Loading...

Los próximos extraditables del Cártel de Sinaloa

Loading...

“El Señor de los Túneles” teme ser enviado a Atlanta, una Corte de Distrito distinta a la del Sur de California, a la que concedió su entrega la SRE.

Ante tribunales federales en México, Juan Manuel Álvarez Inzunza “El Rey Midas”, considerado el operador financiero del cártel; José Sánchez Villalobos “El Viejo Quirino”, encargado de la construcción y operación de narcotúneles; y Ana Marie Hernández Ledezma “La Muñeca”, vendedora de información sobre los movimientos de Aduanas y Protección Fronteriza a narcotraficantes para el trasiego de drogas, promovieron juicios de amparo desde las prisiones donde se encuentran recluidos.
Detenido en el Estado de Oaxaca en marzo de 2016, Álvarez Inzunza es reclamado por los norteamericanos para ser procesado por seis cargos de asociación delictuosa ante la Corte Federal para el Distrito Sur de California, señalado como uno de los principales lavadores de dinero del grupo delincuencial.
Aduciendo que le confunden y no es la persona que el gobierno extranjero reclama, “El Rey Midas” solicitó la protección de la justicia federal mexicana. El amparo le fue negado el 28 de febrero de 2017. Actualmente el asunto se encuentra en revisión en un Tribunal Colegiado en Materia Penal de la Ciudad de México, mientras el quejoso está internado en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) Número 1 Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México.
Por su parte, José Sánchez Villalobos, llamado “El Señor de los Túneles”, capturado en enero de 2012 en Zapopan, Jalisco, fue acusado por un Gran Jurado federal en San Diego, California, con trece cargos relacionados con los dos túneles asegurados por autoridades estadounidenses el 25 de noviembre de 2010 y el 29 de noviembre de 2011, cerca de la frontera internacional.
Sánchez perdió diversos juicios de amparo interpuestos en contra de la orden de procedencia que concedió su extradición internacional por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) el 5 de diciembre de 2013. Ahora, en espera de su entrega, el presunto narco no quiere que le pase lo mismo que al ex líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, extraditado a una Corte diferente (Nueva York) a las que formalmente había peticionado su cesión (California y Texas).
Por lo anterior, “El Viejo Quirino” presentó una nueva demanda de amparo argumentando que personal del área jurídica del Reclusorio Preventivo Norte -donde ahora se encuentra preso- le manifestó que las autoridades responsables tenían una orden para excarcelarlo a fin de ser trasladado al hangar de la Procuraduría General de la República (PGR) en el Aeropuerto de la Ciudad de México, para ser entregado a autoridades estadounidenses “mediante una extradición fuera de procedimiento”.
Ante el Juzgado Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Capital mexicana, Sánchez Villalobos expresó en su escrito de garantías “… ya que se me pretende sacar del país, no sólo para ser juzgado por la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de California, Estados Unidos de América, dentro del proceso antes indicado, sino además, para ser procesado ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito de Atlanta, por delitos diversos a los cuales se concedió su extradición”. La demanda fue admitida y se encuentra en estudio.
Otra vieja conocida de la justicia norteamericana es Ana Marie Hernández Ledezma “La Muñeca”, considerada mediáticamente la narcotraficante más sexy del mundo. La mujer fue detenida en octubre de 2015, en Chihuahua, con base en una orden de detención provisional con fines de extradición dictada en el Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales con residencia en el Distrito Federal.
La presunta criminal, de 40 años de edad, encarcelada en el Cefereso femenil número 16 CPS Morelos, condenada en la Unión Americana por tráfico de drogas y ayudar e instigar el soborno de un oficial público, promovió una petición de garantías ante el Juzgado Décimo Tercero de Amparo en Materia Penal de la Capital del país.
“La Muñeca” reclama el acuerdo de 27 de marzo de 2017 por el que la SRE declaró procedente su extradición a la Corte de Distrito Oeste de Texas, además de actos de tortura por parte de autoridades norteamericanas cuando estuvo detenida en esa nación, ya que asegura la hostigaron psicológicamente, con la amenaza de que “si no firmaba el documento de confesión que se encontraba en inglés, irían por sus familiares y los acusarían de cómplices”.
El juez de Distrito rechazó las pruebas de la presunta tortura, pues, de haber ocurrido, esto fue en otro país, donde no tiene jurisdicción. En tanto, el juicio de amparo continúa, por lo que ve a la extradición.
 
