Loading...

“El Chapo” Guzmán se acordó de uno de sus más fieles pistoleros

Loading...

El detalle floral postrado en la tumba de Ricardo Adrián Arellano Noriega “El Perrillo”, quien fue asesinado el pasado 24 de octubre, no fue el único con una cinta a nombre de Joaquín Guzmán Loera. 

“El Chapo” Guzmán se acordó de uno de sus más fieles pistoleros

Manuel Torres Félix, El Ondeado o el M1, uno de sus más fieles pistoleros, también recibió una corona de rosas rojas similar el pasado Día de Muertos, en Octubre del año 2012, fue abatido Manuel Torres Félix, El Ondeado o el M1, por el Ejército Mexicano. Era hermano del presunto narcotraficante Javier Torres Félix, ambos ligados al cártel de Sinaloa.

El M1 murió en un enfrentamiento a balazos entre militares y presuntos delincuentes en las inmediaciones de la comunidad de Oso Viejo, en el municipio de Culiacán, capital del estado, confirmó en su momento la Procuraduría de Justicia de Sinaloa, el procurador del estado, Marco Antonio Higuera Gómez, explicó que hasta el momento no existe una identificación oficial del cadáver.

Los hechos se registraron a las 02:00 horas cuando los soldados se enfrentaron con la célula del cártel de Sinaloa que estaba bajo las órdenes de Manuel Torres, de acuerdo con los primeros reportes de las autoridades.

Ert5tyr6.jpg_1737818201

Los elementos del Ejército resguardaron la escena del crimen y no permitieron el acceso de los medios de comunicación, en tanto que el cuerpo fue trasladado bajo un fuerte dispositivo de seguridad a las instalaciones del Servicio Médico Forense de Culiacán.

Los Torres Félix y El Cártel de Sinaloa

Los hermanos Manuel Torres Félix y Javier Torres Félix, el famoso “JT” fueron líderes de sicarios más cercanos a la cúpula del Cártel de Sinaloa.

Javier Torres Félix sigue preso en México, tras haber sido deportado de Estados Unidos al concluir un proceso judicial por el delito de narcotráfico tras haber sido arrestado en 2004, en el residencial Colinas de San Miguel en Culiacán, Sinaloa.
Su captura no impidió que el resto de su familia siguiera sus pasos, haciéndose fama a ‘plomo y sangre’.

En 2001, un tío del “JT” fue acribillado junto con varias personas en la comunidad de El Limoncito de Alayá, Cosalá. Para Javier Torres, ese fue un duro golpe, pues fue culpado por la muerte de inocentes. Años después, su hijo, Joel Torres, burló a la muerte no en una, sino en tres ocasiones, tras haber sobrevivido a severos ataques a balazos.

La muerte del “Tachío”. Una de las tragedias que también ha enlutecido a la familia Torres Félix, fue el asesinato de Atanasio Torres Acosta, “El Tachío” o “El M4”, ocurrido el 19 de abril del 2008, cuando junto con su esposa y una menor fueron ‘rafagueados’ en el fraccionamiento Montebello.
El “M4” era hijo del también extinto Manuel Torres Félix, “El Ondeado”, quien fuera abatido por militares en la comunidad de Oso Viejo, Quilá, el 13 de octubre del 2012.

Otros miembros de la familia que también han fallecido han sido Raúl Meza Torres, “El Mini 6” y Francisco Torres, apodado “El 50”.

Este último murió tras un enfrentamiento contra fuerzas federales y del estado en la colonia El Vallado a mediados del 2013, cuando se encontraba junto con más sujetos en una casa de seguridad.

De esta forma, la dinastía Torres Félix ha quedado marcada por la violencia y por el correr de la sangre.

Loading...