguna parte del expediente.

Además, en el expediente se incluye un retrato hablado elaborado con base en las declaraciones de dos de los inculpados: “El Pato” y “El Jona”. Ellos describieron a una persona blanca, de ojos claros, con un lunar sin pigmentación en el mentón, con percings en ambas orejas, el tatuaje de una rana verde en la espalda, una cicatriz en la muñeca izquierda y, junto a ella, un tatuaje de tres flamas verdes.

El organismo mostró copia del retrato hablado en la que se advierte la imagen de una persona muy distinta a la presentada por las autoridades de la PF y a PGR, documento que lleva la leyenda “La Rana o Wereque o Edgar (sicario)”.

La CNDH reveló que, desde octubre de 2017, la PGR sabía que Erick Uriel no era la persona que buscaban y por el que ofrecieron una recompensa de 1.5 millones de pesos desde 2015.
La PGR debe liberar a “La Rana”, al no comprobarse su participación en el caso Ayotzinapa: CNDH

Loading...