Loading...

La PGR abre nueva carpeta de investigación contr Mireles

Loading...
La Procuraduría General de la República (PGR) abrió una nueva carpeta de investigación contra José Manuel  Mireles  Valverde, ex vocero de las autodefensas.
Luego de que incitara a varias comunidades a reagruparse y sacar sus armas nuevamente para respaldar a los habitantes de Tepalcatepec, ante la irrupción del Ejército en esa zona de Tierra Caliente el pasado 11 de julio.
En el oficio MOR-AII-2766/2017, con fecha 13 de septiembre, se notificó a  Mireles  que la PGR inició en su contra la carpeta FED/MICH/APAT/0001664/2017 por el delito de sedición (incitación a la violencia). En el documento, firmado por Lauro Pallares Mora, agente del Ministerio Público de la Federación y titular de la Agencia Segunda Investigadora en Morelia, se indica que Mireles  debe presentarse a declarar el próximo 16 de octubre en el Centro de Justicia Penal Federal de la entidad, ubicado en el sótano de la sede del Poder Judicial de la Federación.
El diputado local de Movimiento Ciudadano, Daniel Moncada Sánchez, quien financió la defensa legal de  Mireles  para que saliera del penal federal de Tepic, Nayarit, aseguró: “La sedición es prácticamente un delito en desuso y de tipo político”. No obstante, Moncada reconoció: “El día de la audiencia el Poder Judicial de la Federación dirá si la acusación le alcanza al juez para determinar si vincula a proceso al ex vocero de las autodefensas y ordena su detención en ese momento”.
El llamado. Mireles  Valverde incitó desde Morelia a los grupos de ex autodefensas a sacar sus armas nuevamente y reunirse en Tepalcatepec, debido a un operativo que realizaron elementos del Ejército y la Policía Michoacán y en el que los pobladores acusaron abusos de las autoridades. El hombre publicó el mensaje en sus redes sociales el pasado 11 de julio.
Los pobladores enardecieron y arremetieron contra los elementos policiales y militares a los que obligaron en confrontación a regresar las armas que habían confiscado y liberar a una persona que había sido detenida.
En respuesta, el Ejército y la Policía Michoacán lanzaron gases lacrimógenos a los habitantes para dispersarlos y tuvieron que salir del pueblo al verse rebasados por la gente.
Loading...