Loading...

La limpia de policías y narcos

Loading...

Mientras que la salida del comisario Mireles marca una ruptura entre la Marina y las policías, cifras de 2016 dan cuenta de 206 elementos municipales.

La limpia de policías y narcosQue reprobaron los Exámenes de Control y Confianza y que en el último año fueron dados de baja en todo el Estado. Autoridades también investigan en la última semana una purga de narcomenudistas de manos de sus propios cárteles, “La salida de González Mireles desde luego pone en claro que hace falta mayor determinación para librar de malos elementos.

Y arrancar de raíz eso que está consumiendo a una corporación tan importante y necesaria para la ciudadanía; digamos que con una Policía Estatal funcional, la Policía Municipal tenía una competencia sana, es decir, ambas corporaciones se esforzaban por ser mejores una contra la otra y así entregaban más resultados a la población; hoy es un verdadero cochinero”, lamentó un efectivo de inteligencia de la Zona Militar.

La renuncia del Capitán de Navío, Arnulfo González Mireles al cargo de Comisario de la Policía Estatal Preventiva, deja más que clara la ruptura entre servidores públicos y efectivos de la Secretaría de Marina (Semar). El intento por liberar de la mala Policía a las calles de Baja California Sur ha tenido una pérdida más.

Cuando se ejerció una verdadera presión en contra de agentes señalados por malos manejos, colusión con el crimen organizado y hasta omisiones, autoridades civiles, entre ellos el propio subsecretario de Seguridad Publica, Ismael Sigala Páez y el  secretario general de Gobierno, Álvaro de la Peña Angulo, dieron la espalda y limitaron la estrategia que planteaba el Capitán de Navío.

“La presión se hizo presente por elementos del Mando Mixto, es decir, elementos municipales y estatales que a final de cuentas estaban bajo el mando de González Mireles, los traía cortitos y eso fue incómodo, la mejor opción era dejarlo fuera de la jugada y lo cansaron. El problema que ahora se les viene y no midieron, es que solos se pusieron en una selecta mira de la Marina”, manifestó el agente del grupo.

La incomodidad que significaba un militar al frente de una institución daba mucho peso para que se pudieran quebrantar los estatutos, la cuestión es que todo marchaba con normalidad, hasta que el Capitán comenzó con el cambio de responsabilidades y la rotación de mandos.

La limpia que han emprendido células delictivas en La Paz y Los Cabos

Algunos de los removidos de su cargo han sido identificados como  Zeus Soto León, encargado de la Policía Cibernética; Daniel Ledezma Osuna, subcomisario de Operaciones de la Policía Estatal; Pavel Oliva Cota, subcomisario de Análisis Táctico; y Rodrigo Silva Lugo, Subcomisario de Investigaciones.

Los cuatro fueron rotados por el ex comisario, por lo que entre las recomendaciones que emitió a los altos mandos, destaca “dar seguimiento a los enroques que se establecieron para dar continuidad a la estrategia”.

De momento fue nombrado como encargado de despacho de la Comisaría, Edgar Jovanni Díaz Flores, emanado del Área de Operaciones, cuando aún operaba “El Cuervo 23” o “El Chava”, Comandante del Grupo de Operación Estratégica (Groe) Salvador Díaz Moreno, el cual fue privado de la vida por un comando armado el 5 de abril de 2017 a las afueras del Centro de Reinserción Social (Cereso) de La Paz.

Para acabar con los altos índices de corrupción al interior de la corporación, el Capitán González Mireles tuvo que mirar antes el alto índice de reprobación en los Exámenes de Control y Confianza, de entrada y hasta agosto de 2016, se tiene registro de 237 elementos “no aprobados”, menos 13 dados de baja en diciembre de ese año, restando 224, de los cuales no se ha informado oportunamente sobre su destino.

“La justificación más cercana fue que no había recursos, cuando Álvaro dijo que iba a entregar policías confiables, situación que no pudo cuando estaba al mando en 2012, ahora con intereses políticos mucho menos. Lo que no sabe es que todo lo que pase de seguridad le repercute a él por declararse el perfil de seguridad de este gobernador, lo cual por sentido común ha sido responsabilidad del secretario general”, señaló un experto en criminología consultado por este Semanario.

