Loading...

Lo contactaron por Facebook para ejecutar; era sicario, tiene 14 años (Vídeos)

Loading...

A su casilla de mensajes de Facebook le llegó un encargo: un asesinato a cambio de US$1.900, un taxi iría por él para cometer el crimen.

Lo contactaron por Facebook para ejecutar; era sicario, tiene 14 años (Vídeos) La persona que lo contactó le explicó en qué consistía el “trabajo” y acordaron verse el sábado pasado en una de las principales avenidas de la ciudad, y así sucedió, a plena luz del día un chófer de taxi condujo al adolescente de 14 años a una zona conocida por sus bares y venta de drogas, donde le dieron una arma y le señalan a la persona.

A la cual había que privar de la vida, un hombre de unos 35 años de edad, al encontrar a su víctima se bajó de un taxi, caminó hacia su víctima y le disparó a la cabeza con un arma calibre .40, quiso darse a la fuga de manera inmediata, corrió por la avenida Revolución, pero policías municipales lo alcanzaron, le aseguraron el arma y confesó lo que había hecho.

Luego fue remitido al Juzgado Especializado en Justicia para Adolescentes, la víctima, informaron las autoridades, recibió heridas de bala en el rostro, pecho, el costado izquierdo y en ambos hombros y falleció mientras recibía atención médica.

Miguel Ángel Guerrero, coordinador de Investigaciones Especiales de la fiscalía del estado de Baja California explicó que Ulises Abraham de 14 años fue detenido por el crimen por el cual le pagarían 31 mil pesos.

Asimismo, expuso que ya se ha contactado a los padres del menor y que será el Juzgado para Adolescentes el que determine lo conducente.

Las autoridades difundieron una foto del adolescente en la que porta una camisa blanca con rayas color azul y rojo. Aunque no es posible identificar su rostro, se observa que es delgado y de cabello negro.

Los cárteles de narcotraficantes y las bandas criminales que operan en México reclutan a menores para cometer crímenes y sumarlos a sus filas, muchas veces para actuar como “halcones” (espías) que reportan los movimientos de autoridades en las calles.

En México hay unos 5.000 jóvenes presos por la comisión de delitos graves, de los cuales el 22% es por homicidio, una elevada cifra que empaña una realidad todavía más lacerante.

Muchos de estos niños y adolescentes caen en las redes del crimen organizado por problemas familiares, pobreza, desvinculación del sistema educativo o adicciones y se ven abocados a incurrir en delitos que les marcarán para siempre.

En marzo, un niño de 13 años que portaba un fusil de asalto AK-47, un rifle, una pistola, cartuchos y droga fue arrestado en Monterrey, la tercera ciudad más grande de México.

En 2013, un adolescente conocido como “El Ponchis” fue liberado después de pasar tres años en un centro de detención para menores en Morelos por cometer sanguinarios asesinatos para un cártel narcotraficante, un caso que sacudió al país en 2010 y evidenció el reclutamiento de menores por las bandas criminales.

El Comité de los Derechos de los Niños de las Naciones Unidas denunció recientemente el reclutamiento de menores en México por parte de la delincuencia organizada.

Dijo que las medidas políticas han sido “insuficientes” e instó a aplicar un protocolo que aleje a los menores del crimen.

Loading...