Loading...

Estudio de Texas vincula a gobiernos de Duarte y Humberto Moreira con los Zetas

En un estudio realizado por la Universidad de Texas, se vincula al grupo delictivo con autoridades federales y gobernadores de Veracruz y Coahuila.

Estudio de Texas vincula a gobiernos de Duarte y Humberto Moreira con los Zetas

En un estudio realizado por la  Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas y  presentado este lunes en Ciudad de México, se revela que Los Zetas se favorecieron de negocios con Pemex y CFE, y aportaron dinero a campañas a Gobernador en los estados de Veracruz y Coahuila.

El documento analiza los juicios contra exintegrantes de Los Zetas en las cortes de Austin, San Antonio y Del Río, Texas, Según el documento, en 2004, Efraín Torres “El Z-14”, en ese entonces brazo derecho del líder Heriberto Lazcano “El Lazca” , le dio 12 millones de dólares a Francisco Colorado Cessa para apoyar la campaña de Fidel Herrera rumbo a la Gubernatura de Veracruz.

“Como socios, ellos (Colorado Cessa y Torres) iban a expandirla (a ADT Petroservicios) y crecer usando contratos públicos. Cuando el candidato ganara la gubernatura, él les daría los proyectos, y entonces, ellos iban a obtener el contrato público del Gobierno federal a través de Pemex”, declaró José Carlos Hinojosa, un ex fiscal convertido en contador de Los Zetas, que fue detenido en 2008, menciona el estudio.

Rodrigo Uribe Tapia, otro lavador de dinero para Los Zetas, describió una reunión en 2010 en una casa que le pertenecía al ya Gobernador de Veracruz Javier Duarte, en cuyo patio mataron a una contadora.

El informe plantea que la estrategia la repitieron en Coahuila, donde Los Zetas concentraron sus operaciones y mantuvieron un férreo control sobre el estado a través de estrategias de violencia e intimidación, donde destaca el asesinato de 300 personas en el pueblo de Allende, entre marzo y abril de 2011. Muchas de las víctimas fueron incineradas en el lugar, esto según el informe.

“El dinero lo entregaron a Vicente Chaires, el secretario personal del entonces Gobernador Humberto Moreira, y a Jesús Torres Charles, el Procurador General del Estado en ese tiempo, para sobornar al Mandatario estatal”.

RODRIGO URIBE TAPIA
“El dinero lo entregaron a Vicente Chaires, el secretario personal del entonces Gobernador Humberto Moreira, y a Jesús Torres Charles, el Procurador General del Estado en ese tiempo, para sobornar al Mandatario estatal, mencionó Rodrigo Uribe Tapia, según el informe.

“Lo que hicieron ahí en Saltillo, sobornaron al Procurador General del Ministerio Público y eso fue por protección y el acuerdo al que habían llegado con el  Gobernador de Coahuila en ese entonces”, declaró Uribe.

Según Adolfo Tavira, identificado como ex administrador de producción de Televisa y narcotraficante, el actual Gobernador, Rubén Moreira, también colaboró con Los Zetas.

La Facultad de Derecho de la Universidad de Texas precisó que las autoridades estatales no realizaron ningún tipo de investigación al cártel, donde desapariciones y crímenes, siguen en  impunidad y sin ningún seguimiento.

“Lo que hicieron ahí en Saltillo, sobornaron al Procurador General del Ministerio Público y eso fue por protección y el acuerdo al que habían llegado con el Gobernador de Coahuila en ese entonces”
Los zetas crearon deudas falsas en colaboración con la Secretaria de Hacienda local para reducir la tasa de impuestos que algunos negocios debían de pagar, además de la colusión con PGR, Ejercito, Policía federal, CFE, entre otros, según la declaración de testigos.

A mediados del 2012, señaló un testigo en el juicio realizado en San Antonio, el cartel estableció retenes en cada calle de Piedras Negras, y revisaron a todas las personas que entraban o salían de la ciudad, todo en presencia de la policía local, también establecieron una red de comunicaciones, con cientos de antenas retransmisoras.

Los Zetas ya no mantienen un control total de Coahuila como el que se documentó en los juicios en Texas. El cártel es uno de los más afectados por el combate de las autoridades. Prácticamente todos sus fundadores, exmilitares de élite, murieron o están detenidos.

La organización solo tiene presencia en una parte de Tamaulipas, Coahuila, Veracruz y Tabasco. Antes controlaban el tráfico de drogas, secuestros de migrantes y extorsión a empresarios en diez de los 32 estados de México.

Loading...