Loading...

Guerra de “Los Chapitos”, CJNG y “Los Dámaso”35 ejecutados en 10 días

Loading...

Lo que no se hace a tiempo, nos genera que después se tenga que partir prácticamente de cero. Parecía que aquí no pasaba nada, y nunca iba a pasar nada.

Guerra de “Los Chapitos”, CJNG y “Los Dámaso”35 ejecutados en 10 días

Por eso es que debemos tomar con mucha seriedad el tema de seguridad, tenemos que hacer acciones preventivas, señaló Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación a nivel federal, durante la primera sesión del Gabinete de Seguridad Pública Nacional en Baja California Sur, realizado el 16 de noviembre de 2016 en La Paz.

En ese entonces la estrategia era sacar al municipio de la lista de los 50 más violentos del país, sin embargo, 35 muertos en diez días de octubre de 2017 en Baja California Sur describen una realidad que Osorio Chong no quiso ver: en Sudcalifornia: los hechos de sangre se han vuelto cotidianos, En semana y media hubo un ejecutado en Ciudad Constitución, municipio de Comondú; uno en Loreto, 15 en Los Cabos, la Capital del turismo; y 18 en La Paz.

El sangriento enfrentamiento que se libra en las calles, según investigaciones de los cuerpos de inteligencia federal, se debe a una pugna entre células del Cártel de Sinaloa a través de la célula de “Los Chapitos” y “Los Dámaso”, contra el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) o Cártel Tijuana Nueva Generación (CTNG), este último con personajes afines a “El Babay” y/o a “René 00”.

Así es como la entidad “se ha convertido en un vaivén entre los grupos criminales, mueren narcomenudistas de un lado como del otro, pero hay datos curiosos: ambas estructuras han sido afectadas en logística, los oficiales que los apoyaban hoy están limitados o ya dejaron de formar parte de la lista de las corporaciones, pero los malos elementos no se acaban, siguen dentro”, reveló un efectivo de la Zona Militar.

Abraham Cervantes Escareaga, alias “El Babay”, líder de plaza de Los Cabos, capturado la madrugada del 19 de junio de 2017 en Cabo San Lucas, trasladado días después por efectivos de la Secretaría de Marina a Ciudad de México.

“Ha sido detectada la operación de gente cercana al Cártel de Sinaloa o al menos así parece, pues siguen con la limpia que en su momento traía ‘La China’, tres muertos en el ‘picadero’ de la Carballo Félix, cuando el año anterior su célula inició con esa limpia y fue parada porque detuvieron a los sicarios”, refirió el efectivo militar.

Al menos tres cateos de gran escala se han desarrollado por fuerzas de seguridad de los tres niveles en conjunto para ubicar sicarios, de momento no hay reporte de aseguramientos.

En la actualidad, la noche del lunes 9 de octubre fueron acribilladas tres personas del sexo masculino en la colonia Carballo Félix de La Paz, en un almacén de lavadoras y “picadero”. Los fallecidos contaban con 41, 40 y 23 años de edad, “eran originarios de La Paz, Isla de Cedros y Ciudad Constitución. De acuerdo con el programa Plataforma México, contaban con antecedentes penales por los delitos de robo simple, contra la salud y robo agravado”, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

En referencia, el 2 de septiembre de 2015, en el mismo sitio fue ejecutada una persona del sexo masculino, quien fue abordado por tres hombres armados, “desde ese entonces y mucho tiempo atrás, ya era sabido por los vecinos y los mismos cuerpos de seguridad que ahí había relación de droga”, sin embargo, los sicarios fueron vistos por una patrulla de la Policía Ministerial que circulaba a unas cuadras.

Al escuchar las detonaciones, el reporte y el vehículo a alta velocidad, los sicarios se refugiaron en un domicilio de las calles Diamante y Esmeralda del fraccionamiento Coromuel.

Los detenidos son “El Gasparín”, de 19 años; “El Oso”, de 34; y uno más que resultó lesionado, los tres originarios del Estado de Sinaloa.

A ellos se les aseguraron tres pistolas semiautomáticas 9 milímetros (Glock, Taurus y Beretta), un fusil de asalto .223 y dos más 7.62, además de un par de chalecos tácticos. Uno con seis cargadores abastecidos con 173 cartuchos calibre .223, y otro con cuatro cargadores con 108 cartuchos 7.62 x 39. Se les vinculó con por lo menos diez homicidios calificados, ocurridos en La Paz.

De acuerdo con datos brindados por agentes de Inteligencia Militar, la cruenta y sanguinaria pelea entre los dos cárteles en Baja California Sur se reanudó a raíz de la ejecución de Javier Lucero Martínez “El Javi”, ex camarógrafo de Canal 10, ocurrida el 30 de septiembre en una plaza comercial de La Paz.

