Loading...

La narco-guerra entre el Cártel de Sinaloa y “La Línea” toca las puertas de Ciudad Juárez

Loading...

La narcoguerra que se vive en la Sierra podría trasladarse de nuevo a esta ciudad, que ya de por sí registra un alza en los delitos, advirtió ayer la Mesa de Seguridad y Justicia.

La narco-guerra entre el Cártel de Sinaloa y La Línea toca las puertas de Ciudad Juárez

 “Están conscientes (las autoridades) de la posibilidad de que se venga porque aquí es la frontera, el trasiego”, cuestionó la coordinadora del organismo, Astrid González, “No está controlado Chihuahua” en materia de seguridad, igual que otros estados donde impera el narcotráfico, señaló, Las balaceras entre cárteles en municipios serranos tienen relación directa con la disputa que sostienen por la plaza de Ciudad Juárez.

Dijo el miércoles el subsecretario de Gobierno, Ramón Galindo Noriega, Samuel González, fundador de la Unidad Especializada en Delincuencia Organizada de la PGR (después SEIDO) y experto en seguridad, dijo que ese señalamiento por parte del mismo Estado es un reconocimiento explícito de que ha perdido el control del territorio.

“Quien afirma que la violencia se da por el control del territorio está sosteniendo que el Estado no tiene el control de su propio territorio, que lo tiene la delincuencia organizada y por lo tanto se permiten luchas por pedazos del territorio”, sostuvo González, que se ha desempeñado como asesor de la Oficina para las Drogas y el Delito de las Naciones Unidas.

González Ruiz, también académico de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo que la estrategia de seguridad impulsada por Javier Corral ha causado un regreso al modelo hipergarantista que no favorece el combate a la delincuencia organizada.

“Volvieron a regresar a Chihuahua las políticas hipergarantistas que le llevaron el primer lugar mundial en materia de homicidios y que esas habían sido ajustadas en los políticas que en últimos años volvieron a regresar”, dijo.

“Son las políticas que se implementaron del 2008 al 2011 y que privilegian a los derechos de los imputados frente al derecho de las víctimas o de la sociedad y mientras el gobernador Corral no corrija esas políticas no habrá manera de ayudarle”, aseguró el académico.

Mencionó que existe una debilidad estatal que permite a los grupos de la delincuencia actuar con libertad en ciertas zonas de la entidad.

“El problema está en la falta de control de las instituciones y la incapacidad del Estado de tomar la ley por la mano e imponer el control de la violencia”, aseguró.

Lamentó también que aunque la entidad haya sido una de las primeras en adaptarse al nuevo modelo de justicia penal, esta modificación no significara una ventaja para disminuir la criminalidad.

“Si usted me hubiera preguntado hace dos años qué estado va a aguantar la entrada del nuevo código nacional en mejores circunstancias, yo le hubiera dicho que Chihuahua… sin embargo vemos aumentos a la delincuencia gravísimos en Ciudad Juárez y otras ciudades y no es porque haya entrado el nuevo sistema penal acusatorio”, mencionó.

En tanto, Alejandro Hope, analista y consultor en materia de seguridad, dijo que más que una causa, la violencia en la Sierra es un elemento del mismo patrón delincuencial.

“Hasta donde sé, hay un resurgimiento de ‘La Línea’, que opera de manera importante en la Sierra. Eso no sería una relación causal entre la violencia en la Sierra y la violencia en Juárez, a mí me parecería parte del mismo fenómeno. Por un lado hay un levantamiento de Sinaloa y por otro lado un resurgimiento de ‘La Línea’”, mencionó.

Hope, que dirige el Proyecto MC2 (Menos Crimen, Menos Castigo), dijo que aunque sí ha habido un incremento considerable de la violencia, se encuentra lejos del que han experimentado otras entidades.

“Cualquier incremento en Chihuahua se nota, son muchos muertos, pero porcentualmente no es de los que más ha crecido”, indicó.

Consideró también que la falta de recursos para las policías, uno de los argumentos del gobierno para explicar la violencia, tiene solución real en la asignación de mayor presupuesto.

Rechaza fiscal más repunte de violencia

El fiscal de la Zona Norte, Arnaldo Nava López, rechazó que el problema de inseguridad que se vive en la Sierra, por la pugna entre cárteles, se desate aquí.

Incluso, contradijo al subsecretario de Gobierno, Ramón Galindo, quien declaró que los enfrentamientos en aquella zona sean por la plaza de Ciudad Juárez.

“No, no se trata de una disputa de grupos delictivos a causa del municipio de Juárez, se da esta versión porque en estos enfrentamientos armados participa un grupo delictivo que siempre ha tenido arraigo en la ciudad y opera en la zona occidente”, expresó el funcionario estatal refiriéndose al antes llamado Cártel de Juárez, hoy ‘La Línea’.

“Es una disputa por el territorio, porque esta zona serrana es un punto importante para el trasiego y el tráfico de drogas”, aseguró.

“Está descartado que pueda repuntar la violencia a causa de los enfrentamientos en la zona serrana; sin embargo, se han tomado acciones preventivas, se ha fortalecido la investigación en la zona noroeste del estado”, reiteró.

El fiscal afirmó que las corporaciones se están anticipando a un posible reacomodo de los grupos delictivos que pudiera afectar a Juárez, aunque también admitió que faltan más policías destinados a esta región de la entidad.

De acuerdo con un análisis de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), a Chihuahua le hacen falta 5 mil agentes y, a Juárez, por lo menos, mil 500 más, expuso el titular de la Fiscalía.

Agregó que en esta ciudad operan 500 elementos, entre la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y la Agencia Estatal de Investigación, es decir, están trabajando con un tercio del personal que se requiere, aunque, apuntó, “se están dando los resultados pero sí tenemos un déficit importante de personal”.

La narco-guerra entre el Cártel de Sinaloa y "La Línea" toca las puertas de Ciudad Juárez

Loading...