Desde 2012, De la Peña Angulo fue señalado por los propios elementos de seguridad en un escrito enviado a la opinión pública y dirigido al entonces gobernador de Baja California Sur, Marcos Covarrubias Villaseñor, exhibiendo  al entonces secretario de Seguridad, al comisario y comandantes de recibir dinero de grupos criminales.

A la fecha, siguen pesando esos años que se dejó el flujo de policías reprobados, incluso fue tan evidente la operación criminal con las policías, ya que en algunas detenciones fueron asegurados radios Matra inventariados a nombre de policías estatales en activo y que siguen en las calles, asimismo, armas de fuego y mensajes de texto, además de llamadas.

La salida del Capitán González Mireles solo refleja una ruptura entre las fuerzas de la Marina y el Estado, aunque el secretario De la Peña justifica el suceso con reuniones con los altos mandos, o el supuesto trabajo “coordinado”.

La interminable depuración de las policías

De acuerdo con datos obtenidos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe 2017), las corporaciones que dan mayor confianza a la ciudadanía están compuestos por Marina, Ejército, Policía Federal; en los últimos lugares se sitúan Policía Preventiva, Municipal, ministerios públicos, procuraduría estatales y Policía de Tránsito.

En Comondú ciudadanos prefirieron tomar la justicia por propia mano

Lo que deja mal posicionadas a las corporaciones municipales, y que en el último año llegó a tener 206 elementos en activo reprobados en los Exámenes de Control y Confianza, hoy se tiene un avance importante en cuanto a la depuración policial. De entrada, es preciso adelantar que la depuración policial se da a través de un convenio con la Secretaría de Gobernación (Segob), la cual indicó que los Exámenes de Control y Confianza “constituyen un elemento fundamental para su permanencia en el cual preste sus servicios”, al no acreditar la evaluación, no son aptos para portar los uniformes e insignias.

Cifras obtenidas por ZETA hasta el mes de agosto de 2016 indican que en Los Cabos había 90 agentes reprobados, de los cuales se estima que al menos 80 fueron despedidos; La Paz reportó 46, sin embargo, la cifra aumentó a 60, en tanto el encargado de despacho Godofredo Contreras, sigue reprobado. Mulegé exhibe 16, Loreto 19, de los cuales 18 fueron despedidos recientemente; en Comondú había 33, ya fueron despedidos 29.

Según la Subsecretaría de Seguridad Pública y la propia Secretaría General de Gobierno, quienes tenían oportunidad de continuar en las líneas de las policías, son aquellos elementos que por cuestiones de salud no aprobaron. Sin embargo, “surgieron con vínculos con delincuencia organizada, adictos a alguna sustancia, tienen cercanos con vínculos fuertes o que se han visto involucrados en temas de seguridad graves, no pueden continuar”, afirmó el elemento del Grupo de Coordinación.

Loreto informó esta semana que “18 agentes policiacos fueron separados de sus puestos, al no aprobar sus Exámenes de Control de Confianza”, con ello “garantizan” mayor fluidez en cuanto a la seguridad de los ciudadanos; este municipio ya cuenta con Mando Mixto, por lo cual la Policía Estatal Preventiva estará brindando apoyo en los recorridos de vigilancia.

Pero la corrupción va más allá. A principios de 2017, fue ejecutado Nicolás Castañón “El Bogar” de 20 años de edad y presunto líder de plaza de Loreto, además de esposo de Arely Susarrey Arce, hija de Arely Arce Peralta, alcaldesa de ese municipio.

Por otro lado, en Comondú, Benigno Murillo Orantes dijo que la depuración forma “parte de las estrategias de la Ley Nacional de Seguridad Pública, así como La Ley Estatal de Seguridad Pública de Baja California Sur”.

En tierras comundeñas, 29 elementos fueron dados de baja definitiva, entre éstos, los de nombre Javier Alberto Amador Villarreal, Rubén Cruz Cañedo, Moisés Cervantes Reyes, Javier Flores Contreras, Yoshio Daniel Machado Chávez, Juan Luis Jiménez Ruiz, Jesús Adrián Meza Arce, Alfredo Pulido Álvarez, Nicolás Solís Miranda, Gerardo Torres Valdez, Rigoberto Veliz Amador, Rafael Acuña Hernández, Juan Ramón Amador García; José Francisco Amarillas Villegas, Zuleth Arce Castro, Alejandro Arce Vázquez, José Luis Armenta Medina, Juan Arreola Martínez, Martín César Beltrán Hernández, Margarito Cadena Gómez, Pazaran González Méndez, Javier Hernández Jiménez, Francisco Leonardo Higuera Navarro, José de Jesús Pulido Álvarez, Benjamín Mata Carrillo y Rubén Sandoval Navarrete.

