Loading...

El “Chapo”, acusado en EU de ejecutar a 20 personas, entre “gente que lo traicionó”, o eran sus enemigos.

Nada parece detener al gobierno de Estados Unidos en su intención por hundir a Joaquín el Chapo Guzmán de una buena vez y para siempre.

El Chapo, acusado en EU de ejecutar a 20 personas, entre “gente que lo traicionó”, o eran sus enemigos.

Luego que fiscales federales del Distrito Este de Nueva York presentaran la semana pasada una nueva moción en donde acusan al narcotraficante sinaloense de ser el responsable directo de al menos 20 homicidios de “gente que lo traicionó”, o bien que eran sus enemigos, incluyendo elementos de los Zetas, del Cártel de Juárez, del Cártel de Tijuana, y sicarios sinaloenses.

Según la fiscalía, se cuenta con un grupo de testigos protegidos que en su momento trabajaron muy cerca de él y que están dispuestos a declarar ante un jurado la forma que Guzmán Loera ordenaba o participaba en las ejecuciones de quienes le estorbaban.

De acuerdo a un documento filtrado a este semanario, el gobierno de Estados Unidos asegura tener información clasificada que precisa fechas, lugares, y nombres de la mayoría de las víctimas que fueron muertos por órdenes de Guzmán Loera, algunas fechadas desde 1989, y hasta días antes de su recaptura en Los Mochis, en enero de 2016.

“Los asesinatos forman parte de una acusación por conspiración para asesinar a personas que representaron una amenaza para el Cártel de Sinaloa, y por ello, el gobierno estadounidense tiene ahora la intención de demostrar su culpabilidad en esos asesinatos durante el juicio”, se lee en el documento número 1:09-cr-00466-BMC, dirigido a la corte federal del Distrito Este de Nueva York.

Esta nueva acusación es la continuación de otro documento acusatorio presentado el 25 de octubre de 2014 en esa misma corte, por la ex procuradora de Estados Unidos Loretta E. Lynch, quien también acusó a Ismael el Mayo Zambada como el principal cómplice del Chapo, aunque en aquella acusación no se incluía entre las víctimas ni al Barbarino, ni a Ramón Arellano Félix, como ocurre en este nuevo documento, lo que supone la presencia de nuevos testigos protegidos convocados por la fiscalía.

Tras la acusación, Balarezo calificó las acusaciones de la fiscalía como “irrisibles”, al considerar ridículo cómo van a hacer para demostrar que participó en cada caso, lo que hará que cada acusación sea como un “mini juicio”.

“Si ese es el caso, y desean probar cada acusación, deben entender que el señor Guzmán tiene derecho a la evidencia, ahora para que él puede defenderse la defensa debe poder investigar los alegatos, la circunstancias y cualquier testigo con el fin de prepararse adecuadamente para el juicio. Esto significa que el Sr. Guzmán tiene que estar preparado para defenderse contra al menos 20 homicidios nombrados e innumerables anónimos que abarcan un período de 26 años”, expuso Balarezo en la carta.

Refugio Rodríguez Núñez, quien defendió a Guzmán Loera estando preso en el Altiplano y en Ciudad Juárez, consideró que las acusaciones eran ridículas, pues estaban basadas en testimonios de testigos protegidos, que estaban dispuestos a lo que sea por lograr una reducción en sus condenas.

“Estados Unidos se está valiendo de un principio de ley conocido como Jurisdicción Extraterritorial, el cual sólo se usa cuando la víctima es de origen estadounidense o cuando el homicidio afecta su seguridad nacional, pero bueno, los estadounidenses se creen los policías del mundo y quieren juzgar a todos, y ahora deberán demostrar que efectivamente, el señor Guzmán estuvo involucrado en esos homicidios, y no debe ser suficiente con el testimonio de un criminal que quiere reducir su condena”, dijo Rodríguez.

El "Chapo", acusado en EU de asesinar a 20 personas, entre “gente que lo traicionó”, o eran sus enemigos.

Loading...