Loading...

Entre lujosas mega tumbas descansan estos capos en Sinaloa

Culiacán, Sinaloa.- Si algo llama la atención del cementerio Jardines del Humaya, ubicado a las afueras de Culiacán, son sus hermosas y lujosas tumbas.

Entre lujosas mega tumbas descansan estos capos en Sinaloa

Pues como si se tratara de una residencia real, algunas cuentan con increíbles fachadas, balcón, cocina, aire acondicionado, escaleras de mármol, un comedor, vitrales, jardines y demás lujos, En el lugar no se escatima en nada, pues cada cripta cuentan con todos los servicios necesarios para que el difunto pueda “descansar en paz”, y que sus seres queridos puedan visitarlos sin sufrir ningún tipo de incomodidades.

Ya sea para algún cumpleaños, Día de Muertos o aniversario luctuoso, familiares y amigos de los fallecidos se encargan de asistir para recordarlos, y rendirles tributo a lo que fueron en vida, transformando en algunas ocasiones el ambiente fúnebre de un cementerio, en un lugar alegre donde la cerveza y la banda son las protagonistas del encuentro.

Narcotráfico

Inaugurado en 1969, el apodado por algunos “Narcopanteón”, actualmente ha dejado de ser un simple cementerio, y ha logrado convertirse en un sitio mundialmente conocido, pues además de agrupar las ya mencionadas “súper criptas”, en sus tierras se encuentran descansando los restos de algunos de los capos más feroces que hayan pisado la faz de la tierra.

Un ejemplo de esto es la ironía que envuelve a Arturo Beltrán Leyva y a Ignacio Coronel, pues aunque fueron brutales enemigos en vida, hoy son “compañeros en la muerte” y descansan en el mismo camposanto.

Cabe recordar que Beltrán Leyva falleció en Cuernavaca en el año 2009, en medio de un enfrentamiento con elementos de la Secretaría de Marina. El ataque armado incluyó armas de alto calibre y hasta granadas, y también cobró la vida de cuadro de las escoltas del también llamado “Jefe de Jefes”.

De acuerdo a información publicada por El Universal, cuando Beltrán Leyva llegó a Jardines del Humaya, sólo mujeres acudieron a despedirlo, en medio de militares, ante el temor de detenciones o enfrentamientos.

Por su parte, “Nacho” Coronel fue abatido por elementos del Ejército en una lujosa zona de Guadalajara a través de un “operativo de presición”.

Según los informes, su muerte se produjo cuando intentó escapar del lugar y atacó por sí solo a un grupo de militares con un arma de fuego.

A Coronel lo acompaña en su último recinto, su sobrino Mario El Gallo Carrasco Coronel, quien fue asesinado por el ejército un día después de la muerte de Don Nacho.

Por otro lado, yéndonos un poco más al pasado, el 28 de enero de 1976, fue asesinado , Lamberto Quintero, famoso narcotraficante, tío de Rafael Caro Quintero. en la comunidad de El Salado en Sinaloa

Lamberto Quintero. Foto: EL DEBATE
El asesinato del narcotraficante ocurrió después de una balacera en la que también perdió la vida El “Chito” Lafarga. Ambas familias tenían viejas rencillas por el contrabando de drogas en Sinaloa.

Lamberto Quintero se encuentra descansando en una cripta de cristal con su foto en el ya mencionado  panteón, y se menciona que anteriormente, alrededor del altar había varios casquillos de Ar-15, mismos que terminaron con su vida.

Pos su parte, los restos Héctor Salazar, miembro del cártel de Sinaloa, también descansan en el exclusivo panteón privado, alejado del hacinamiento que se vive en los camposantos públicos.

Continuando con miembros del Cártel de Sinaloa, Gonzalo Araujo, conocido como “El Chalo” apareció muerto en su recámara el 13 de octubre de 2006. Sus restos también descansan en este panteón.

En el lugar también descansan los restos de la esposa e hijos de Héctor Palma Salazar, conocido como El Güero Palma.

Loading...