La Paz, bajo presión de reprobados

“Se viene la destitución de los malos elementos, mucha falta le hace al Estado; el Municipio se encuentra dentro de una mancha que debe ser borrada, la Capital del Estado es sin duda uno de los puntos de mayor tráfico de drogas, pero también de corrupción y nadie se ha fijado en ello, solo ven los efectos de esto, pero es notorio el espacio que tienen comprado los delincuentes para operar”, refirió un elemento adscrito al Grupo de Coordinación.

En Comondú y Loreto ya fue ejecutada la orden de despedir a aquellos que están reprobados, y esa acción pronto será aplicada en La Paz; situación que ha llevado a ejercer presión en aquellos elementos que sienten pasos en la azotea.

“El Fer y “El Teoría” fueron privados de la vida en la azotea de una vivienda

Por ello, han tomado otras estrategias; para desviar la atención, solicitaron que Armando Martínez Vega, alcalde de la Capital, interceda por ellos ante la decisión de cortar cabezas de policías reprobados, pero para llamar la atención denunciaron el supuesto maltrato por parte de elementos de la Policía Estatal abusando del Mando Mixto.

“Consideran que ellos tienen el control, que por ser estatales son mando de nosotros, y simplemente es trabajar en equipo, pero la verdad estamos cansados de que se sientan como si fueran superiores a nosotros. Ellos no ven que nosotros tenemos mayor antigüedad, muchos años de experiencia, décadas algunos, ya ni por respeto nos respetan”, denunció uno de los agentes municipales de manera anónima.

A decir de los municipales, ambas corporaciones son capacitadas en el mismo sitio, incluso reciben los mismos cursos de adiestramiento.

“Es una reunión de carácter operativo con los mandos. Me llevo el documento para exponerlo en el Grupo de Coordinación de Seguridad, donde tenemos que hacer la coordinación principalmente siendo la dignidad y el trato uno de los principales puntos”, dijo Armando Martínez, aunque no muy seguro, ya que es instrucción nacional.

Incluso, los oficiales de la Capital afirman que ellos atienden más servicios, ya que son los de primera acción e intervención. Atendiendo y previniendo de primera instancia los robos a casa habitación, a negocio y realizan sobrevigilancia en las colonias, cosa que desde la implementación del Mando Mixto se ha descuidado en gran proporción.

Consciente de la situación de policías reprobados, desde el mes de febrero se tenía conocimiento de que había un gran número de policías reprobados, incluso el encargado de despacho, Godofredo Contreras, negó a ZETA conocer los resultados de las evaluaciones. Por su parte, el alcalde paceño aseguró que aunque el tema tiene meses en discusión y preparando el despido masivo, en próximos días tomará acciones concretas, pues en municipios del norte ya ocurrió.

“Estaremos en estos días también procediendo de la misma forma, de acuerdo a los estados que nos están pasando el centro de evaluación de Baja California Sur”, refirió.

Cuestionado respecto a si el licenciado Godofredo seguirá en su encargo, respondió:

“En tanto no tengamos resultados de la Dirección General del CISEN, seguirá de encargado”, remató Armando Martínez Vega.

A poco más de dos años de funciones, la actual administración del alcalde, la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de La Paz continúa acéfala, al menos han sido cinco candidatos los reprobados, uno de ellos el ahijado del presidente municipal, Álvaro Gerardo Cabanillas, quien tras reprobar y no ser apto para permanecer en las líneas de seguridad pública, hoy ocupa un puesto de confianza en la Secretaría Técnica Municipal.

El regidor por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en el Ayuntamiento de La Paz, César Juárez, reveló que los elementos municipales presentaron un pliego de demandas, en aras de evitar un despido masivo, pero también evidencian los graves problemas que ha presentado en el camino al denominado Mando Mixto.

