Loading...

Dan más de 50 años en prisión a asesinos de Ana Ivette

Loading...

A casi dos años y medio del crimen de Ana Ivette, sus homicidas fueron sentenciados a pasar cada uno entre 52 y 58 años en la cárcel.

Dan más de 50 años en prisión a asesinos de Ana Ivette

La joven de 25 años, estudiante de una maestría en la Universidad De La Salle, fue asesinada por su exnovio y sus cómplices cuando los sorprendió robando en su casa, El 5 de abril de 2015 su cuerpo fue encontrado en una camioneta de la colonia Lomas de la Trinidad, dos días después de que la familia denunciara la desaparición.

Ana Ivette González Salas murió por una herida de arma blanca en el cuello la madrugada del 3 de abril de 2015; ese fue el último día que habló con sus papás, que se encontraban de viaje, A la 1:44 de la mañana de ese viernes una cámara del fraccionamiento Real de Bugambilias grabó un automóvil León que salía, a las 2:20 se fue la camioneta Dakota de la familia conducida por uno de los ladrones; la joven iba sometida en el asiento trasero.

Miguel Ángel Godínez Rentería, hallado culpable del crimen por un juez, sabía que no estaba la familia de Ana Ivette y planeó el robo de las joyas que la mamá de ella vendía.

Sin embargo no contaba con que su ex novia regresaría pronto a la casa y Miguel y sus cómplices la sometieron y se la llevaron en la camioneta, burlando la vigilancia de los guardias del fraccionamiento.

En el camino la asesinaron y dejaron su cuerpo en el mismo vehículo, que abandonaron en la calle Laguna de Metztitlán de la colonia Lomas de la Trinidad.

El domingo los vecinos reportaron al 911 la camioneta Dakota, en ella policías encontraron el cuerpo de una joven y poco después se comprobó que se trataba de Ana Ivette.

Caen una semana después

El jueves 9 de abril del año pasado, seis días después del crimen de Ana Ivette González, la Procuraduría de Justicia presentó a Christian Javier Godínez Rentería (hermano de Miguel Ángel) y a Claudio Andrés Rivera Sánchez como dos de los cuatro implicados en el homicidio.

Esa misma tarde se detuvieron a una joven embarazada, Melissa Livier Coral Medina, entonces pareja de Miguel Ángel; éste no había sido capturado.

Agentes ministeriales lo tenían ubicado, la mañana del 10 de abril se arrojó al paso del tren tras dejar una nota en la que confesó su participación en el robo y asesinato de su ex novia Ana Ivette.

Miguel Ángel no murió, fue hospitalizado con ambas piernas amputadas.

Los cuatro jóvenes estuvieron bajo investigación y el 16 de abril todos quedaron formalmente presos, en diciembre de ese mismo año Melissa quedó en libertad.

La joven pagó la reparación del daño y con dos reducciones de condena volvió a casa con su hijo, hoy de 2 años.

A dos años cinco meses del crimen que conmovió a la ciudad un juez dictó sentencia para los tres hombres: Miguel Ángel pagará una condena de 58 años y tres meses de cárcel;  Claudio Andrés 56 años y nueve meses, y Christian Javier obtuvo una condena de 52 años y tres meses en prisión.

Loading...