“Ya no se trata solo de un ajuste de cuentas o de una pelea por recobrar el control de la plaza, es una pelea a muerte, se ha visto muy claro, sicarios con vasta experiencia se dirigen a sus blancos sin hacer muchos disparos y utilizan técnicas de tortura y ejecución específica”, indicó el efectivo consultado por este Semanario.

De esta manera, octubre de 2017 podría terminar siendo el mes más violento en la historia de Baja California Sur, con 3.5 muertos por día. Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, no se veían tantos homicidios en BCS desde enero del presente año, con 42 ejecuciones, seguido de marzo, con 58. El comparativo es el siguiente:

Con licencia para matar

“Ha quedado claro que la manera de operar de los dos grupos en pugna, tienen algo de espacio, me arriesgaría a decir que cierta complicidad, los agentes de seguridad de ningún nivel están cerca casualmente o no tienen una reacción rápida, un claro ejemplo fue la ejecución del ‘Marrufo’, oficinas de gobierno cerca, el propio Ayuntamiento de La Paz, a no más de cinco minutos del lugar está el corazón de la seguridad pública de Baja California Sur, además, tenían la imagen del vehículo y los sicarios, no pasó nada”, expuso un experto en seguridad pública consultado.

En el caso de la llantera, se ve cómo uno de los sicarios apenas va descendiendo de la camioneta tipo pick-up de color blanco dispara en varias ocasiones, cuando se acerca a su víctima, ésta ya se encuentra en el suelo, prácticamente sin vida, persiguen al acompañante y antes de irse lo rematan, lo que demuestra la hipótesis de las fuerzas federales de investigación.

Óscar Marrufo “El Marrufo” fue ejecutado al mediodía del 4 de octubre en Delta y J Mújica, en la Llantera Marrufo, negocio que ya había sido atacado el 6 de noviembre de 2016, donde tres personas fueron privadas de la vida.

Según los hechos sangrientos recientes, los sicarios han sido certeros en cada uno de los eventos en los que han participado, “disparan de manera certera y la víctima está en el suelo, a veces ni siquiera los rematan, pero ya están heridos de muerte. Están muy bien entrenados y conocen y saben lo que hacen, pero también hemos notado que van a atacar sin detenerse, ya ves la familia lesionada, no mataron a ninguno, pero en forma de aviso descargaron sus armas sin importar quien estuviera, o quizá se percataron y detuvieron el ataque”, indicó un agente federal de Investigación.

El viernes 6 de octubre una familia fue atacada a balazos en pleno Bulevar Forjadores, frente a la colonia Fovissste, a escasos metros del Tecnológico de La Paz. Los heridos fueron un hombre de 32 años, su esposa de 27 y una menor de 3 años, un menor más resultó ileso. Según la PGJE, “fueron dados de alta horas después”.

Otro de los hallazgos que preocupa a las autoridades, es el realizado en las calles Quetzalcóatl y Monte Albán de la colonia Puesta del Sol; en el interior de un domicilio fueron localizados los restos de dos hombres el domingo 8 de octubre.

Más de mil 100 elementos de diferentes corporaciones están reprobados en Control y Confianza, para contrarrestar la falta de policías elementos de la Marina y SEDENA refuerzan operativos.

“Los sicarios ingresaron por la parte frontal, aquí lo que no conocemos del todo, si los fallecidos estaban dentro de la vivienda o fueron privados de su libertad, ya que están relacionados con los dos fallecidos un día antes en Sonora, entre Revolución y Serdán; supuestamente son ‘Layos’ y eso es lo que preocupa, grupos que no habían sido tocados”, refirió la fuente militar.

De acuerdo con datos recabados en la escena del crimen, las víctimas vestían pantalón de mezclilla azul marino, tenis café, playera tipo polo negra con rayas grises; pantalón de mezclilla azul, playera blanca y tenis negros. Este último contaba con un alambre de color gris “del cable” enredado en la muñeca izquierda. Asimismo, había manchas hemáticas en el pasillo lateral izquierdo de la vivienda, lo que arroja que fue arrastrado al patio trasero.

El primero de los fallecidos denota hematomas en el rostro, indicio de que pudo haber sido torturado antes de darle muerte. El segundo también exhibe moretones.