“El Rey Midas”
El 12 de mayo de 2016, el gobierno de Estados Unidos de América solicitó formalmente la extradición de Juan Manuel Álvarez Inzunza para ser procesado por seis cargos de asociación delictuosa en el segundo proceso superveniente ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de California.
Luego de la opinión jurídica del juez decimotercero de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México, el 17 de agosto de ese año, en el sentido de que no observó ningún impedimento para la extradición de “El Rey Midas”, el 14 de septiembre siguiente, la SRE determinó procedente la entrega del mexicano a la justicia extranjera.
La imputación formulada al presunto operador financiero del Cártel de Sinaloa, por parte del fiscal auxiliar Johnston, del Distrito Sur de California, refiere que a inicios de 2013 se investigó a varias personas asociadas con dicha organización delictiva que se dedicaban a coordinar la transferencia de ganancias del narcotráfico de la Unión Americana hacia México. En la investigación, Álvarez Inzunza fue identificado como uno de los lavadores de dinero clave.
“El Rey Midas” es considerado como responsable de transferir millones de dólares en ganancias del tráfico de drogas. Específicamente, coordinaba la recogida de ganancias en Estados Unidos y la transferencia de fondos a varios lugares internacionales para financiar la compra de narcóticos. La investigación reveló que Juan Manuel estaba implicado en la compra, distribución e importación de cocaína y metanfetamina a Norteamérica.
Durante el curso de 2013 y 2014, las autoridades estadounidenses aseguran haber interceptado legalmente y grabado miles de mensajes electrónicos enviados vía aparatos BlackBerry. De las intervenciones, se desprende que el inculpado estuvo relacionado con varias incautaciones de grandes cantidades de dinero en el país del norte.
Se le vincula con el aseguramiento de 250 mil dólares el 4 de diciembre de 2013 en Nueva York; el decomiso de 225 mil dólares el 17 de febrero de 2014, también en Nueva York; 200 mil dólares el 18 de febrero de 2014 en Boston, Massachusetts; y finalmente, 397 mil 210 dólares el 7 de mayo de 2014 en Detroit, Michigan.
Además, le implican en la compra e importación de narcóticos a Estados Unidos. De grabaciones interceptadas y grabadas el 25 de febrero de 2014, las autoridades norteamericanas obtuvieron el dato de que el extraditable acordó enviar fondos para la compra de un envío de 80 unidades de narcóticos en Panamá. Posteriormente, en mayo de 2014, otros mensajes intervenidos refirieron de un intento fallido de comprar 50 kilogramos de cocaína en Panamá.
Otras conversaciones captadas por las agencias norteamericanas sobre la importación de narcóticos a Estados Unidos desde México, permitieron el 10 de mayo de 2014, el aseguramiento de 8 kilos 750 gramos de metanfetamina. Mientras que a través de correo electrónico se obtuvieron mensajes en los que Álvarez Inzunza coordinaba la transferencia de fondos desde México a China, con el fin de financiar la compra de grandes cantidades de precursores químicos que se usan en la producción de metanfetamina.
 