“Hay muchas cosas que no están bien dentro de lo que es el Mando Mixto, dentro de lo que modificamos y que hay que reconocer tiene sus errores. El robo a casa habitación ha incrementado muchísimo, en un 150-200 por ciento en ese caso, entonces prácticamente se enfoca en los delitos de alto impacto pero en éstos no, que es lo que lastima más a la sociedad”, denunció Juárez.

Loreto dio de baja a 18 elementos reprobados

Entre los problemas evidenciados por policías, dado el Mando Mixto, está el que no se respetan los grados jerárquicos de los agentes municipales; a aquellos comandantes los tienen relegados, la mayoría haciendo servicios en delegaciones o donde no ocasionen problemas; comandantes no pueden tomar ninguna decisión respecto a los policías municipales de los sectores, 1,2 y 3 de la ciudad o delegación que están en Mando Mixto; cambian a los elementos o comandantes que quieren y a donde quieren, con el pretexto de que no funcionan, debido a no obedecer órdenes que contravienen al Bando de Policía, Reglamento de Tránsito, y muchas otras constituyen un delito.

Asimismo, están haciendo cambios de policías que viven en las delegaciones para que trabajen en los sectores de la ciudad; dan órdenes que contravienen el Bando de Policía, el Reglamento de Tránsito y el reglamento interior de esta corporación, argumentando que los son los que mandan “y nosotros debemos obedecer todas sus órdenes, sin hacer ningún reclamo u observación”.

También, no permiten que pasen la información de las detenciones y de cualquier hecho delictivo para el registro de la base de UDAI, unidad que “nos hace consultas de detenidos por órdenes del Mando Mixto”, aunado a que no refuerzan a policías estatales en operativos de alcoholimetría, carnaval, Semana Santa, fiesta en las delegaciones municipales, como lo hace la Municipal. Se retiran argumentando que no es su trabajo.

Por último, personal municipal le está cubriendo todos los servicios establecidos que son de ellos: cita, rampa, gobierno, Cereso Los Cabos y más.

Queda mucho a deber el alcalde Martínez, pues exige policías aprobados y ni su propio director puede acreditarse como cabeza de la municipal.

“En este prácticamente año y medio, que no tenemos nosotros director general de Policía Municipal, tenemos también un encargado de despacho, pero también creo que se mandó los papeles, hizo el examen, mas no nos han dado los resultados a nosotros, es un tema que la verdad nos está lacerando administrativamente hablando y ante la sociedad, porque no tenemos un verdadero responsable”, finalizó el regidor.

Las peticiones para mejorar son las siguientes:

  • Que se respeten los grados policiales que marca el modelo terciario como lo establecen los artículos 80.81 y 82 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública y Artículo 58 de la Ley del Sistema Estatal de Seguridad Pública de BCS.

  • Que los comandantes de la Policía Municipal regresen a ocupar el mando en los sectores de la ciudad y delegaciones.

47 policías municipales han sido despedidos

  • Que los comandantes encargados de los sectores tomen decisiones propias y no impuestas por el mando estatal, respecto de su personal para realizar las funciones de seguridad pública.

  • Que no sean decisión de la Policía Estatal los cambios de adscripción de los elementos municipales.

  • Que el director operativo y comandante general sea de esta corporación policial.

  • Que se respeten los derechos laborales de los policías (vacaciones, permisos).

  • Que la Policía Estatal en su conjunto, en el contexto de los cuerpos policiales coordinados, trabaje sin distinción en los operativos de reforzar en igualdad de circunstancias que la corporación municipal.

  • Que la información recabada por los elementos en cualquier hecho constitutivo de delito sea reportada a esta corporación policial mediante su parte informativo.

  • Que las personas detenidas por los policías municipales sean consultadas por UDAI municipal.

  • Que los servicios sean cubiertos por cada corporación en el ámbito de su competencia.

Dicho documento fue entregado al alcalde, sin embargo, es prudente precisar que la depuración policial debe darse por graves problemas de impunidad que siguen al descubierto.

Delincuentes operan libremente

El agobio ha llegado a los habitantes de Baja California Sur, la simulación desde los legisladores encargados de temas de seguridad, secretarios, subsecretarios, directores y procuradores, a todos les ha quedado muy grande el encargo que les otorgó Carlos Mendoza Davis, gobernador de la entidad.