El testimonio brindado por la esposa de una de las víctimas involucra supuestamente a agentes de seguridad. Guillermo Israel Santiago García fue asesinado el 7 de octubre. La mujer subió una transmisión en vivo desde el lugar de los hechos, señalando: “Envidioso maldito, envidioso hijo de perra, vivimos ahí desde cuando nos estaban esperando. Él tiene una empresa con su papá, los dos son comerciantes; maldito hijo de perra, fuiste tú, pinche, te fuiste mejor de aquí”, al parecer platica con un agente de seguridad pública.

La víctima fue asesinada en la calle de San Ramón entre San Felipe y San Fabián de la colonia Santa Fe en La Paz, al parecer una patrulla andaba cerca.

“Son pequeños detalles que nos encienden los focos de alerta para no perder cada detalle, estamos atentos y en espera de las investigaciones, comparar las del Estado y las que traemos en curso”, señaló el militar.

La mañana siguiente, es decir, el domingo 8 de octubre en la delegación Los Planes, fue localizada una patrulla de la Subsecretaría de Seguridad Pública Estatal -SSP 0045-, en la playa, calcinada por completo. La institución emitió un escueto comunicado:

“Derivado de las acciones preventivas implementadas por el Mando Mixto en el poblado de Los Planes, en donde elementos de seguridad pública se encontraban durante su servicio la madrugada de este domingo, se registró el incendio de una unidad de esta corporación, debido a una falla mecánica en el sistema eléctrico de la misma, sin que resultaran lesionados por este hecho, ninguno de los agentes que viajaban al interior de la patrulla”.

Sin embargo, un experto en peritaje de siniestros dijo que “es muy raro el evento, para que sea una falla eléctrica no tiene por qué prenderse la cajuela, por obvias razones podría pensarse que esa patrulla fue encendida con un acelerador combustible, la ignición eléctrica no es suficiente para que se consuma por ejemplo la cajuela”.

Asesinos a sangre fría ejecutan y torturan a sus víctimas, la mayoría narcomenudistas o personal con amplio historial delictivo

Personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) también se expresó: “Dicen que se las quemaron, pero aún no están las cosas claras”, lo que se conoce como una duda razonable.

Cese de policías

A finales de 2016 y principios de 2017, autoridades revelaron que se buscarían recursos a través de la Secretaría de Gobernación para liquidar policías reprobados en Control y Confianza. Primero Miguel Ángel Osorio Chong aseguró que mientras la estrategia de seguridad ha sido fallida hasta el inicio de la actual administración, dejó en claro que lamentablemente el problema se dejó crecer y se busca regresar la tranquilidad, pero se encuentran con ciertos problemas; el principal, el gran número de agentes reprobado en los Exámenes de Control y Confianza.

“No han pasado los controles de confianza, no pueden seguir salvaguardando la seguridad de los habitantes, así que se retirarán del servicio de manera inmediata, también los mandos que no han pasado los controles y confianza, si es que existen, también se habrá de tomar una decisión al respecto, son solo ejemplos, no le puedo decir la estrategia en su conjunto, pero son algunas acciones que se toman con alguna claridad, con mucha transparencia y que es a favor de la seguridad del Estado de Baja California Sur”, señaló.

Antes de continuar, el secretario de Gobernación dejó claro que “se retirarán del servicio de manera inmediata, también los mandos que no han pasado los controles y confianza”, pero pareciera que el alcalde de La Paz, Armando Martínez Vega, no entendió el mensaje, ya que después de al menos tres ocasiones en que Godofredo Contreras ha reprobado el examen, sigue como encargado de la Dirección de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de La Paz.

A mediados del mes de septiembre, alrededor de 80 elementos del Mando Mixto se manifestaron en las instalaciones de la explanada del Gobierno del Estado. Elementos de la Policía Estatal solicitaban la destitución del antiguo comisario por presiones de control y confianza, homologación de sueldos, bono de riesgo y el aumento al sueldo.

Del mismo modo, elementos de la Policía Ministerial advirtieron de “un problema fuerte de seguridad pública, al despedir a un gran número de policías, las calles van a estar con escasa vigilancia”.

Y así ocurrió. Desde el anuncio del despido de policías de diferentes corporaciones, los hechos han ido en aumento, los policías como meros observadores y los ex policías supuestamente en sus casas, pues es sabido que algunos siguen en actividades en las corporaciones debido a un amparo.

Mientras tanto, para La Paz no significa un problema el que haya menos agentes en las calles, ya que “de momento no tenemos intenciones de contratación hasta que concluya el proceso de liquidación”, alertó Godofredo Contreras.

En contraparte, elementos capacitados y aprobados en Control y Confianza, es decir, aquellos que no tienen riesgo de perder su empleo, manifestaron a ZETA que “hay elementos reprobados que no tendrían por qué estar dentro de las listas, personal de oficina, que siempre ha operado detrás de un escritorio y que hoy están fuera, mientras tanto, varios malos elementos siguen encabezando la Municipal”, denunció un agente enlistado en el Mando Mixto.