“El Señor de los Túneles”
La declaración jurada de un fiscal auxiliar para el Distrito Sur de California señaló que “se cree que José Sánchez Villalobos era el miembro más alto de la jerarquía de una organización narcotraficante responsable de construir y utilizar túneles que cruzaban la frontera para importar marihuana a los Estados Unidos”. Sánchez vigilaba el traslado de la marihuana del sur de México al norte de México, y el almacenaje de la marihuana en casas de alijo antes de su importación a Estados Unidos.
También se acusa al extraditable de supervisar la construcción de los túneles que cruzaban la frontera del territorio mexicano a estadounidense, y exigía informes frecuentes del avance de las obras a sus cómplices subalternos, además de determinar quién podía pasar de contrabando la marihuana por los túneles, así como la cantidad de marihuana que se enviaría por los túneles y cobraba cuotas a los narcotraficantes por el uso de los túneles.
Al iniciar mayo de 2010, las autoridades estadounidenses interceptaron comunicaciones telefónicas de Sánchez y sus cómplices que lo llamaban de diferentes maneras, con sobrenombres como “Quirino” y “Primo Garañón”. A través de los mensajes se identificaron y vigilaron sus movimientos, incautando más de 41 toneladas 855 kilogramos de marihuana y cerrando dos túneles entre 2010 y 2011.
En agosto de 2010, los norteamericanos descubrieron una bodega en el sur de California, cerca de la frontera entre ambos países, la cual se creía que contenía la puerta de salida de un narcotúnel, pero los narcotraficantes se dieron cuenta de la vigilancia y José Sánchez ordenó que ya no se utilizara el pasadizo y extrajeran una carga de marihuana que había en una casa de alijo. Los narcos reportaron a su jefe que parte del cargamento fue asegurado por las autoridades.
En noviembre del mismo año fue otra bodega en el sur de California, cerca de la frontera de Estados Unidos y México, la cual sospechaban contenía un punto de entrada a un túnel. El día 25, la vigilancia rindió frutos, al observar una camioneta saliendo del inmueble, y tras un seguimiento hasta Temecula, California, agentes norteamericanos le interceptaron, asegurando más de 12 toneladas y media de marihuana. Después, con una orden judicial, las autoridades ingresaron al almacén para descubrir el túnel y más de tres toneladas y media de marihuana. El conducto tenía salida a otra bodega, ahí mismo, en territorio estadounidense, la misma que se había detectado tres meses antes y se había ordenado su abandono.
Las acciones no impidieron la operación del grupo criminal en la construcción de túneles ordenados por Sánchez Villalobos. Nuevas intervenciones telefónicas llevaron a autoridades mexicanas al aseguramiento de 15 millones de dólares producto del narcotráfico en noviembre de 2011 y a las autoridades norteamericanas a detectar y vigilar otra bodega ubicada en la frontera de California y Baja California, donde al parecer estaba la puerta de salida de un nuevo túnel.
Entre el 28 y 29 de noviembre de 2011, previo seguimiento, las autoridades detuvieron en City of Industry, California, un camión que había salido del predio sospechoso. En la unidad eran transportadas más de 10 toneladas 600 kilogramos de marihuana. Con autorización de un tribunal se efectuó un cateo en la bodega, donde se localizaron 15 toneladas de marihuana extraídas del narcotúnel.
Las fincas donde estaban las bocas de salida de los subterráneos ostentaban razones sociales de empresas fantasma, operadas por individuos en los Estados Unidos para despistar la atención de las autoridades, por órdenes de José Sánchez Villalobos.
 
