Loading...

Juárez, el territorio que “El Chapo” le ganó al Cártel de Juárez.

Loading...

Joaquín El Chapo Guzmán necesitaba cruzar sus cargamentos de cocaína y mariguana por Chihuahua para llegar a Texas, pero el territorio estaba controlado por sus enemigos del Cártel de Juárez.

Juárez, el territorio que El Chapo le ganó al Cártel de Juárez.

Para que su negocio continuara, el capo del Cártel de Sinaloa estaba forzado a dar la guerra y controlar al menos una parte del territorio chihuahuense para que su mercancía llegara a su destino, La última denuncia contra Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán presentada ante una corte de Estados Unidos expone el poder del cártel de Sinaloa y las estrategias que utilizó contra el Cártel de Juárez.

En 2007, la organización de El Chapo empezó con su intento de quitarle el control de Chihuahua al Cártel de Juárez, encabezado por Vicente Carrillo Fuentes, a quien le tenía que pagar derecho de paso, Ciudad Juárez es una de las fronteras más importantes y peleadas entre los narcotraficantes para llevar su mercancía a Estados Unidos.

La guerra entre los dos cárteles se desató.

El experto en seguridad, Eduardo Guerrero explica que en enero de 2008, con el arresto de Alfredo Beltrán Leyva ‘El Mochomo’, el Cártel de Sinaloa y el de los Beltrán Leyva se separaron. El Cártel de Juárez buscó a los Beltrán Leyva para aliarse contra Sinaloa y no permitir el paso de su droga. Invitan a Los Zetas a apoyarlos a librar la batalla contra Sinaloa y en mayo de 2008 empiezan los primeros enfrentamientos con los que reclutan a las pandillas más poderosas.

“Esta guerra aumenta los índices de violencia y aunque el epicentro era Juárez, al mismo tiempo se peleaban territorios del sur de Durango, Sinaloa, la laguna y norte de Sinaloa”, dice Guerrero.

Guzmán Loera e Ismael Zambada García ‘El Mayo’, eran socios y líderes del Cártel de Sinaloa, con base en Culiacán, que trafica con mariguana y cocaína. Para darle la guerra a Carrillo Fuentes financiaron a la organización Gente Nueva, un joven y pequeño cártel que se formó en Juárez bajo el mando de José Antonio Torres Marrufo.

Torres Marrufo “El Jaguar” era un traficante independiente en Villa Ahumada, Chihuahua, que pagaba cuotas para que le permitieran traficar mariguana, a Sergio Garduño Escobedo, comandante de la policía estatal y enlace del Cártel de Sinaloa. Escobedo era el encargado de pagar derecho de paso al Cártel de Juárez.

Cuando la guerra entre cárteles reventó, a finales de 2007, Torres Marrufo fundó la organización Gente Nueva y buscó a Zambada y a Guzmán para unirse contra el Cártel de Juárez. El Chapo y El Mayo le entregaron dinero y armas. Gente Nueva –lo mismo que las pandillas Los Mexicles y Artistas Asesinos- se convirtió en el brazo armado de Sinaloa en Ciudad Juárez y en la región como responsable de fortalecer las operaciones del cártel.

Un año después, para el otoño de 2008, El Jaguar ya era el responsable del Cártel de Sinaloa en todo el corredor Juárez para el tráfico de mariguana y cocaína: coordinaba los cargamentos hacia Estados Unidos, cobraba por ellos y usaba parte del dinero para comprar armas que importaba a México, con las que seguía la guerra contra los traficantes de Carrillo Fuentes y sus brazos armados las pandillas de La Línea y Barrio Aztecas.

Para identificar sus paquetes de cocaína, Torres Marrufo usaba el logotipo de un jaguar.

El miedo engendrado por Torres Marrufo

En la acusación de Estados Unidos, Torres Marrufo está identificado como el hombre encargado de los actos de violencia para impulsar el poder del cártel en Ciudad Juárez.