En La Paz, al inicio de la administración de Armando Martínez Vega, se tenía un listado de 160 elementos reprobados en Control y Confianza, pero parece que en el Poder Legislativo desconocen los quehaceres de los sistemas evaluadores de Control y Confianza y de la seguridad misma, pues según Edson Gallo Zavala, legislador del Partido Acción Nacional (PAN) y encargado de la Comisión de Seguridad, tiene que haber una segunda oportunidad.

“Estas personas que no son aprobadas en los Exámenes de Control y Confianza pueden tener una segunda oportunidad y así aprobar, puedan reingresar a las academias; yo creo que debe dársele un seguimiento a toda esa policía, de manera minuciosa, de darle continuidad al policía que no aprueba y darle la oportunidad de que se siga preparando dentro de la academia”, consideró, sin embargo, quizá no entendió por qué fueron dados de baja, al no cumplir con sus funciones y su deber, pero también hay los menos que por motivos de salud, no pueden continuar en las corporaciones, sin embargo, el tema más relevante es que determinados elementos de seguridad tenían nexos con la delincuencia organizada.

En La Paz se cuenta con 897 policías, de los cuales 532 son operativos, es decir, se desempeñan en calle; de esta cifra 79 realizan actividades de oficina, bajo el concepto oficina y comisionado, ahí entran labores como limpieza, mantenimiento, secretaría. De los casi 900 elementos existen 15 mujeres que no han subido a una patrulla y su actividad laboral es de oficina, sin embargo, cuentan con plaza de policía y esto ocurre con personal que labora en otras áreas lejos de la operativa, en su mayoría los que están dejando la corporación.

En total desconocimiento, Gallo Zavala criticó el que no se brinden por completo los detalles de las evaluaciones para determinar si son agentes coludidos con el crimen organizado, “queda la incertidumbre de conocer al policía, qué fue lo que falló, o qué le faltó, qué es lo que lo hizo desprenderse de su trabajo, así son las reglas en cuanto a Gobierno Federal, el CISEN, los exámenes no te dicen”, finalizó.

Precisamente el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica reveló los resultados de los Exámenes de Control y Confianza aplicados a alrededor de 3 mil 100 agentes de diversas corporaciones de seguridad pública de BCS. Los datos están actualizados al 31 agosto de 2017.

En el Seguimiento de Evaluaciones por Entidad Federativa y Dependencia, destaca:

Lo que refleja un importante nivel de reprobación, y que de 300 elementos dados de baja en una primera etapa, menos del 30 por ciento debe ser despedido.

Ante la necesidad de mayor atención, y sobre todo que sean cubiertos los espacios abandonados por policías que estaban coludidos o que atendían las medidas de protección a la ciudadanía, el gobernador del Estado, Carlos Mendoza Davis, reflexionó que es un panorama complicado. Pero que, con la llegada del nuevo comisario de la Policía Estatal, Capitán de Navío Víctor Beltrán Peña, y la apertura de la Academia de la Policía, habrá elementos para bajar los índices delictivos.

“Muy complicado, creo que estamos en ruta de sentar los elementos que van a asentar el problema, estamos a unas cuantas semanas de poder aperturar nuestra Academia de Policía para poder enriquecer al personal de la Policía Estatal. También celebro que tengamos un relevo, un relevo totalmente capacitado y habremos de continuar con los trabajos pendientes”, informó el Ejecutivo estatal.

De igual mansera, se busca incrementar la presencia de efectivos tanto de la Sedena como de la Secretaría de Marina (Semar), pero el esfuerzo económico más fuerte debe ser por parte del Gobierno del Estado para ofrecer las condiciones idóneas a los efectivos federales para prestar sus servicios a la entidad y “puedan incrementar aquí tanto sus instalaciones físicas, como la presencia de efectivos y recursos humanos, de tal manera que la Secretaría de la Defensa pueda incrementar en 600 sus efectivos militares que están desplegados en el Estado, y la Marina duplicar los que actualmente tiene; para eso estamos pensando que el Gobierno del Estado deberá hacer un esfuerzo y un apoyo en poder facilitar un aparte de las instalaciones que habrán de ocupar”, resumió Mendoza Davis.

Despido masivo de agentes

Era un aviso y desde el principio fue aclarado por las autoridades, no se trata de que podrían ser dados de baja: “Ese tema no está en discusión, lamentablemente tendrán que darse de baja”, debido a que no se cumplió con lo que la Federación considera un elementos primordial para resguardar la seguridad de los ciudadanos. A la fecha se tiene un estimado de 300 elementos dados de baja en una primera etapa.

