Loading...

Nazario Moreno Gonzales el Chayo o el mas loco….

Directo a la guerra bajo de aquel cerro, por que le gustaba pelear por su pueblo, un hombre ranchero como había muy pocos, como el che guevara vestia.

Nazario Moreno Gonzales el Chayo o el mas loco....

El macho loco y así escribio la historia en su libro contando los pasajes de su vida, Nazario ya había resucitado cuando relato este texto que se titulo…

“Me Dicen el mas loco”

Me llamo Nazario Moreno Gonzales, mis Amigos y Familiares me dicen, Chayo, Ahora, de pronto, me decidi a escribir los hechos más importantes de mi vida, los buenos y los malos, pues como todo ser humano eh cometido errores y aciertos. Seguramente, lo digo con honestidad, algunos pensaran que lo hago con la finalidad justificar mis acciones y ponerme yo mismo como un angelito, sin embargo quiénes eso piensen están equivocados y lo comprobarán al avanzar de esta mi lectura, digamos confesiones, vivencias o razones de mi proceder ante la sociedad.

En primer lugar me veo en la imperiosa necesidad de explicar a mi pueblo mexicano la verdad sobre mi conducta, pues ésta ha sido alterada malévolamente por el gobierno panista y sus corifeos los periodistas, me han atacado con saña, tergiversando mis actos y mis anhelos de provocar un cambio en las condiciones que prevalecen en nuestra patria ya que lo único que se les ofrece a mis compatriotas es desolacion, hambre e injusticia en todos los sentidos.

La pobreza en que nací y en la que sobrevivia mi familia era tanta que simplemente la esperanza no existia.

Luche desesperadamente desde pequeño para ayudar a mi madre y a mis hermanas, pues heria mi cuerpo y lastimaba mi espíritu ver el infortunio y la pobreza en que nos encontrabamos, con mi padre, pues, aparte del vicio del alcohol, tenía la debilidad de ser muy mujeriego como se dice popularmente, teniendo en el abandono a mi madre y a la charracuatera de chiquillos, en total eramos 14 incluyendo a mis papás.

Pues así como tengo recuerdos amargos y tristes que laceran mi alma, tambien tengo recuerdos gratos que alegran mi vida actual, como olvidar las temporadas que pase en la fronteriza ciudad de Tamaulipas, donde goce de la compañía de buenos y leales amigos, también por qué no decirlo de mi bonita y cariñosa esposa

De mi han propalado algunos medios de comunicación, azuzados por el gobierno las versiones más terribles que en realidad nunca me hubiera atrevido a realizar, ellos me han creado una fama de perverso de ser un hombre sin sentimientos.

Y sin escrúpulos y han llegado a acusarme de que me siento un dios, un santo, un espiritista y quién sabe cuántas sandeces más con el único fin de ridiculizarme y ocultar mis verdaderas metas sociales.

Y sinceramente he de reconocer que si han logrado recibirme como una persona despreciable, pues eh comprobado en reiteradas ocasiones que mucha gente tiene una imagen negativa de mi, como dicen en el rancho, me han hecho un perro del mal.

Sinceramente no sé si este documento, especie de “diario personal” que escribo en las noches de soledad en la serranía sea conocido algún día, pues ignoro la forma de hacerlo circular, además no sé todavía cuántas ojas llenaré con mis memorias, angustias e ideales que persigo, sin embargo he de confesar en honor a la verdad, que si me interesaría que lo leyera mucha gente, pues creo que es la unica forma que yo, Nazario Moreno, tengo para defenderme de la infamia con la que me atacan mis corruptos detractores, que además son traidores ala sociedad ala que engañan cínicamente haciéndoles creer que son honrados y que realizan una guerra sin cuartel en contra del “crimen organizado” y lo único que hacen es enriquecerse inmensamente, poniéndose de acuerdo con la delincuencia aprovechando la situacion caótica que prevalece en el país para matar gente inocente, robar pertenencias a los ciudadanos y familias en retenes y en allanamientos ilegales a domicilios particulares, con el sobado pretexto de buscar secuestradores, droga o armas, los ejemplos de pueden contar por miles.

Yo, Nazario Moreno les digo, que nosotros, los que nacimos con el santo al revés o sea, los que nacimos pobres, sufrimos y batallamos mucho y por eso en Infinidad de ocasiones expusimos nuestras vidas para ganar dinero, aún en forma ilícita, y aunque reconozco que estábamos fuera de la ley, no teníamos otro camino, pues todas las puertas se nos cerraban debido a nuestra misma ignorancia y falta de oficio, por estar vedadas las escuelas y la cultura para nosotros, también por qué no les importamos ni un comino ni al gobierno, ni a nadie.

Mi familia y yo vivíamos en una pobreza tan cruel y humillante que todos andábamos vestidos de andrajos o de ropa de segunda que vendían barata en los mercados, aunque no fuera de nuestras talla, cuando comíamos frijoles refritos con manteca era un lujo, pues lo común eran frijoles de la olla, ya en mi mente infantil pensaba que los ricos comían con bolillo en lugar de tortillas y coca cola en lugar del agua del rio, ni una frutita, ni un dulce, ni nada, solamente hambre y trabajo desmedido, y por si fuera poco, mi madre, enérgica en exceso, seguramente amargada por el irresponsable abandono, nos trataba a golpes, a mi, especialmente por inquieto y peleonero, en este sentido tenía razón ya que en días en que peleaba hasta diez veces con muchachos de las rancherias vecinas, cuando no había más con mis parientes o con la chamacada del mismo rancho.

Con esperanza ingenuamente yo pensaba que cuando fuera grande y ganara dinero, jamás volvería a comer frijoles, tortillas y agua del río, si no que comería como los ricos: bolillos, cocas y carnitas de puerco.

De manera ayd, un niño que se desarrolla en situación tan adversa, caminando solitario por las polvorientas veredas de su rancheria, amargado y acomplejado, solamente acompañado por la miseria y el infortunio, viendo en los rostros de su familia y vecinos la desesperanza y muerte prematura, ¿ solamente el es el culpable de haber elegido temporalmente el camino de la violencia y de la ilegalidad?… Ante el desprecio de una sociedad índolente y ambiciosa a la que no le importa más que saciar su desmedido afán de riqueza e impunidad ¿ solamente el joven que se transforma en delincuente es culpable? … ¿Ante un gobierno corrompido y mentiroso que le vale madre el bienestar y la felicidad del pueblo, únicamente es culpable el que por hambre y orgullo viola la ley?… Veámoslo con honestidad e imparcialidad.

¿no tiene ninguna responsabilidad una sociedad egoísta cuya única ideología es el dinero?… ¿no tiene nada de culpa un gobierno que traiciona los intereses del pueblo y origina extrema riqueza en unos y en otros, extrema pobreza?

Loading...