Loading...

Policías ejecutaron a Mario de 22 años; junto a su cuerpo ‘sembraron’ arma y droga en México

CDMX.-  Mario, un joven de 22 años de edad, tranquilo y dedicado al comercio, fue asesinado la noche del 28 de noviembre por policías de la SSPCDMX.

Policías ejecutaron a Mario de 22 años; junto a su cuerpo ‘sembraron’ arma y droga en México

Quienes le sembraron una mochila con droga, así como un arma de fuego para inculpar a su víctima, La esquina formada por las calles de Campo Florida y Faisán, en la colonia BellaVista de la delegación Álvaro Obregón, fue un mal lugar para Mario César y sus amigos en su mayoría menores de edad.

De vez en cuando se juntaba para “rapear”, el ritmo y las letras era su pasión, acompañado de cervezas los jóvenes convivían un rato tranquilamente, creando rimas, Ese día la música se volvió un trago amargo, minutos de incertidumbre fueron eternos, Mario fue asesinado por un policía, que sin motivo alguno le disparó en dos ocaciones, mientras sus amigos eran subidos a una patrulla.

“Eran como las 8:30 de la noche, nunca nos dijeron porque nos detenían, solo nos llevaron cuadras a delante y luego nos soltaron”, relató un testigo.

Un auto particular llegó a donde estaban los chavos, bajaron policías mal encarados vestidos de civil, solamente una chamarra color azul con letras en la espalda los identificaba como policías, con pistolas en mano, encañonaron y amagaron a los ocho jóvenes que se encontraban en el lugar, su único delito “tomar en vía pública y escuchar música”.

“Perdimos de vista a Mario, un oficial prensó su cabeza con el brazo, al mismo tiempo que apuntaba con su arma”.

Solo se oyó un grito y un disparo, cuando los menores eran subidos a una patrulla que llegó minutos después, todos se miraban unos a otros sin saber lo que pasaba y dónde estaba su amigo.

La unidad se apartó del lugar con los chavos en la batea, los policías les indicaban que agacharan la cabeza, y a lo lejos se oía la radio frecuencia, un oficial solo indicó que estaba listo todo y metros después fueron liberados los jóvenes.

En la calle Florida se encontraba el cuerpo de Mario, tirado boca abajo con impactos en el rostro y tórax, sobre la banqueta rastros de sangre que dejaban marcada una línea que dejó al avanzar unos metros cuando agonizaba.

Habitantes del lugar pidieron a los uniformados que llamaran a la ambulancia, pero esta jamás llegó, solo a las dos horas llegó una unidad del ISSSTE para certificar su muerte.

Extrañamente, una mochila apareció a un costado del cuerpo, en su interior una cartera con dinero, una pistola y algo de droga, culpándolo de narcomenudista.

La zona fue custodiada por granaderos, impidiendo que curiosos tomaran fotos y video de la injusticia que estaba sucediendo.

La madre de Mario llegó a identificar el cuerpo, pero un agente de la Procuraduría le impidió acercarse “señora necesito me proporcione datos”.

Eduardo Bolaños Gonzalez, supuesto policía que había disparado en defensa propia fue detenido, primeramente argumentando que el tiro fue accidental, después en la tarjeta informativa mencionó que los uniformados fueron agredidos y encañonados con un revólver que traía Mario en la mochila.

El cuerpo fue trasladado al Ministerio Público, a donde familiares acudieron para recuperar sus pertenencias y ropa.

En el informe pericial tras realizada la autopsia de ley, de terminó que su muerte fue provocada por dos impactos de arma de fuego, uno en el rostro a la altura de la nariz lado izquierdo, y otro en el pecho con salida por la espalda.

El oficial responsable se encuentra detenido en la agencia 45 del Minsiterio Público de la delegación, con la probabilidad de salir libre sin cargo alguno por actuar en defensa propia.

Testigos y familiares afirman que fue un abuso total de autoridad, ya que el joven comerciante jamás portaba un arma, ni una mochila con droga, tratando de buscar pruebas, pidieron videos de una cámara de vigilancia que se encontraba frente al lugar de los hechos, pero policías de investigación ya los tienen en su poder.

Piden a las autoridades que se investigue a fondo este acto por parte de la Policía Capitalina y sea castigado con todo el peso de la ley el responsable.

Loading...