Una lucha sin cuartel entre células delictivas del Cártel de Sinaloa y de Jalisco Nueva Generación se encuentran en purga, tras reanudar la lucha en las calles de La Paz y Los Cabos.

“Hay de todo tipo de situaciones, los elementos que están como no aptos han sido revisados ampliamente, revalorados algunos, estaríamos hablando de alrededor, no les digo exactamente porque hubo unos últimos que se revaloraron, de alrededor de 300 elementos, de las municipales, de la PEP, de la Policía Ministerial y por supuesto de los cinco ayuntamientos”, indicó Álvaro de la Peña Angulo, secretario general de Gobierno y vocero del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública.

Indicaron que hay elementos que fueron dados de baja por incumplimiento de sus funciones, vínculos con la delincuencia organizada y algunos por temas físicos. El tema de mayor relevancia ha sido los vínculos con la delincuencia, “la autoridad solo los está despidiendo y algunos, como ha pasado y actualmente ocurre, están operando para el narco, y las investigaciones y todo lo que se iba a implementar contra los malos elementos, es lo que pedimos nosotros como ciudadanos”, expresó un experto en seguridad pública.

La revaloración y oferta de finiquito se hizo conforme a Ley y respetando sus derechos, así lo dio a conocer De la Peña Angulo: “Se está haciendo un manejo muy cuidado, respetando los derechos humanos más que nada de los compañeros, de las compañeras, que lamentablemente van a tener que ser dados de baja, eso no está a discusión, no es un tema de gusto del secretario, del gobernador, es un tema de Ley que tenemos que cumplir, y entonces son los resultados que arrojaron esto. Se está cuidando mucho, no se está haciendo un despido abusivo, arbitrario, y mucho menos ilegal”, reiteró el funcionario estatal.

Precisamente tras la salida de policías reprobados y la disminución de agentes de seguridad en las calles, “la estructura de la Naval tiene con exactitud la distribución de los delitos de alto impacto, ellos tienen un mapa de distribución de los delitos, qué preferencias tienen los delincuentes, ese trabajo de inteligencia fue elaborado por marinos y militares. Se cansaron de la falta operatividad de los funcionarios de medio mando, esa burocracia, pero esa información de inteligencia se perdió o se quedó en stand by, debido a que no hubo acción de las autoridades civiles”, acusa Arturo Rubio Ruiz, representante legal del Consejo Ciudadano de Atención a Víctimas del Delito.

Pero no solo hay denuncias por parte de la ciudadanía, también los agentes pegaron el grito en el cielo, debido a que el municipio de La Paz supuestamente los despidió de manera arbitraria.

El encargado de despacho de la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de La Paz, Godofredo Contreras, minimizó el tema, incluso dijo que 42 elementos fueron despedidos.

“Hasta el momento no tenemos nada, pero entendemos que en su momento tal vez algunos elementos se inconformen y presenten los recursos correspondientes legales, pero por el momento no hay manifestación alguna. De la Policía Comercial como elementos que se encontraban en sectores, comandancias, en algunas delegaciones como Los Barriles, etcétera”, refirió.

Aunque es muy probable que de este número, haya un gran porcentaje de policías amparados ante el intento por minimizar el problema, lo cierto es que hay un grupo de policías que comparten información a través de redes sociales, donde han convocado a no permitir que sus derechos sean violentados. Se habla que de 42 elementos reprobados y listas sus bajas, cuatro firmaron su renuncia y 38 se ampararon.

Cuestionado respecto a si cuenta con un estimado de recursos para liquidar a los policías, Contreras declaró: “Estaríamos hablando de 10 millones de pesos. Hubo un apoyo de parte del Gobierno del Estado en ese sentido, en el momento que se les notificó su baja se les entregó a quien así lo aceptó, la cantidad de indemnización correspondiente. Están legalmente ya desincorporados, incluso fue tramitada su baja”, y confirmó que no se encuentran en funciones.

Irónicamente, el actual encargado de despacho ha reprobado el Examen de Control y Confianza en varias ocasiones, aun así, Armando Martínez Vega lo ratificó en su función, la cual jurídicamente no existe, situación por la cual muchos de los policías consideran injusta su salida de la Dirección, cuando aún no hay un director aprobado y el encargado sigue por encima de Ley, lo que deja a desear desde la cabeza de la corporación municipal y el Grupo de Coordinación de Seguridad Pública en Baja California Sur lo sigue permitiendo, con total arbitrariedad.

Loading...