La “narca” más sexy
Decenas de versiones no confirmadas se han escrito sobre Ana Marie Hernández, a quien los medios llamaron la narcotraficante más sexy del mundo. Fue ligada al Cártel de Sinaloa, pero también se le acreditan vínculos con el Cártel de Juárez. Trabajaba para las organizaciones criminales aprovechando el cargo de su esposo, Daniel Ledezma, como funcionario de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en el Estado de Texas, detenido en 2010 tras descubrirse su involucramiento con el trasiego de drogas.
“La Muñeca” y su hermano contactaban con la empresa criminal interesada en cruzar estupefacientes de Ciudad Juárez hacia El Paso, y entonces, el marido de Ana Marie le avisaba, usando un lenguaje codificado, por cuál carril de inspección podía pasar algún cargamento.
Testigos declararon a las autoridades norteamericanas que la pareja estaba involucrada en el contrabando de ocho grandes cargamentos de cocaína, algunos a través del Puente de las Américas, puerto de entrada en El Paso. Se estima que cada carga contenía entre 300 y 500 kilogramos del alcaloide, recibiendo los conspiradores 100 mil dólares en promedio por cada vehículo que cruzaba exitosamente.
Con la droga del otro lado, Ana Marie se movía aprovechando su belleza y elegancia que no despertaba sospechas, y distribuía la droga en Chicago, Miami, St Lois y diversas ciudades de Florida. Sin embargo, su vida ostentosa llamó la atención de los agentes de la DEA, pues gustaba de lujos y gastaba miles de dólares en zapatos y ropa. La erogación de 30 mil dólares en la construcción de una piscina en su casa de El Paso y un viaje de cuatro días a Las Vegas dieron certeza a las autoridades de su ilícita opulencia.
Ledezma se declaró culpable de la acusación y fue sentenciado a una pena de nueve años, dos meses en prisión, así como al pago de una multa por 100 mil dólares. “La Muñeca”, que estaba libre bajo fianza, también fue condenada en 2013, pero aprovechó esa ventaja para escapar hacia territorio mexicano, donde finalmente fue localizada en octubre de 2015 y recluida en el nuevo Cefereso 16 CPS Morelos para mujeres que cometen delitos federales.
Ana Marie se declaró confesa en audiencia celebrada el 21 de junio de 2010, bajo juramento ante la Corte Americana, de haber participado en los hechos delictivos que las autoridades estadounidenses le atribuyeron, por lo que se le declaró culpable de los delitos de asociación delictuosa para importar cinco kilogramos o más de cocaína a los Estados Unidos y ayudar e instigar el soborno de un oficial público, aunque ahora, en un juicio de amparo refiere que fue violentada psicológicamente.
Doble derrota de “El Sillas”
La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó el amparo y protección de la Justicia de la Unión que pretendía obtener el narcotraficante Juan Francisco Sillas Rocha “El Sillas” o “El Ruedas” para no ser extraditado a Estados Unidos.
Por su parte, un juez federal negó el amparo al que fuera lugarteniente del Cártel Arellano Félix (CAF) para ser trasladado del penal federal de máxima seguridad de Puente Grande, donde se encuentra preso, al Reclusorio Preventivo Oriente de la Ciudad de México.
Por unanimidad de votos, los ministros de la Primera Sala confirmaron la negativa de amparar a “El Sillas” contra el acto reclamado a la Secretaría de Relaciones Exteriores que dictó el acuerdo de procedencia de extradición internacional para ser procesado en la Corte Federal del Distrito de Dakota del Norte.
Juan Francisco Sillas deberá enfrentar cargos por asociación delictuosa para poseer con intención de distribuir más de 500 gramos de metanfetamina, cinco kilos de cocaína y mil gramos de marihuana; involucrarse en una empresa criminal continuada y asociación delictuosa para cometer homicidio en una empresa criminal continuada.
El presunto delincuente fue detenido en Tijuana, Baja California, en noviembre de 2011, acusado de secuestro y delitos contra la salud, además de contar con orden de detención provisional con fines de extradición dictada por el juez cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México. Desde entonces, “El Sillas” se encuentra recluido en el Cefereso Número 2 Occidente en Puente Grande, Jalisco.
Pedro Cruz Ramírez, abogado del extraditable, promovió recientemente un incidente ante el juez que conoció del procedimiento de extradición para que su cliente sea trasladado del penal federal al Reclusorio Preventivo Varonil Oriente de la Capital de la República, el cual es de mediana seguridad.
Sin embargo, el juzgador rechazó “de plano por notoriamente improcedente el incidente que se promueve, toda vez que adverso a las pretensiones del ocursante, su defendido ya no se encuentra a disposición de este Juzgado”. Y es que el juez emitió su opinión jurídica y entonces quedó a disposición de la cancillería mexicana, la cual declaró procedente su entrega al país del norte.
De esta forma, el día para que “El Sillas” y/o “Juanillo Sillas” y/o “Mauricio” y/o “El Ruedas” y/o “Francisco Rocha Cázares” sea extraditado se aproxima.
Los próximos extraditables del Cártel de Sinaloa
Loading...