Loading...

El poderío de “Los Mazos” en Nezahualcóyotl

Armando de Jesús Díaz  Ávila, detenido el pasado 23 de marzo, es el jefe de “Los Mazos”, una de la más temibles bandas que controlan la extorsión.

El poderío de Los Mazos en Nezahualcóyotl

El secuestro y el narcomenudeo en el municipio de Nezahualcóyotl, así como en Chimalhuacán y Los Reyes La Paz, Esta banda mantiene una constante disputa con la Familia Michoacana (FM)  por el manejo de la plaza de Nezahualcóyotl, lo que ha dejado múltiples ejecutados y amenazas en mantas.

Apenas el 12 de enero de 2018, Armando de Jesús, de 31 años y conocido como “El Mazo Grande”, había sido detenido por el grupo “Coyotes” de la policía municipal de Nezahualcóyotl, cuando se encontraba junto con otros de sus cómplices, en el interior de una taquería y en cuya mesa había varias armas de fuego.

Afuera de la taquería ubicada en la colonia Evolución, estaba un vehículo Chrysler 300 y una camioneta Nissan tipo Titán. Al ver a la policía, los sospechosos emprendieron la huida, entre ellos, “El Mazo Grande” quien por su peso corporal no pudo correr más rápido y fue aprehendido.

En la mesa de la taquería se encontró una pistola Colt color negro calibre 9 mm abastecida con un cargador con nueve cartuchos útiles y dos revólveres Taurus también abastecidos, así como dinero en efectivo.

El “Mazo Grande” fue llevado a la agencia del Ministerio Público Federal en la que se inició la carpeta de investigación NUC. FED/MEX/NEZA/0000175/2018. Sin embargo, sin explicación alguna, en cuestión de días volvió a las calles de Nezahualcóyotl a continuar con sus actividades ilícitas.

Los integrantes de esta banda son los principales extorsionadores que mantienen asolados a dueños de negocios, desde una simple papelería hasta tiendas de renombre en esta ciudad. Asimismo, bajo la amenaza y el asesinato, se adueñan de terrenos, casas y negocios, utilizando a un abogado para manejar la documentación y la venta de los predios.

Siempre inician la extorsión con notas amenazantes que introducen bajo las cortinas de los negocios y dan un plazo de tres días para que paguen “protección o de lo contrario vamos a asesinar a tus familiares”.

Las “cuotas” a pagar van de entre los 20 mil a 300 mil pesos mensuales, de acuerdo con el nivel del negocio y sus ingresos.

El pasado 6 de marzo, la misma amenaza fue para el propietario de un expendio de pinturas que se ubica en un edificio de la avenida Higinio Guerra número 18, de la colonia El Sol.

Debajo de la cortina de su negocio le dejaron el siguiente mensaje:

“Te tenemos ubicado a ti y a tu familia, sabemos que tienes el varo y le tienes que entrar con 250 mil, espera indicaciones”.
Para el 15 de marzo, al negocio de pinturas llegaron 10 integrantes de la banda “Los Mazos”, armados y en varios vehículos.

Entraron de manera violenta al expendio para reclamar “la cuota”, pero como el propietario no tuvo tiempo de reunir los 250 mil pesos, solo les entregó 100 mil pesos. Los delincuentes le dieron un plazo más para la entrega del resto del dinero, pero al propietario le quitaron las llaves del edificio, del estacionamiento y de la accesoria.

“Me amenazaron que además del dinero, también se adueñarían del edificio”, dijo el afectado a la policía municipal.

Y la amenaza se cumplió unos días después, de acuerdo con el relato del propietario del negocio de pinturas, los delincuentes llegaron a decirle a las familias que rentaban departamentos en ese edificio que “eran los nuevos dueños”.

Los inquilinos al saber que era la banda de “Los Mazos” empezaron a sacar sus muebles e irse a otro lado. “No queremos ni un trato con esos delincuentes que están protegidos por las mismas autoridades”, expresó un padre de familia que rentaba un departamento en ese lugar.

