Loading...

En el narcotráfico, la DEA pone las reglas del juego

A unos cuantos meses de concluir la actual administración federal, la Procuraduría General de la República (PGR) anunció el aumento de la recompensa.

En el narcotráfico, la DEA pone las reglas del juego

Por la captura de Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).  Así, el Gobierno Federal colocó a “El Mencho” en el top tres de los capos de la droga más buscados en México, con un precio por su cabeza de 30 millones de pesos.  Pero, ¿por qué la administración de Enrique Peña Nieto tardó tanto en colocar a Oseguera Cervantes entre los narcotraficantes más buscados?

Desde al menos tres años atrás, el CJNG comenzó a demostrar su poderío criminal con hechos sanguinarios que conmocionaron a todo el país, como el derribo de un helicóptero de la Policía Federal en 2015 o la desaparición, y presunto asesinato, de tres estudiantes de cine en Tonalá, Jalisco.  Sin mencionar el poder económico que su brazo financiero, “Los Cuinis”, consolidando así al considerado cartel del narcotráfico más importante del país.

La diferencia ahora es que el Gobierno mexicano no actuó solo, la colocación de “El Mencho” como el enemigo público número uno vino acompañada de una cacería en su contra en colaboración con autoridades estadounidenses encabezadas por la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

A su vez que en México se hacía el anuncio, Estados Unidos también colocaba a “El Mencho” en el primer lugar de su lista de objetivos prioritarios en el combate al narcotráfico, desplazando así al ya preso Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.

La corrupción política y policiaca en México parece ser una traba para comenzar la cacería de estos capos sin la intervención estadounidense, la “leyenda” de “El Mencho” cuenta con dos casos particulares de esta índole: el primero en 2012, cuando el Gobierno de Jalisco liderado por el panista Emilio González Márquez habría liberado a Oseguera Cervantes luego de ser atrapado por elementos de la Policía Federal.

El segundo caso sucedió en 2016, cuando se difundieron audios que evidenciaban los vínculos del líder CJNG con la Policía de Jalisco. Una grabación expone a “El Mencho” amenazando a un mando policiaco para que detenga un operativo en su contra.

Actualmente, de acuerdo con la PGR, “El Mencho” se encuentra escondido en la sierra entre los límites de Jalisco y Michoacán, cercado por las Fuerzas Federales mexicanas y, ahora también, estadunidenses.

Autoridades mexicanas sostienen que el líder del CJNG está por caer, quizá antes de que el próximo presidente tome posesión.

Nemesio Oseguera Cervantes es sólo uno de varios casos donde la DEA pone las reglas del juego, coloca los nombres y las organizaciones que deben caer, ordenes que el Gobierno de México no hace otra cosa más que acatar.
En el narcotráfico, la DEA pone las reglas del juego

Loading...