“Estamos hartos de que denunciamos a las autoridades y nadie hace nada, a veces ni nos contestan, gran parte de las veces dejan sonar el teléfono y no atienden. Por eso a veces vamos a llamar de teléfonos públicos diferentes y ya cuando los conocen dejan de contestar”, denunció Marcela “N”, habitante de la colonia El Cardonal en La Paz.

Esta denuncia se suma a la de muchas personas  que confirman que por años ha habido flujo “extraño”, refiriéndose al movimiento de vehículos y personas en una vivienda cercana.

Se trata de una “tiendita” ubicada en dicha colonia, la descripción que con miedo ha dado a este medio denota una casa de color verde, rodeada de plantas conocidas como palo de arco, por  la tienda conocida como Tres Reyes, a tres cuadras hacia el cerro, por la calle Lomboy.

“Frente a esa casa hay unos tipos armados, los cuales están en una casa de color guinda, desde ahí están protegiendo a los distribuidores, y es que ahí ya les balacearon una vez, salió un hombre con lesiones por disparos de arma de fuego. La Policía ya sabe que hay ahí, ellos mismos saben lo que pasa y no hacen nada”, denunció.

El problema es que la persona que distribuye estupefacientes en la zona, es vista constantemente caminando por la zona, “se la pasa en un taller que está ahí cerca, se recuesta en un carro y ahí mismo vende sus cosas esas”. El llamado se ha hecho a través del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4) en el momento en que es visto, e impunemente a la luz del día realiza sus actividades.

La descripción es de un hombre entre 30 y 38 años, de complexión media, entre 1.60 y 1.75 metros de estatura.

Según la Encuesta Envipe 2017, el 86.8% de los ciudadanos de Baja California Sur no denunció o no inició una averiguación previa debido a la desconfianza que hay hacia las instituciones de justicia.

La muestra nacional fue de 102 mil 51 viviendas, en edades de 18 años y más, el levantamiento se hizo del primero de marzo al 28 de marzo de este año. Los delitos o conductas antisociales más denunciadas en BCS fueron:

  • Consumo de alcohol en la calle.

  • Consumo de droga.

  • Robos o asaltos frecuentes.

  • Venta de droga.

Aun con esta serie de delitos denunciados, las autoridades han hecho oídos sordos y la preocupación se ha extendido ante la nula acción de los cuerpos de seguridad. Incluso hay muchas narcotienditas que han sido denunciadas a través de este medio, después de que se registren balaceras, heridos o muertos en estos sitios, pero anteriormente han sufrido amenazas por denunciar este tipo de conductas.

La señora Malena no quiso señalar una casa en particular, pero reconoció a los encargados de distribuir y generar caos entre la población de colonias como Navarro Rubio, Agustín Olachea y Ampliación.

“Vivimos con miedo, ya mataron a un joven, que lo reconozco, era adicto, pero no le hacía daño a nadie, no vendía droga ni nada, pero si se topó con esta gente y como no se dejaba y no dejaba que hicieran sus chingaderas en la calle, recuerdo una vez que se los encontró y se las hizo de pedo por no respetar a varias señoras que estábamos en la calle, les reclamó y se les fue a golpes, desde esa vez lo amenazaron, eran dos tipos”, dijo.

“Solo sabemos que les dicen ‘El Gortari’ y ‘El Caguamero’, estas personas son las que se han dedicado a la mala vida en la colonia y que han hecho mucho mal”, denunció.

Los vecinos han considerado como los presuntos responsables de privar de la vida a Abel Torre Estrada, originario de la comunidad de Emiliano Carranza en Durango. El joven fue encontrado sin vida en una cañada de la colonia Ampliación Agustín Olachea el sábado 23 de septiembre.

“Estaba muy golpeado y con disparos de arma de fuego. Los propios vecinos identificaron el cuerpo e informaron que era indigente, además que le ayudaba a la mayoría a barrer, limpiar, juntar basura, podar árboles y trabajitos así”, expresó un agente de la Policía Ministerial.

Queda claro que por la ciudadanía no ha quedado el denunciar a los infractores de la Ley, el problema es que impunemente siguen operando sin que la autoridad pueda hacer algo al respecto.