“Esos Mazos están acostumbrados a adueñarse de casas y terrenos”, expresó otro de los inquilinos.

Para el 23 de marzo, otra vez llegó la banda armada, para decirle al propietario del expendio de pinturas que “ellos eran los nuevos dueños del edificio”.

Sin embargo, la esposa de vendedor de pinturas al enterarse de que había varios sujetos armados en el edificio, pidió auxilio a la policía municipal de Nezahualcóyotl. De inmediato, varias patrullas se desplazaron a ese inmueble de la colonia El Sol para rodearlo y evitar que los 21 sujetos armados huyeran en sus camionetas.

Por la fuerza numérica de la policía municipal y del apoyo de un convoy militar, los sospechosos se entregaron. Entre los detenidos estaba otra vez,  Armando de Jesús, “El Mazo Grande”.

La policía municipal no llevó a los 21 detenidos a la fiscalía de Nezahualcóyotl, por supuesta protección que les daba un funcionario de primer nivel.

Todos fueron trasladados a la ciudad de Toluca, a la sede del fiscal Alejandro Gómez; sin embargo, aún no son vinculados a proceso y tampoco la fiscalía ha dado a conocer la detención.

Un jefe policiaco de Nezahualcóyotl informó que este grupo delictivo es la segunda generación de la primera banda de “Los Mazos” cuya sede está en la colonia La Perla y que se formó en los años noventas, “ahora los que manejan a la banda son los hijos”.

“EL PUMA, EL PAPÁ DE LOS MAZOS”

La lucha intestina entre “Los Mazos” y la Familia Michoacana por el control de los municipios de Nezahualcóyotl, Los Reyes La Paz y Chimalhuacán, ha dejado una estela de muertos.

En julio de 2017, sicarios de la Familia Michoacana dejaron a un ejecutado en la colonia Esperanza con un mensaje que decía: “Vamos sobre el Puma papá de Los Mazos”.

Asimismo, con el mensaje, reconocieron ser los autores del asesinato del “Niñote”, un sicario de la banda “Los Mazos” que fue asesinado en un antro del municipio de Los Reyes La Paz.

Los de la Familia Michoacana pidieron a los policías honestos que no se metieran en esta pelea contra “Los Mazos”, ya que “la guerra” era entre ellos y los hijos de “El Puma”.

Un mes antes, el 18 de junio de 2017, los mismos sicarios de la Familia Michoacana llegaron hasta el bar “Las Chicas de Oro”, ubicado en la calle Arenal, del barrio Pescadores, del municipio de Chimalhuacán, para acribillar a una mujer y tres hombres presuntos integrantes de “Los Mazos”.

Sobre el cuerpo de sus víctimas dejaron un vinilona que decía: “Se les comunicas todos los chapulines que se hacen llamar Cartel del Sur y a los putos mugrosos de los marrano los Mazos…entiendan…la plaza es únicamente del señor (Fize)…y de la Familia Michoacana”.

Este grupo delictivo incluía en los mensajes de sus mantas, la frase de que “Los Mazos” estaban protegidos “por la ley” en referencia al fiscal de Nezahualcóyotl, de apellido Blancas.

A las 2:18 de la madrugada del sábado 15 de julio de 2017, los de la Familia Michoacana, dejaron a otro ejecutado en la calle Cariño y Rancho Grande, frente al mercado Alfredo V. Bonfil, en la colonia Benito Juárez del municipio de Nezahualcóyotl.

Sobre el cuerpo, dejaron la advertencia contra  “Los Mazos”: “La ley no siempre los va a estar cuidando…esto va para ti Blancas (fiscal de Nezahualcóyotl) sigue jugando chueco, cuidando a los lacras y chapulines de los Mazos, saben cómo nada el pez, para que le hacen a la mamada”.

La guerra entre ambos bandos quedó suspendida de manera temporal por la detención de 21 seguidores del “Mazo Grande”, el pasado 23 de marzo, pero esperan salir pronto para seguir con el control de los municipios de Nezahualcóyotl, los Reyes La Paz y Chimalhuacán.

Loading...