Loading...

”El Comandante 30”, detrás de la muerte de municipales.

A partir de junio pasado, ”El Comandante 30” empezó operaciones en Puebla y la madrugada del domingo 26 de agosto fue abatido en la capital poblana por personal de la Marina.

''El Comandante 30'', detrás de la muerte de municipales.

Tras una investigación que realizó junto con autoridades estatales, éstas confirmaron que ofrecía protección a grupos delincuenciales locales dedicados al robo de hidrocarburo y fue el responsable de la ejecución de los seis policías municipales de Amozoc.  Así lo informó en conferencia de medios, el fiscal de Investigación Metropolitana, Gustavo Huerta Yedra.

Quien se abstuvo de revelar la identidad del ”Comandante 30” y de los otros siete asesinados el fin de semana en el enfrentamiento que tuvieron con la Marina. El funcionario justificó que los cuerpos estaban en el proceso de ser identificados por sus familias y horas más tarde, precisarían los datos.

Al personaje que previo a su llegada a Puebla se le vincula con acciones en Guerrero y Chiapas, también le atribuyeron el asesinato de dos personas que fueron desmembradas y abandonadas en la colonia Bosques de Manzanilla y los calcinados en San Miguel Espejo.

Aunque inicialmente se habló de un enfrentamiento casual entre huachicoleros y la Marina, Huerta Yedra explicó que la muerte del ”Comandante 30 es resultado de una búsqueda y trabajo de inteligencia.

Tras el tiroteo, encontraron siete armas de fuego, dos de ellas calibre .9 milímetros, propiedad de la Secretaría de Seguridad de Amozoc, lo que los llevó a confirmar que el personaje estuvo detrás de la ejecución de los seis policías de Amozoc -donde hay robo y comercialización de gas LP, indicó el fiscal.

Sin embargo, el funcionario no dio mayores detalles de cómo resolvieron el asesinato de los seis policías de Amozoc, del cual hubo quien responsabilizó a los mandos y hasta al presidente municipal de extracción panista, José Cruz Sánchez Rojas, debido a que antes de su asesinato, las víctimas reportaron ante la Contraloría Municipal que sus superiores protegían intereses de bandas dedicadas al robo de gas LP.

La tragedia que rodea las muertes de los policías de Amozoc creció el pasado 13 de agosto, cuando la oficial de Puebla Yolanda Estefanía Alegría Román viajaba con sus compañeros en la unidad P-193 y volcó. A Yolanda, quien era pareja sentimental de uno de los policías asesinados, le declararon muerte cerebral.

Lo que rodeaba al ”Comando 30”

El secretario de Seguridad Pública, Jesús Morales Rodríguez, agregó que también aseguraron una pipa, la cual venía escoltando el ”Comandante 30” y sus hombres.

El trabajo de inteligencia les permitió ubicar las rutas de acción del ”Comandante 30”, quien en meses anteriores amenazó con llegar a Puebla y atacar a las autoridades estatales, a través del grupo que denominó de manera irónica Puebla Segura, como denominan oficialmente a quienes combaten la delincuencia en la entidad.

Las autoridades sabían dónde se ubicaba la toma clandestina de gas, donde cargaría la pipa de la compañía Velagas. Lo rodearon y evadieron su radio de seguridad, ya que tenían detectadas sus redes de “halconeo” –vigilancia-.

Los marinos caminaron dos kilómetros y se escondieron entre los maizales, para esperar al ”Comandante 30”, narró el fiscal, quien evadió responder qué pasará con el territorio que ya dominaba el sicario, básicamente en la parte norte de la capital poblana.

Hasta el momento se desconoce la identidad exacta del llamado “Comandante 30″, aunque versiones preliminares plantean que su nombre verdadero era Alfredo ”N”.
''El Comandante 30'', detrás de la muerte de municipales.

Loading...