“La misma maña se ha encargado de ir eliminando a los delincuentes, mientras las autoridades tardan en actuar o tal vez su nula acción, inteligencia criminal si ha dado con los distribuidores contras, incluso propios delincuentes locales por robos y otros delitos, a los que han eliminado sin que las autoridades puedan hacer algo”, comentó un experto en criminología consultado por ZETA.

Criminales los cazan

“La mayoría, si no es que todos, de los narcomenudistas, ladrones y adictos, que han sido privados de la vida recientemente, todos contaban con amenaza, la misma maña fue la que se encargó de sacarlos de circulación, muchos de ellos siguen escondidos, pero es obvio que todos con mucho temor, pues siguen en las andadas”, explicó un miembro del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública.

Un caso muy evidente en la cruenta cacería que se ha desatado fue la ejecución de los narcomenudistas Noé Fernando Cota Mendoza “El Fer” y Arath Torres Díaz y/o Arath Muñoz Peralta “El Teoría”, los cuales fueron ultimados a tiros en el techo de un domicilio.

“Es claro que estaban escondidos de alguien, según informes contaban con amenaza por dedicarse a actividades ilícitas, incluso familiares de éstos también están en las mismas. Los dos fueron encontrados dormidos en el techo de una vivienda, dormían en colchonetas, “lejos” de quienes les querían hacer daño, pero ya los tenían bien estudiados”, informó un efectivo de inteligencia.

Ambos distribuidores de estupefacientes, también contaban con antecedentes por robo. Sus cuerpos fueron hallados en Municipio Libre, en La Paz.

Los dos jóvenes de 26 y 23 años, respectivamente, fueron sorprendidos dormidos por hombres armados que sabían santo y seña de donde se encontraban, “El Fer” no tuvo siquiera tiempo de despertar, mientras que “El Teoría” recibió la lluvia de plomo al intentar moverse.

“Hemos estado revisando el comportamiento de las redes sociales de estas dos personas, así como sus círculos cercanos, queda claro que incluso algunos amigos han confirmado que pronto se verán o hacen referencia a que se encuentran en el ‘negocio’, le rogamos a sus cercanos que están en esto, que acudan con las autoridades, ya saben con quiénes, solo allí los podemos cuidar y detener a los criminales que andan sueltos”, mencionó el efectivo.

La ciudadanía ha puesto en claro que estas personas mantenían relaciones y actividades de delincuencia organizada, no es un secreto para nadie la clase de operaciones que realizaban, por lago se encontraban en la azotea, “escondidos de alguien”, al menos el mayor tenía esposa e hijos, por lo que es raro que estuviera con otro hombre apartado de su familia.

“El problema es que va a ser muy difícil conocer quienes fueron sus plagiarios, pues si la familia o amigos, cómplices quizá, no quieren aportar datos, no podremos avanzar en la investigación”, reveló el agente de inteligencia.

“Incluso hay registros de estas personas que fueron detenidos para declarar, con porciones menores, pero suficientes para que puedan dar la ubicación de quien manejan los cargamentos grandes, lo único que salió de sus bocas es que estaban fuera del negocio. “Nunca fue así, siempre se tuvo registro de su operación, al menos aquí en la Ministerial y ocultaron a sus captores”, lamentó un agente de la Policía Ministerial que atendió el caso.

Toda la zona de la Cárdenas ha sido descrita con muchas narcotienditas, Rinconada, Márquez de León y Vista Hermosa, así como Villas de La Paz, en todas estas colonias han sido abatidos narcomenudistas y la lista sigue creciendo, tanto de fallecidos como del número de distribuidores, mueren dos y ya vienen tres en camino.

De acuerdo con datos brindados por agentes de seguridad, se tiene registro de sitios en los que han herido, asesinado y levantado distribuidores, pero son las mismas células delictivas las que depuran y purgan la organización criminal, y son los mismos puntos de distribución que están activos.

Esto ante la nula acción y atención de las denuncias, tanto anónimas como con nombre y apellidos. Estos sitios siguen siendo espacios de ilícitos:

  • El Cardonal, por la calle Lomboy.

  • Retorno Aguacate.

  • Departamentos de la colonia Borrego Cimarrón.

  • Departamentos Fraccionamiento Bellavista.

  • Alrededores del Hotel Posada.

  • “El Cabezón”, identificado por distribuir metanfetamina en Centros Nocturnos, junto con “El Chepe”.

Loading...