En septiembre de 2009, El Jaguar mandó por un hombre a Horizon City Texas, una comunidad al sur de El Paso, porque la policía le había decomisado 670 libras de mariguana del Cártel de Sinaloa. Lo secuestraron, lo llevaron a Juárez y se lo presentaron al Jaguar. El jefe lo interrogó y ordenó su muerte: lo estrangularon y mutilaron. Unos días después apareció el cuerpo con las manos cortadas sobre su torso. La advertencia era clara: eso les pasaba a los que robaban o perdían mercancía del cártel.

Mayo de 2010. El Jaguar manda traer a una persona a El Paso para que lo ayude a identificar a un hombre de Nuevo México, que estaba a punto de casarse en Ciudad Juárez. El hombre de El Jaguar llega a la boda, identifica al novio, a su hermano y a un tío, según él, enemigos, aliados del Cártel de Juárez. En plena ceremonia los levantan -con una cuarta persona que muere durante el operativo. Cumplen las instrucciones del jefe Torres Marrufo: los torturan y los matan. La policía de Juárez encontró los tres cuerpos en una camioneta abandonada.

Los caminos de la frontera

La droga de ‘El Chapo’ llegaba desde Sinaloa y Guadalajara hasta Chihuahua. Ahí Sergio Garduño era el encargado de almacenarla y embarcarla en rutas que incluían el puente internacional entre Juárez y El Paso o enviarlas por el desierto del Valle de Juárez. Una vez en Texas, la droga era trasportada a otras partes de Estados Unidos.

El dinero de la venta de droga en Estados Unidos era recolectado, lavado y las ganancias regresaban a los líderes del cártel como dinero casi limpio.

Los hombres de ‘El Chapo’

La acusación estadunidense enlista a Torres Marrufo entre los hombres cercanos a ‘El Chapo’ en Chihuahua y Durango, lo mismo que Mario Núñez Meza (Mayito), Armando Núñez Meza y Gabino Salas Valenciano.

Torres Marrufo, fue detenido en febrero de 2012 y Mario Núñez Meza, en agosto de 2013. Armando Núñez Meza está prófugo y Gabino Salas Valenciano murió en un enfrentamiento.
Los hombres de ‘El Mayo’

La acusación señala como cercanos a ‘El Mayo’ Zambada a: Germán LNU, Sergio Garduño Escobedo, Jesús Rodrigo Fierro Ramírez, Arturo Lazcano Méndez, Jesús Mario de la O López y David Sánchez Hernández.

De estos hombres, Jesús Rodrigo Fierro Ramírez fue abatido. Del resto no se cuenta con información.

Dentro de sus actividades en el cártel, Sergio Garduño Escobedo, conocido como ‘El Coma’ era el encargado de pagar al Cártel de Juárez para que el Cártel de Sinaloa pasara droga hacia Estados Unidos. En la cocaína utilizaba el logo del personaje de la historieta animada Memin Penguin.

Jesús Mario de la O López, era líder de una célula de Garduño Escobedo, contaba con un método único de empaquetado de cocaína por el cual tanto el Cártel de Juárez, como el de Sinaloa, permitían que empaquetara su droga antes de enviarla a Estados Unidos.

Los cargos contra ‘El Chapo’

De acuerdo con la acusación, siete cargos recaerían en el líder de la organización: por conspiración para conducir los intereses de una organización del crimen organizado, conspiración por poseer y distribuir drogas, conspiración para importar drogas, conspiración para lavar dinero, conspiración para poseer armas de fuego para realizar crímenes, matar al involucrarse o trabajar en una organización dedicada al tráfico de drogas, involucrarse en una organización criminal dedicada al tráfico de drogas.

Las posibles condenas para ‘El Chapo’

Las condenas por estos delitos van desde 20 años de prisión para el caso de lavado de dinero, hasta cadena perpetua para el caso del involucramiento dentro de una organización criminal dedicada al narcotráfico.

Además, para cada delito procederían sanciones monetarias desde 250 mil dólares hasta 10 millones de dólares.

Juárez, el territorio que "El Chapo" le ganó al Cártel de Juárez.

Loading...