Loading...

Vídeos evidencian que Fiscal de Michoacán encubre matanza de Cuitzeo

Loading...
El fiscal Alfredo Becerril comparecerá por el registro fílmico de su actuación ilegal en el cateo al rancho del ex alcalde de Álvaro Obregón, acusado de la ejecución y calcinación de 10 civiles.
Vídeos evidencian que Fiscal de Michoacán encubre matanza de Cuitzeo
Es una de las pruebas que la defensa usará contra su fiscalía por presuntamente encubrir a policías ministeriales a su cargo, La videograbación muestra a Alfredo Becerril Almazán, Fiscal Especial para la Atención de Delitos de Alto Impacto en Michoacán, titular de la principal oficina de persecución criminal de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado, dirigir el cateo al rancho Santa Fe, propiedad del ex edil Juan Carlos Arreygue Núñez, en el municipio de Álvaro Obregón.

Su fiscalía acusa al ex alcalde del homicidio de 10 civiles encontrados calcinados en un paraje de Cuitzeo, Michoacán, el 30 de julio de 2016, según la causa penal 381/2016. Los únicos dos testigos contra Arreygue son su ex director de seguridad municipal Marín Martínez Correa y el policía ministerial Marco Antonio Flores Jiménez, subalterno del fiscal.

En la escena avanzada del cateo, hecha el 26 de agosto de 2016, en la segunda planta de la residencia, entra el abogado de Arreygue, Ignacio Mendoza Jiménez. Luce tenso. Un trabajador le dijo que el personal ministerial violó el candado de la puerta y que le quitó su celular. Becerril lo tiene a él y a 3 personas más ante su vista, mientras los policías se despliegan por el lugar.

-Ustedes si quieren se pueden bajar- Mendoza le dice a los civiles previendo alguna siembra de evidencia. Él y su colega Carlos Martínez Rosas corroboran la revisión que el único equipo de peritos hace en una habitación.

-¡No van a bajar!- les ordenó el fiscal que en Michoacán persigue los delitos de homicidio, desaparición, actuación criminal de policías y lavado de dinero, arguyendo el respeto a la ley.

Pero el que estaba actuando ilegalmente era Becerril, pues no estaba en el listado del personal ministerial autorizado a realizarlo por parte del juez Noé Reyes Millán, conforme a la audiencia del 25 de agosto, -filmada de acuerdo al nuevo sistema de justicia oral- realizada en la sala civil 9 del Supremo Tribunal de Justicia de Morelia:

El video del cateo lo grabó la oficina de Comunicación de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) estatal, según Mendoza, para difundir en los medios de comunicación el presunto hallazgo de evidencia contra Arreygue: 3 cargadores calibre 10 milímetros (uno en el cajón vacío de un buró, otro en una chamarra, y dos balas de igual calibre en una camioneta), que de acuerdo a la fiscalía, fue el calibre que se encontró en 1 de los 10 cadáveres. En 2 más los exámenes forenses no precisaron el calibre, y en los demás se dictaminó que la muerte fue por razones “indeterminadas”.

Ahora, sin embargo, ese video se volvió un bumerang contra Becerril: acompañará la denuncia penal que hoy Arreygue, a través de su defensa, interpondrá contra él y su subalterno Luis Méndez Romero, entonces agente del Ministerio Público encargado de la Fiscalía de Homicidios, por los delitos de allanamiento de morada y contra la administración y procuración de justicia de acuerdo a los artículos 263, 280 y 281 del Código Penal para el estado de Michoacán.

Y a decir de Mendoza, es una de las evidencias centrales que muestra la fabricación de pruebas y la omisión de líneas de investigación que involucran a policías ministeriales a cargo de Becerril, violando así el debido proceso a la libertad de Argueyes y de cuatro policías municipales acusados de ser los homicidas.

“El hecho de que hagas un cateo violando el proceso sugiere que lo hiciste porque algo quisiste plantar”, externa Mendoza sobre Becerril, que estuvo al frente de la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR) cuando ocurrió la masacre de Apaztingán en 2015, en la que testigos denunciaron la fabricación de pruebas para encubrir ejecuciones extrajudiciales de civiles por parte de Policías Federales (PF).

Becerril arribó al estado como parte del equipo de Alfredo Castillo cuando fungió como Comisionado Federal de Seguridad en Michoacán.

Arreygue, en la primera entrevista que concede en el interior del Centro de Reinserción Social David Franco Rodríguez a las afueras de Morelia, llamado penal de Mil Cumbres, asegura que es inocente. Afirma que a la 1:20 am del 1 de agosto se le pidió ir a la PGJ a dar su testimonio por ser la autoridad municipal. Dice que lo incomunicaron por 15 horas sin la presencia de un abogado y sin informarle su situación legal.

Luego se le presentó Becerril y le advirtió: “La manera en la que te zafemos de este asunto es que convenzas a tu familia que nos escriture el rancho donde ustedes viven”, en referencia al rancho Santa Fe que tiene una extensión de 25 hectáreas. Arraygue externa que su madre lo heredó a sus hijos hace 18 años. Dice que se negó y el fiscal lo amenazó”: “Entonces te vamos a meter a la investigación”.

Mañana martes, además, Becerril y Méndez deberán comparecer ante un juez de control en el que la defensa buscará acreditar la nulidad del cateo, pues los cargadores son la única evidencia material que hasta el momento podría inculpar al ex edil, pues él y los 4 policías municipales resultaron negativos en la prueba de radiozonato. En opinión de Mendoza, si esta prueba se anula, se allanará el camino para la liberación de los acusados.

Loading...