Loading...

De Uruguay a Canadá y de Australia a China, los tentáculos mundiales del principal cártel mexicano de la droga

Al Cártel Jalisco Nueva Generación le llevó menos de una década integrar una red internacional de proveedores y operadores en países de América Latina, Europa y Asia, con el apoyo de “Los Cuinis”, su brazo financiero.

De Uruguay a Canadá y de Australia a China, los tentáculos mundiales del principal cártel mexicano de la droga

Según un análisis de 2015 del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, el CJNG “ha desarrollado alianzas criminales con organizaciones delictivas alrededor del mundo, incluyendo Estados Unidos, América Latina, África, Europa y Asia”, Esto, por supuesto, con el apoyo de “Los Cuinis”,  integrado por los 18 hermanos y hermanas González Valencia. Entre ellos, la recién detenida esposa del Nemesio Oseguera, “El Mencho”, líder del CJNG.

La influencia de este poderos grupo delictivo mexicano, fundado en 2010 a partir de divisiones en el Cártel del Milenio, se extiende hacia países de la costa del Pacífico americano, desde Ecuador y Colombia hasta la frontera de Estados Unidos y Canadá, de acuerdo con informes de las agencias de investigación estadunidenses.

En Colombia, además de una alianza de negocios para el tráfico de cocaína, las autoridades estadunidenses, que a través de la DEA siguen los paso del “Mencho” desde 2007, han detectado la colaboración de grupos guerrilleros con el CJNG, de acuerdo con información de inteligencia de Estados Unidos, que en 2015 publicó la revista Proceso.

“Los informes que obtuvimos en Colombia señalan que jefes de grupo (sicarios) y varios jefes del escalafón de mando del Cártel de Jalisco Nueva Generación y de ‘Los Cuinis’ fueron adiestrados por las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en tácticas de asalto a militares”, aseguró una fuente de inteligencia que aceptó hablar con Proceso con la condición de no revelar su identidad.

En un informe de 2015, la DEA ya había advertido que las FARC suministraban cocaína al CJNG y que éste se encargaba de transportarla hacia 10 ciudades clave de Estados Unidos, entre ellas, San Diego, Los Ángeles y Seattle.

Los vínculos entre las FARC, el CJNG y “Los Cuinis” los reveló también, recientemente, el propio gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, en una conferencia de prensa en la que informó de colombianos detenidos en México, en operaciones de la policía contra el cártel de Oseguera.

De su presencia también hay indicios en países como Uruguay. Una prueba fue la detención de Gerardo González Valencia, hermano de Abigael, y de su esposa Wendy Amaral en abril de 2017 en Montevideo, Uruguay. Fueron acusados de apoyo para el tráfico de drogas de la organización “Los Cuinis”.

Ecuador y Colombia: estratégicos

En Ecuador, en 2017, la prensa de aquel país informó también de  los vínculos del CJNG con grupos delictivos de aquel país, a partir de operaciones antinarcóticos que se llevaron a cabo en el sur del continente.

De acuerdo con las investigaciones de aquel país, cargamentos de cocaína partían de Ecuador hacia las bases del CJNG, tanto por vía área como marítima por aguas por aguas del Pacífico.

La primera noticia al respecto se conoció el 1 de marzo de 2017, cuando las autoridades ecuatorianas informaron de la detención de una importante célula delictiva que operaba desde la frontera de Ecuador y Colombia.

Las investigaciones revelaron que desde ese punto partían cada mes al menos 8 toneladas de cocaína para el CJNG y el Cártel de Sinaloa, por vías marítimas.

“La mayoría de la tripulación de estas embarcaciones, de nacionalidad ecuatoriana, eran acompañados de humildes habitantes de la zona con algunos conocimientos empíricos en lidiar con el mar, muchos de los cuales han perdido la vida al enfrentar las furiosas aguas del Pacífico”, informó entonces el gobierno colombiano.

En aquella operación en la que participaron la Armada, la Policía y la Fiscalía General de Colombia, así como la DEA, hubo 12  detenidos, dos de ellos identificados como cabecillas de esa célula que colaboraba con los cárteles mexicanos.

“Se trata del extraditable Onofre Junior Aguiño Arboleda, conocido con el alias de ‘El Ciego’ y Luis Andrés Jilón Romo, ‘Carlos’ o ‘El Compadre’, principal enlace con Ismael Zambada García, ‘El Mayo’ Zambada, del Cártel de Sinaloa, y Nemesio Oseguera Cervantes, ‘El Mencho’, del CJNG”, informaron las autoridades colombianas.

Antes de aquella operación, el 28 de marzo de 2016, la Policía Antinarcóticos de Ecuador también había detectado un cargamento de 300 bloques de cocaína oculto en un tomógrafo, que pretendía volar desde el aeropuerto de  Guayaquil, en ese país, hacia Guadalajara, capital de Jalisco y  bastión principal del CJNG.

La información que ofrecieron las autoridades de Ecuador aseguraba que “desde las selvas de Nariño y la frontera con Ecuador, una organización del crimen transnacional venía monopolizando la compra de base de coca y el procesamiento y distribución de cocaína para los cárteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, a los cuales abastecía hasta con ocho toneladas de droga mensualmente”.

Asia y Oceanía: la expansión

El Reporte Mundial de la Droga de 2016, publicado por la Organización de las Naciones Unidas, describe que las principales rutas internacionales de trasiego de cocaína inician en países productores como Ecuador y Colombia, viajan hacia Centroamérica y suben a México y Estados Unidos.

Pero hay una ruta adicional que utiliza el CJNG para sus operaciones en el sudeste asiático y Oceanía, y que tiene a Canadá como país intermediario.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos  detectó operaciones del CJNG y “Los Cuinis” en ese país del norte de América, a partir de una investigación coordinada con la DEA sobre las actividades de narcotráfico y lavado de dinero.

Descubrieron que Jeniffer Beaney Camacho Cazares, esposa de Abigael González Valencia, vivía y operaba en la ciudad de Quebec. En abril de 2016 el Departamento del Tesoro la integró a la lista especial de traficantes de drogas, y congeló sus bienes y cuentas bancarias por sus presuntas actividades de lavado de dinero.

Los reportes de inteligencia del gobierno de Estados Unidos advierten que el CJNG ha encontrado aliados para el tráfico y la distribución de droga y el lavado de dinero, en distintos países del orbe, incluido China, a donde ha extendido su red de operación para traficar fentanilo.

Apenas esta semana, en la Ciudad de Mexico la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo a 10 personas, 6 de origen chino, vinculadas con el lavado de dinero para el CJNG. En su poder tenían 10 millones de dólares en billetes de distintas denominaciones, armas y 10 autos con compartimientos secretos.

También hay comprobadas operaciones del CJNG en Australia y el sudeste asiático, de acuerdo con un reporte titulado “Los Cárteles Mexicanos de la Droga y las Redes Oscuras”, elaborado por el Centro de Estudios Estratégicos y de Defensa de la Universidad Nacional de Australia.

Ese documento advierte que el CJNG ha incursionado en el mercado australiano de la metanfetamina, a través de sus nexos con las organizaciones criminales de China.

“Estos nexos se relacionan con la importación (por cárteles mexicanos de grupos del crimen organizado chinos) de precursores para la producción de metanfetaminas. El producto terminado es posteriormente traficado desde México, principalmente del estado de Jalisco, de vuelta a China”.

Así se van extendiendo los tentáculos de una de las organizaciones criminales que ha sido señala por el gobierno mexicano como un objetivo prioritario en el combate al crimen organizado.

Loading...