Loading...

Cárteles mexicanos operan como franquicias

Cárteles mexicanos operan como franquicias, Cuando se pregunta a distintos especialistas cómo se puede definir la estructura de los cárteles narco en México expresan distintas ideas.

Cárteles mexicanos operan como franquicias

Pero coinciden en que por su internacionalización operan más como una empresa que como un grupo criminal. Lo único que los hace diferentes a las grandes corporaciones es la violencia que ejercen contra los grupos rivales,  Su globalización llegó a tal nivel que operan con modelos empresariales de franquicias similares a Mc Donald’s con sucursales que replican su modelo en todo el mundo, pero le añaden un ingrediente local.

Un estudio del Observatorio de Redes Criminales y Tráficos Ilícitos, del Real Instituto Elcano de España estableció que el Cártel de Sinaloa cuenta con las redes necesarias para establecer franquicias por todo el mundo, a pesar de que su máximo líder, Joaquín el Chapo Guzmán Loera, está encarcelado en Estados Unidos desde enero de 2017.

“Sinaloa y Los Zetas son franquicias como si fueran Mc Donald’s, eso también requiere que anden en otros países no sólo en México, al igual que estas franquicias requieren de empleados locales y van a traficar lo que el mercado demande y donde la gente compre. Ahí van a intentar abrir su ‘sucursal’”, señala desde Estados Unidos Jonathan Rosen, co autor del libro Drug Trafficking, Organized Crime, and Violence in the Americas Today.

Recuerda que los distribuidores locales de droga tienen que pagar un porcentaje de sus ganancias al cártel, lo que podría ser el símil de la inversión inicial y los porcentajes mensuales que los franquiciatarios deben pagar a la franquicia maestra.

Como ejemplo citó el de los integrantes de las pandillas de la Mara Salvatrucha en Estados Unidos quienes pagan cuotas a los cárteles mexicanos para vender droga en las calles.

Otra similitud con las franquicias es que al fragmentarse, los cárteles mexicanos recurren al modelo de contratación de personal temporal para tareas y fechas específicas.

“Usan la subcontratación con redes pequeñas y los cárteles mexicanos que están los niveles bajos se venden al mejor postor. Los sicarios cambian con gran rapidez de un trabajo a otro, lo que nos habla de que es una mano de obra a destajo y subcontratada y eso les da mucha facilidad y hacen su trabajo lo terminan y después los vuelven a contratar”, dijo Roberto Zepeda del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Rosen considera que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), a pesar de ser el más poderoso de México, no se ha internacionalizado de la misma forma que Sinaloa, pero también van en camino a convertirse en “franquicia”.

En su artículo Narcotráfico S. A, Eduardo Guerrero Gutiérrez, un conocido consultor mexicano en temas de seguridad, definió a los cárteles de la droga como empresas que producen bienes y servicios ilícitos y con la lógica de rebasar a la competencia.

Loading...