La emboscada en contra de las fuerzas federales se registró en el paraje conocido como Limonares de la agencia municipal La Encrucijada, municipio de Palmar de Bravo, donde el pasado reciente fueron ejecutados tres agentes estatales antisecuestros del gobierno del estado de Puebla.