Loading...

Fotografías de El Comandante Juanito el hombre que era la mayor confianza de el Chapo Guzman.

Fragmento de El Comandante Juanito por Los Canelos de Durango, No hacía mucho tiempo que Joaquín El Chapo Guzmán había escapado del penal de Puente Grande en Jalisco.

Fotografías de El Comandante Juanito el hombre que era la mayor confianza de el Chapo Guzman.

Ya había celebrado con los suyos en Badiraguato su regreso después de haberse ocultado durante un tiempo en Nayarit, era de esperarse de igual manera el abrazo y bienvenida de parte de El Comandante para el niño que se convirtió en su patrón. Durante uno de los recorridos en sus campamentos clavados en la sierra de Sinaloa.

Tanto Guzmán y el pistolero  decidieron posar juntos para una foto que se acoplò al vasto archivo que documenta la constitución física del capo de capos mexicano.   Nacido el 26 de junio de 1939, Juan Gutiérrez Ortega fue oriundo del pequeño rancho que, con el respaldo de los humildes agricultores de la sierra de Badiraguato, puso por nombre La Tuna.

Al pasar de los años, El Viejito como también le apodaban, ayudó levantar el lejano espejismo que significaba una sociedad organizada en el  pequeño rancherío, pero la realidad torcía aun màs que las esperanzas: en las montañas olvidadas  por Dios nadie prospera sin la ayuda de la ilegalidad, la cual se manifestaba con el cultivo, exportación y comercialización de las plantas malditas como la mariguana o la preciada goma del opio, precursor natural para la elaboración de la heroína.

El Comandante era una de las pocas cabezas que resaltaban en cuanto a producción de “mercancía” se refiere, pero ni el gobierno local, estatal ni mucho menos el federal intervinieron para que Juan pisara la cárcel; en aquellos tiempos -entre 1950 a 1980- el contrabando de drogas era bien visto por las autoridades mexicanas y estadounidenses, màs que nada por la demanda creciente de los veteranos de la II Guerra Mundial, la guerra de Corea y finalmente la de Vietnam. Pero llegó el momento en que la supuesta moralidad empezó a calar en las grandes urbes exigiendo de una manera natural a los gobiernos hacer algo respecto a las crecientes estadísticas de adictos a los estupefacientes.

Varios capos empezaron a surgir pero también a caer conforme pasaba el tiempo; El Comandante siempre fungió en sus actividades ilícitas en un bajísimo perfil, sin tener la necesidad que casi es como requisito para cualquiera que se introduce al narcotráfico: una insaciable ambición por el poder. Es bien sabido que en el rancho La Tuna habita o habitó sin lugar a dudas la mayoría de los miembros del clan de los Guzmán-Loera, destacando uno de los primeros hijos del matrimonio entre Emilio Guzmán Bustillos y Consuelo Loera Pérez: Joaquín Archivaldo.

…no necesito correr porque traigo varios tiros
para enfrentar al enemigo
y para cubrir a un Chapito.

Loading...